Cuando los ejércitos son amenazados por la paz

La nueva disposición de fuerzas en el escenario mundial con Rusia y China como invitados, determina recuperar el papel decisivo del capitalismo en el mercado internacional con nuevos estados en Asia, África y América Latina. Mismos continentes de perpetua esclavitud con nuevas alianzas para la explotación.

Y, aunque muchos países de estos continentes permanezcan en el marco de la economía mundial capitalista, no pueden considerarse parte integrante del sistema imperialista, van dejando ser reserva de los EEUU y actúan como aliados del socialismo en la lucha por la paz contra las guerras regionales.

EEUU hace resurgir focos de guerra en toda la tierra, esa es la razón que hoy más que nunca se exija a los pueblos pacíficos elevada vigilancia y derecho a defenderse. La posibilidad de conjuración de la guerra no es algo llovido del cielo, ya no se puede ignorar la paz, solo se puede conquistarla luchando contra los agresores colombianos y estadounidenses. La paz se puede sostener con la lucha de masas. El socialismo echa en la balanza de la paz toda su potencia, aspira que, en las relaciones internacionales triunfe la coexistencia pacifica de los Estados con distinto sistema social.

Obama ya practica lo que decía Lenin que, “el capitalismo al agonizar organiza grandes males. Entraña serio peligro para la humanidad, mientras exista habrá bases para un sinnúmero de guerras o epidemias catastróficas”, porque, la principal fuerza de agresión y de guerras hoy por hoy es el imperialismo norteamericano que dispone de gran fuerza y tiene que utilizarla para no ir a la bancarrota como sistema global capitalista.

La palabra paz, hace temblar al complejo militar-industrial, encargado de organizar la política exterior estadounidense. La naturaleza agresiva del imperialismo ha precipitado a la humanidad a la vorágine de dos guerras mundiales y miles de guerras regionales que ha alimentado al G7 más Rusia. Ahora amenazan con una catástrofe bélica más espantosa, las guerras justificadas por el Nobel de la paz, cuando ellos crearon medios monstruosos de destrucción masiva como la gripe AH1N1, probada con éxito en dosis pequeñas, en momentos en que se buscaba recuperar un nuevo modelo de capitalismo más fascista.

No se puede demostrar tampoco se puede negar que, laboratorios de trasnacionales farmacéuticos y biológicas al servicio del pentágono y la OTAN, no estén estudiando la posibilidad de exterminar miles de millones de seres humanos para aliviar la explosión demográfica global por la crisis climática que se avecina, cambiando con ello la cultura universal por el arrasamiento de pueblos enteros en África, Asia y América Latina.

Se argumenta que la dosis de vacunas para el pueblo de EEUU sobre la Gripe AH1N1 tardara 5 años, en México donde regaron el virus recién llegan 10 millones de dosis. La OMS dijo:”la AH1N1 esta retrocediendo”

En esta época de paz el imperialismo ha creado un aparato gigantesco de guerra, un sistema ramificado de bloques y de bases militares en territorios ajenos subordinando la economía a la carrera de armamentos para sostener ejércitos improductivos. Fuerzas armadas de los países subdesarrollados actúan como fuerzas políticas, influyentes a la hora de decidir sobre la continuidad de un proceso de cambio o exterminar gente de izquierda, son responsables en el estancamiento de esas naciones. Ejércitos encargados de torpedear tanto la reducción de sus soldados como la paz evitando el desarme. Así vemos que, la carrera de armamentos continua y los stocks de armas nucleares se incrementan en China, Rusia, por el escudo antimisiles de EEUU.

Las fuerzas imperialistas de EEUU, Europa, se aliaron con las capitalistas de Rusia y China, confabulación criminal, económica- militar, para con la mayoría de naciones de Asia, África y Latinoamérica, gobiernos que proclaman abiertamente la necesidad de amenazarse mutuamente para resolver problemas limítrofes o, los otros casos como Colombia quien amenaza la causa de la paz y la seguridad de los pueblos por ser satélite del imperialismo norteamericano empeñado en golpear al presidente Chávez y a todos los gobiernos revolucionarios.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5041 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: