Sindéresis

Los votos no se pesan

Un viejo adagio electoral que sacude con furor las urnas electorales cada vez que sus resultados son de difícil interpretación, reza que los votos se cuentan, no se pesan. Entonces los resultados habidos a través del evento electoral del domingo merecen una interpretación en base al número de votos de las partes disputantes y no en base al resultado absoluto. Si se discute por ejemplo la ligera ventaja que Goyo Graterol obtuvo sobre Melvin López en el circuito 3 del estado Falcón sin tomar en cuenta la histórica ventaja cuantitativa que Goyo ha tenido en los últimos comicios en la ciudad de Coro no se esta siendo objetivo. Y si no se toma en cuenta que el triunfo del Alcalde de Miranda en su momento, se obtuvo a través de una avalancha donde un importante sector opositor tomó parte, menos objetiva aún será la observación. O sea que un significativo caudal de la avalancha volvió a su cauce. No pudo, y es una inobjetable realidad, contener en su fuero el PSUV, ese importante recurso de votos para la victoria electoral en el circuito 3.

Por eso las barbas en remojo que en los próximos días habrá de poner el PSUV para el sincero análisis de sus cuentas, no deben desde ya empañarse con artificiosos análisis alejados de una realidad que sacude la epidermis de la revolución. Hasta se ha dicho que el PSUV, en Falcón salió ganancioso. Y en revolución, no hay ganancia si no se avanza. Porque como salir ganancioso cuando en Punto Fijo y Los Taques, motor electoral fundamental que ha catapultado los triunfos rojos de todos los eventos, se haya puesto al filo de la derrota y con una salvación casi milagrosa se disloca una  histórica ventaja que casi duplicaba al sector opositor. 

Es verdad, que se  ganó ese circuito, pero ese no es el justo interpretativo de esa ocurrencia. Porque si se ve por allí, otra vez se empiezan a construir nuevas derrotas. El conteo de los votos lo que dice casi a gritos, es que si no se renuevan muy pronto las autoridades del PSUV, seguirá aumentando su adversidad numérica.

El número dice que si no hay nuevos liderazgos que asuman con creatividad socialista sus ingentes tareas, crecerá en descontento.

Las cuentas dicen que tienen que mejorar la eficiencia de las gestiones públicas y la eficacia en los servicios elementales de  la vida diaria. Nada se hace con poner resultados en una balanza a través de vacios análisis que ya la gente no traga. Hay una realidad, si, que hay que sopesarla. Por que eso si, la realidad electoral si se pesa.  Y si esa realidad se pretende pesar sin medir con objetividad los números que le dieron lugar, otro fracaso se aproxima.

n_lacruz@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3283 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas