"Todo 11 tiene su 13 de abril" afirman los trabajadores

“Carmonazo sindical” contra los trabajadores que mantenían control obrero de Sanitarios Maracay

José Villegas, directivo del sindicato de Sanitarios Maracay

José Villegas, directivo del sindicato de Sanitarios Maracay

Credito: MAH

Fue unánime el apoyo a los trabajadores de Sanitarios Maracay, empresa ocupada, bajo control obrero

Fue unánime el apoyo a los trabajadores de Sanitarios Maracay, empresa ocupada, bajo control obrero

Credito: G. Gómez / Aporrea.org

Trabajadores de sanitarios Maracay exiben al pueblo el logro de apenas dos meses sin patronos ni el  apoyo del gobierno

Trabajadores de sanitarios Maracay exiben al pueblo el logro de apenas dos meses sin patronos ni el apoyo del gobierno

Credito: William Porras Prensa UNT/C-CURA

El 10 de agosto el movimiento sindical de Maracay y de la nación que ha estado pendiente de la evolución de la lucha de los trabajadores recibimos la mala noticia que un grupo de empleados al servicio de los patronos, dieron “play” a lo que los trabajadores han calificado como el “carmonazo sindical”.

El hecho ocurrió el viernes luego del medio día, cuando los empleados, auspiciados política y financieramente por los patronos y el Ministerio del Trabajo, ocuparon la empresa, “montaron” una asamblea, destituyeron a la Junta Directiva de la organización sindical acusándola de “radical” y de paso eliminaron el Comité de Empresa creado por los trabajadores para conducir la empresa durante nueve meses, luego de que los patronos huyeran, desconociendo los derechos de los trabajadores. Cualquier parecido con el golpe carmonista del 11 abril de 2002 es simple coincidencia.

La acción fue desarrollada, luego de que los trabajadores recibieran de parte del Comité de Empresa la bolsa de alimentos y dinero en efectivo, por concepto de pago de “sueldo” por su trabajo durante la semana. Una vez que la mayoría de los trabajadores se retiraron, 150 empleados bien coordinados ocuparon las instalaciones y sin dar condiciones para un debate democrático con todos los trabajadores de Sanitarios Maracay, desarrollaron todo tipo de acusaciones contra los miembros de la junta directiva del sindical, especialmente contra el compañero José Villegas. Inmediatamente tomaron las resoluciones respectivas, destituyendo a la Junta Directiva del Sindicato y de paso desconocieron el Comité de empresa creado por los trabajadores para conducir durante los nueve meses que la empresa estuvo produciendo bajo control democrático de sus trabajadores.

Entre los argumentos utilizados por los “carmonistas” para desarrollar esta acción contra los trabajadores, estaba su disposición a que se entregara la empresa a sus propietarios para que a cambio de ello los patronos reaccionarios Branger– Pocaterra, cancelaran las prestaciones sociales. Esta política ya había sido “recomendada” públicamente por el Ministro del Trabajo José Ramón Rivero, quien en una entrevistas hace poco más de un mes manifestó que el Gobierno Nacional no tenía ningún interés en expropiar Sanitarios Maracay ya que no era considerada como empresa estratégica, pero si tenía las mejores intenciones para reunirse a espaldas de los trabajaadores con los empresarios para conspirar contra el contol obrero de la empresa.

Pero no sólo los empleados siguieron las orientaciones del Ministro del Trabajo. Se conoció posteriormente que días atrás hubo una reunión auspiciada por el Ministerio del Trabajo, con empleados y con los patronos, para forzar una negociación de las prestaciones, para lo cual era urgente que la empresa regresara a manos de los patronos explotadores. También se supo que en dicha reunión se mencionó que el conflicto estaba siendo orientado por C-CURA y que mientras esta situación se mantuviera, no habría ninguna posibilidad de arreglo para los trabajadores, con lo cual se pretende chantajear a los trabajadores para que renuncien a su exigencia de que la empresa sea expropiada y nacionalizada, que es lamejor garnatía de defender las prestaciones de todos los trabajadores.

Para evitar una confrontación entre trabajadores y empleados, el sector clasista respondió a las acusaciones malintencionadas de los empleados, dejó a disposción de los empleados la empresa y se rehusó a caer en cualquier provocación que conllevara a un enfrentamiento entre trabajadores, que en el fondo era el objetivo que tenían los "carmonistas" para así “legitimar” una acción de la policía, la guardia nacional y otras entidades del gobierno y el Estado.

Los trabajadores clasistas y revolucionarios se reagrupan

Ayer domingo, desde las 10 de la mañana, bajo la orientación de la UNT Aragua y el sector clasista y revolucionario que estuvo al frente del control de la empresa, se reunieron en Asamblea para hacer la evaluación de lo sucedido y adoptar las resoluciones que les permitieran reagruparse y contar con argumentos sólidos para enfrentar la difícil situación por la que atraviesa el conflicto.

La asamblea luego de profundizar la discusión y recibir el apoyo solidario de los compañeros de la UNT Carabobo y de compañeros de Lara y Caracas que se hicieron, adoptó una resolución que contiene 7 aspectos sobresalientes, a saber:

1. Reivindicar el control obrero de la empresa y la expropiación y nacionalización, como única garantía de salvaguardar las prestaciones sociales de los trabajadores y las indemnizaciones para más de 150 obreros víctimas de lesiones provocadas por el trabajo, así como las prestaciones para los familiares de 6 de trabajadores que han fallecido desde que los patronos abandonaron la empresa. Denunciar que la propuesta presentada por los patronos y el ministerio del trabajo es una trampa para los trabajadores, ya que se trata de prestaciones hasta diciembre de 2006, no se cancelaran 9 meses de salarios caídos y liquidación sencilla, para luego reabrir la empresa y no dar continuidad laboral a los casi 800 trabajadores y empleados de la empresa.

2. Apelar a una salida democrática a la crisis, para lo cual se propone la realización de una asamblea conjunta entre todos los trabajadores y los empleados sin injerencia del Ministerio del Trabajo ni de los empresarios, para que decidan entre la opción presentada por Branger-Pocaterra-José Ramón Rivero o por la opción que presenta el sector clasista y consecuente del sindicato que durante 9 meses mantuvo la empresa en producción bajo control de los trabajadores. Se propone que los dos sectores firmen un acuerdo de respeto a la mayoritaria y reconocimiento de la minoría.

3. Para restablecer la unidad, todos los trabajadores tienen derecho a ingresar a la planta a cumplir con los horarios establecidos, sin ninguna restricción, ni exclusión a los dirigentes del sindicato o del anterior Comité de Empresa.

4. En un acto de responsabilidad, los compañeros que estuvieron al frente del control obrero de la empresa, se comprometen a entregar a la Asamblea General un informe de la producción bajo su gestión, así como el destino de los casi 3 millardos obtenidos por la venta de los productos. Se exige a los “empleados” que han tomado las instalaciones respeten toda la información contenida en las computadoras y archivos de la empresa.

5. Que los “empleados” que han tomado la empresa, garanticen mientras se adopta una decisión democrática, la entrega de la bolsa de alimentos y el dinero que se venía entregando semanalmente a todos los trabajadores que cumplían horario de producción.

6. Cualquier decisión que los trabajadores adopten, respetará el control de la empresa por parte de los trabajadores, hasta que se cancele la totalidad de las prestaciones exigidas y las indemnizaciones a los trabajadores afectados por hernias y demás lesiones ocasionadas por el trabajo.

7. Responsabilizar de este operativo “cartonista” a las autoridades del trabajo, que durante meses conspiraron contra los trabajadores. Con esta acción del Ministerio ha quedado en evidencia que era letra muerta la prédica presidencial que manifestaba que “toda empresa cerrada y abandonada por los patronos debería ser tomada y puesta a producir por sus trabajadores”.

Los trabajadores participantes en la asamblea de ayer convocada, no se dejaron amilanar, mantuvieron en alto sus banderas y con más decisión que nunca han entendido que el camino hacia el socialismo es una dura batalla que está por librarse contra todos aquellos que prefieren aliarse con empresarios, terratenientes, burócratas y corruptos, y que nunca creyeron que los trabajadores son el sujeto fundamental de la revolución socialista, porque es la única clase social que no tiene nada que perder más que sus cadenas que lo atan al sistema capitalista-esclavista.

Con esa decisión los trabajadores han madrugado este lunes 13 de agosto de nuevo para la empresa, para reemprender su compromiso con los trabajadores y para ganar en un debate democrático y franco a todos los trabajadores, para que comprendan que el “espejismo” de las prestaciones ofrecidas por Branger-Pocaterra-Ministro José Ramón, son la trampa para derrotar el mejor ejemplo de lucha clasista, revolucionaria y socialista vivida por los trabajadores venezolanos en los últimos cinco años.

Los trabajadores clasistas y revolucionarios quedan a la espera de la solidaridad de los trabajadores venezolanos y del mundo, que ven en su lucha el futuro promisorio de la verdadera revolución socialista que será protagonizada y dirigida por todos las trabajadores y trabajadores del planeta.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 24389 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema La lucha en Sanitarios Maracay


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre La lucha en Sanitarios Maracay



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/n99473.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO