Ruralidades

Metrocable y vivienda

Su atención, Presidente Chávez, Ministro Farruco. No es necesario hablar de humildad. Ustedes son pueblo. Además, la humildad es un lastre que el sistema envejecido nos sembró en el alma creyendo que para siempre. Tampoco son loas cuando reconocemos las obras que benefician a nuestros compatriotas desposeídos por la canalla oligarca, y una de esas obras, entre otras muchas, es la del metro cable de los cerros de San Agustín en Caracas. Pero desearíamos, con usted, que esa obra hiciera contacto con viviendas dignas para los desposeídos, lo que por ahora se hace imposible dado que adecos y copeyanos nos obligaron a mal vivir en los cerros de las ciudades, sin servicios públicos y en precarias viviendas que con los primeros “aguaceros” colapsan.  

Luego entonces, si esa importante obra, casi un funicular, la propuso e hizo construir el Presidente Chávez, nos atrevemos a decirlo, no fue con la idea de que continuaran nuestros compatriotas de los barrios pobres condenados a mal vivir en esas inestables barriadas. Además, la misma oligarquía nos dejó otro mal ejemplo con el tan promocionado “Proyecto Catuche”  asignado a la misma gente pobre cuyas familias con numerosos niños, quedaron expuestos al mismo riesgo de las inundaciones mientras declaraban los escombros que abandonaron en la Pastora como “Patrimonio de la humanidad”. Es decir, otra argumentación para hacer creer a los que ellos todavía desprecian como tontos, que esas destartaladas “casas” de vecindad, en terrenos de la nación, son intocables. 

Consignado a largos rasgos que no estamos de acuerdo con los que proponen el “mejoramiento” para que los pobres continúen en esas mismas viviendas del mal vivir, nos arriesgamos a que nos tilden de ignorante al pedir una precisión a lo declarado por la artista… Natalya Critchley (23-03-2011.UN) cuando el periodista le comenta “que el reciclaje y las tecnologías verdes son indispensables para darle sustentabilidad a las estaciones del Metro cable”. A lo que ella le adiciona: “y también de las comunidades”. A lo que uno se pregunta: ¿Esa “sustentabilidad” de la artista Critcheley “favorecerá” a las comunidades en ese mismo sitio del sobresalto permanente ante el temor de quedar damnificados o muertos? 

Por nuestra parte opinamos, como el periodista, que la sustentabilidad debe ser solo para el Metro cable de manera que este quede al servicio, cual teleférico, para que los mismos compatriotas que soportaron las penurias, puedan regresar a esas cumbres arborizadas, ahora sí, desde una vivienda digna que el gobierno del Presidente Hugo Chávez y su Ministro de la Vivienda para Caracas, Farruco Sexto, le asignaran en los nuevos edificios construidos hasta cinco pisos en los espacios que dejarán las asquerosas y mal nombradas como “pensiones” de la Pastora, San Juan, La Candelaria y Santa Rosalía, donde existen los servicios públicos que los egoístas de las “pensiones” utilizan gratis. 

Patria, socialismo o barbarie.

pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1749 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor