El servicio geológico de los Estados Unidos, el 22 de enero dijo:”La faja del Orinoco en Venezuela tiene mayores reservas de las esperadas”

Crisis de las materias primas

Nuestras materias primas forman parte de todo un conjunto de disputas más importantes sobre algunos falsos problemas, pero, también, sobre cuestiones más reales, la publicidad y la creación de falsas necesidades. La sociedad de consumo de la producción industrial por parte de compras privadas, son un síntoma de que la economía de mercado no esta al servicio de las necesidades, sino que ella crea arbitrariamente falsas necesidades por el negocio de la publicidad, la obsesión y la sugestión, cuasi hipnotiza de la imagen.

La palabra provecho, se relaciona bien con el negocio de las materias primas por la rentabilidad que representa, aprovecharse de los otros pueblos aun legalmente en el comercio y en la industria, es horrible, porque en el intercambio económico el que menos saca provecho es el productor, es el signo que, el consumismo del neoliberalismo ha sido efectivamente satisfecho.

En el caso del petróleo que lleva a los escépticos a dudar de las verdades de las reservas y de las capacidades de hacer frente a las demandas por la volatilidad de los precios, en los últimos años se han producido notables descubrimientos en el golfo de México y mar adentro en Brasil, alentando a los EEUU a “recuperar” Latinoamérica.

A comienzo del 2010 los inversionistas se toparon con un freno en las inversiones sobre materias primas. China y otras economías emergentes continuaron creciendo pese a la crisis, pero ahora pisaron el freno, este inesperado giro se da por la crisis fiscal que arrastra EEUU y está creando una burbuja de activos en las naciones europeas. Se da también, por el anuncio de Washington de vender armas a Taiwán por 6400 millones de dólares lo que provoco el anuncio de Pekín de poner en riesgo la alianza con EEUU.

El índice Dow Jones-UBS de materias primas ha caído un 7% empezando el año: el petróleo descendió 7.2%, el cobre 7.1, el maíz 13%, este último rubro, porque el gobierno estadounidense informo que los agricultores han producido cientos de millones de toneladas de búshels, mas de los previstos por los analistas.

Matthew Maloney, operador de maíz de RJO Brien and Associates califico a la reacción del mercado, al informe sobre las cosechas de, “uno de los cambios de fortuna más drásticos en los últimos 19 años en el piso de negociaciones”.

Esta caída de ninguna manera significa que los precios de las materias primas no subirán en los próximos años, por la alta demanda de China, India, y otras naciones que requieren vivienda, vehículos, electrodomésticos y otros bienes que usan energía y combustible, afirman los expertos.

Los precios del crudo, cobre, aluminio, están muy por debajo de sus máximos previos a la crisis, aunque generalmente por encima de sus niveles de hace 5 años, en parte gracias al crecimiento de los países emergentes. Bob Takal director general de servicios financieros de Sumitomo Corp. Analiza que la cantidad de dinero invertido en materia prima ha aumentado considerablemente en la última década y debe seguir subiendo.

A medida que los inversionistas, en lugar de los productores y usuarios de materias primas pasan a ser parte cada vez más importante del mercado, también, se convierten en otra fuente de volatilidad, porque estos tienen que estimar el impacto de los inversionistas en un mercado difícil de evaluar.

Un signo del giro en el mercado es que, el número de los llamados contratos abiertos para comprar cobre ha declinado más del 7% desde finales del año pasado según la comisión de negociaciones de futuro (FIE) Un motivo que explica de descenso es que, fue tanto lo que subieron, que los productores invirtieron para expandir el suministro.

Barcleys dice que, 387 firmas de energía gastaron más o menos 395000 millones de dólares en exploración y producción en el 2009, frente a los 167000 millones de 327 compañías en el 2004. Estas inversiones realizadas en el último año, deben enseñar resultados en los próximos años en forma de suministro. En esto se fijan los inversionistas, pues reemplazar las reservas existentes no es fácil, y la oferta de materia prima como el cobre y el zinc, parece limitada, porque hay muy pocos proyectos señala Bark Melec de Capital Marketing.

En el caso del trigo, varios ex países de la ex URSS han aumentado su producción afirma Daniel Basse presidente de AgResource Co. Basse agrega que, hay decenas de millones de hectáreas en la región que pueden volver a usarcé. Los altos precios de un año atrás están surtiendo efecto. “El mercado hace bien su trabajo”

Inversionistas en The New York Times afirman que, al igual que la demanda de varias materias primas, deberían crecer a medida que las economías emergentes se expandan en los próximos años, podría ocurrir lo mismo con la oferta.

Hay un simple principio que dice:”Si otro llega a gastar en nuestro lugar nuestro propio dinero, uno mismo no lo puede ya gastar cualquiera sea la manera que el otro se haya apropiado”. Los bienes económicos no son solo las materias primas, es nuestra cultura adaptada al despilfarro por el consumismo, eso nos han enseñado los empresarios privados y las multinacionales con el beneplácito de los politicos.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3635 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: