Clase obrera y debate

  En Venezuela y en los llamados países de la periferia, debe hacerse una reflexión profunda sobre el papel histórico de la clase obrera, en las estrategias de conducción y en la influencia que pudiera tener su liderazgo, en el proceso de transformación revolucionaria que se desarrolla.  

El proceso que vivimos en Venezuela, ha generado el surgimiento de planteamientos como el Poder Popular, el gobierno comunitario, el Desarrollo Endógeno, el  Modelo Democrático de Participación Protagónica y otros, como los Consejos Comunales y las Comunas Socialistas, las cuales están llamados a jugar un papel estratégico en la conducción del proceso de cambios que se vive en el país.  

Otros aspectos de relevancia, lo constituye el papel del Estado en la conformación del modelo humanista, el papel de la historia como categoría de transformación y la conformación de los espacios locales como estrategias sustentables de gobernabilidad, los grupos religiosos de bases y el papel de los militares en la visión geoestratégica de conformar de una corriente  revolucionaria, entre otros; sin embargo surge una pregunta interesante de formular: En el marco de este contexto de debates y contra-debates que tiene como centro al país, ¿Qué papel le corresponde jugar a la clase obrera? ¿Cómo insertarse en las estrategias de transformación revolucionarias? ¿Está nuestra clase obrera en condiciones de dar aportes significativos, en la conformación del modelo de de igualdad, de justicia  y de equidad social?  Tomando en cuenta las anteriores interrogantes, hemos considerado pertinente, las siguientes consideraciones   

Algunos elementos actuales que caracterizan la conformación de la clase obrera en Venezuela:   

a) Bajo el régimen del sistema capitalista, la clase obrera es objeto de propiedad  de los dueños del modo de producción explotador. Tal y como históricamente se ha conformado el modo de producción capitalista, donde la clase obrera se incerta como “parte” de la “propiedad”, tanto los obreros, como su dirigencia sindical, mantienen una dependencia , con los dueños del modo de producción, lo cual  le resta sustentabilidad espacial, temporal y económico-cultural  a los objetivos estratégicos de la clase obrera y los subordina  desde todo punto de vista, al capitalismo excluyente 

b) Se debe considerar el uso que hacen los dueños del modo de producción capitalista, de elementos como la mediatización,  la globalización y particularmente de la existencia y uso de los medios de comunicación, como generadores de  diversos tipos de  condicionamientos, que influyen en los objetivos, en las opciones  y en las decisiones cotidianas de la clase obrera.   

c) El liderazgo y la conducción del proceso revolucionario, es un hecho multidisciplinario, donde la clase obrera -por estar vinculado en primera línea con los medios de producción- presenta las condiciones objetivas para direccionar y dirigir las estrategias y los objetivos  de conducción, hacia el ejercicio, la ejecución y sustentación revolucionaria del poder. 

d) La actual coyuntura de desgastamiento del modelo de explotación capitalista, representa una oportunidad para las opciones basadas en el modelo humanista, de equidad y de justicia social, que ofrece la clase obrera como ejercicio del poder. 

e) En el campo revolucionario, deben evitarse las posturas  rígidas, -particularmente algunos partidos vanguardistas y líderes obreros -que condicionan las estrategias y el ejercicios del poder, como un hecho exclusivo de la clase obrera.   

Actualmente existen muchos escenarios favorables ,en los  cuales la clase obrera puede insertarse y dirigir -en la medida de lo posible- estrategias y ejercicios  de gobernabilidad, solo que la conducción y marcha de los procesos políticos, indican que deben tomarse en cuenta  variables como la globalización, lo localización, la geopolítica, la multipolrarización, la participación y la descentralización, entre otros factores, que inciden en la conducción estratégica de los procesos de cambios revolucionarios y en particular de la percepción que se tiene del poder, lo cual  requiere la conformación de una dirigencia obrera con visión colectiva,  que tome en cuenta la existencia de nuevos paradigmas y los esquemas basados en los gobiernos comunales o del Poder Popular,  

“Sin teoría revolucionaria, no hay proceso revolucionaria” (Lenin)

                                   ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Viva la clase obrera!!!!!!!!!!!!!!!!!

           ¡¡¡¡¡¡¡¡Viva la Revolución Bolivariana y el Comandante Chávez!!!!!!!!!

                          ¡¡¡¡¡¡Uribe, lacayo del imperio!!!!!!!!!

                         ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Viva Bolívar, Fidel, Rodríguez y el Che!!!!!!!!!!!!!                      

                          ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Venceremos!!!!!!!!!!!                                              

 

                    Soc. José Miguel Vielma López  


vielmajota4@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2403 veces.



José Miguel Vielma López


Visite el perfil de José Miguel Vielma López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: