Fin de la OEA, milagro latinoamericano

33 países de la región, incluida Honduras que no fue invitada a playa del Carmen México, plantearon impulsar una nueva organización que reemplace a la OEA sin Estados Unidos y Canadá, de concretarse será un milagro para Latinoamérica. Felipe Calderón dijo: “prioritariamente, el nuevo grupo deberá impulsar con miras a la promoción de nuestro desarrollo sostenible la agenda regional en foros globales y tener un mejor posicionamiento ante acontecimientos mundiales”.

Según la declaración de Cancún, la nueva organización tendrá que fortalecer la integración regional, la concertación política y mejorar la coordinación para los temas internacionales. Por supuesto que Colombia no apoya la creación de la nueva organización sin EEUU y Canadá, sorprende así mismo que México esté de acuerdo con la creación de esta nueva organización sin la presencia norteamericana.

Obnubilados frente a la voz de Washington, hipnotizados frente a las disposiciones más absurdas, caso Cuba, fuera de la OEA desde 1962, ciego ante la prepotencia estadounidense, sin voluntad ante la guerra de las Malvinas y el golpe en Honduras, imposibilitados frente a las bases en Colombia, cumpliendo los mandamientos del imperialismo. El desarrollo y la continuidad directa de las características fundamentales de la política exterior de EEUU, es la gestion de la OEA desde su creación.

Eliminar al enemigo por pensar diferente es su política. Prisioneros como José Miguel Insulza, del espionaje a los amigos más íntimos, revela los crímenes más nauseabundos de la Organización verdugo de la unión de los países Latinoamericanos. Las pugnas limítrofes entre Argentina-Chile, Chile-Perú, con Bolivia, Colombia con Venezuela y Ecuador, o entre Honduras y El Salvador. Los golpes en Chile, Venezuela, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Paraguay, Argentina, Uruguay, son referencias para interpretar el “fracaso” de la OEA, para quedar bien con la casa blanca. Con los años nadie explica semejante atrocidad.

Pero el problema de la Organización de Estados Americanos, no radica solamente en los fracasos limítrofes ni su complicidad en los golpes, el asunto es mucho más grave: Revela los crímenes más nauseabundos cometidos por esta organización en la mitad del siglo XX y en lo que va del XXI.

Los esfuerzos de las naciones Latinoamericanas por crear organismos de cooperación e integración como: La CAN, MERCOSUR, CARICOM, CICA, y últimamente MERCOSUR, pasando por la tristemente célebre TIAR, fueron opacadas, son opacadas por el interés político imperialista desde la OEA. Asuntos hemisféricos sin solución que exacerban los ánimos en Venezuela y Argentina, conflictos causados por los EEUU, con la complicidad de la OEA.

Avivando la dependencia traducida en un constante armamentismo en la región, alimentando los conflictos fronterizos por la tardanza de las soluciones origina una asfixia cultural, una miseria irreparable y un embrutecimiento espiritual, por la falta de derechos soberanos.

Los países que sufrieron la opresión moderna, tienen su origen en la OEA, la permisividad cuando el TIAR apoyo a Gran Bretaña en la guerra con Argentina por las islas Malvinas, la confusión diplomática apostando al tiempo en el golpe de Honduras, descarada jugarreta de Insulza e Hillary Clinton, alquilando a Oscar Arias, otro novel, para que, con su papel de tonto útil atrasara lo mas que se pueda la recuperación del poder por parte del media tinta de Manuel Zelaya.

La OEA PROMUEVE LOS ATRUBUTOS FUNDAMENTALES DEL IMPERIALISMO EN LAS AMERICAS.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5125 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: