EEUU: Activistas duermen en la embajada de Venezuela en Washington para evitar sea ocupada por seguidores de Guaidó

20 abril 2019 - Sofás con sacos de dormir, un candado en la entrada: activistas estadounidenses ocupan la embajada de Venezuela en Washington para impedir la llegada de la delegación del opositor Juan Guaidó.

El edificio de cuatro plantas ubicado en el elegante barrio de Georgetown permanece casi vacío y cerrado al público, después de que la mayoría de los diplomáticos dejaran el país tras perder su estatuto.

Los últimos funcionarios que quedaban oficialmente como emisarios extranjeros, por ser representantes ante la Organización de Estados Americanos (OEA), se irán en los próximos días, después de que el 10 de abril la entidad decidiera (por 18 votos a favor) aceptar al enviado de Guaidó, Gustavo Tarre, como representante de Venezuela hasta que haya nuevas elecciones.

La fecha límite para que la delegación de Maduro abandone el edificio es el 25 de abril, pero los activistas aseguran que no se moverán de allí. Su objetivo, según la organización Code Pink, es evitar que “la oposición venezolana tome el edificio diplomático que pertenece al gobierno electo” y, para ello, organizaron “una vigilia las 24 horas, los siete días de la semana para proteger la embajada”.

“Estoy aquí porque estoy furiosa porque estamos viendo un golpe de Estado en cámara lenta. Durante mi vida he visto suficientes golpes e intervenciones militares estadounidenses y siempre terminan mal para la gente del país”, dice a la AFP Medea Benjamin, militante de Code Pink.

Los activistas, que cuentan con la anuencia del gobierno, organizan actos culturales y se turnan para permanecer en el edificio. Algunos vienen de otras ciudades estadounidenses.

Dentro de la embajada, los despachos parecen haber sido abandonados con premura. Aunque muchos de los discos duros de los ordenadores ya no están y los archivadores fueron vaciados, en los escritorios se acumulan pilas de pasaportes.

Benjamin, conocida por irrumpir en actos oficiales con gritos de consignas políticas, suele interrumpir las sesiones de la OEA sobre Venezuela al grito de: “Hands of Venezuela” (Manos fuera de Venezuela).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3163 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/n340982.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO