Ruralidades

Amuay

Nos duele carajo, como si hubiesen sido nuestros hijos e hijas, los y las que murieron en la terrible explosión de la refinería de Amuay, que nos hizo remover el dolor que sufrimos, años ha, cuando murieron en nuestros brazos, de manera sucesiva, 18 mineros de carbón en Naricual. El primero, nuestro padre. Desgracia aquella que no ablandó coraje, a pesar de las lágrimas.

Entonces, nuestra tragedia no llamó a la canalla. Pero el sábado 25 de agosto próximo pasado  Globovisión, intrigante de las tinieblas, estuvo ahí, a la primera hora, como quien “pica primero para que no se me adelanten”. Y uno acá, en estas serranías se pregunta: ¿Será que los “cerebros” del canal de las intrigas y celebradores de la muerte usurparon también el poder de la adivinación? Si es así ¿por qué no le dicen la verdad a Radonski?

Ahora bien, como los farsantes, y algunos con antecedentes obscuros (Toro Hardy, Leopoldo López por ejemplo) se sumaron a la campaña asquerosa contra la nueva PDVSA y sus técnicos. Añorantes, ellos, de la servil “meritocracia” que se arrodilló ante la “sapiencia” de los poderosos de la antigua Creole y Shell, tenemos que recordarles que sus maestros de las transnacionales con toda y su habilidad imperial, nos trajeron desgracias peores que la de Amuay. Que ustedes, lamesuela, encabezados por Globovisión, el secuestrado periódico “El Nacional” y, como las morochas del perro, “El Universal”, se encargan hoy de vitorearle “sabiduría”.

Pero para que ese “matrimonio” con la “sabiduría”  yanquilófila se le vean las costuras que hoy pretenden olvidar, tenemos que recordarles unas cuantas masacres ocurridas en estos pueblos del “patio trasero” del sabihondo imperio norteamericano e inglés. Ahí está nuestra rediviva Lagunillas de Aguas que fue quemada, con toda su gente, de mayoría Wayú, despreciada por los racistas norteamericanos a quienes les estorbaban para sus actividades petroleras y como “inconvenientes” para la red de extracción que, a la postre, acabó con las aguas cristalinas del lago. Y que, al sur de ese otrora gran reservorio de aguas y peces de agua dulce, los niveles de las calles de esas poblaciones y ciudades se hundieron de tanta succión con su pitillo del diablo. Y de la Lagunillas, de un salto, a Tejerías con un saldo de 150 muertos.

Y de los mismos expertos ingleses herederos de la sabiduría de la Shell, se encargarán de la denuncia y para siempre, los mexicanos y su golfo, donde la muerte fue una incógnita. La misma canalla mediática internacional se encargó de ponerle el antifaz con todo y boquera, al posible grito de la realidad. Pero trascendió la muerte en “gotas” como consecuencia de la diabólica contaminación de aquellas aguas por los borbollones de petróleo escapados del fondo del mar, que los expertos ingleses y norteamericanos no pudieron contener durante más de 4 meses.

Luego entonces ¿a cual venezolano o venezolana de esta nueva Venezuela; la de Fabricio Ojeda, de Alberto Lovera, de la Patria de ese gran hombre que es Hugo Chávez Frías, pretende seguir engañando Globovisión; Radonski y sus asesores, como Leopoldo López, golpista-uribista, cono eso de la inexperiencia de los hombres y mujeres de la nueva PDVSA? 

Por nuestra parte, con humildad no vergonzante, felicitamos al Ministro Rafael Ramírez y a sus camaradas expertos de PDVSA. Adelante valiente, y ojalá escuchemos el sábado 8-S, y lunes 8-O desde la misma hora 1:00 am, las cornetas de las gandolas por la recuperación de la Refinería y el triunfo del pueblo encabezado por Hugo Chávez.

Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos!

 pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1185 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor