Bases militares vs bases de paz

La política de paz que sigue Venezuela para debilitar la amenaza de una guerra con Colombia y los Estados Unidos, es la principal garantía de un futuro de entendimiento en la región.

Las bases de paz instaladas por Venezuela en la frontera con Colombia es una iniciativa de los países socialistas, son todas las iniciativas y resoluciones tomadas en la última década en materia de fortalecer la paz que tanto anhela Colombia y frenar los deseos imperialistas por el petróleo venezolano y brasileño. Armarse, es una necesidad para en algo disuadir los proyectos golpistas que impulsa la carrera armamentista de los Estados Unidos desde Colombia.

Ahora que las fuerzas del imperialismo en la administración Obama, un lacayo más de los militares, han pasado a la ofensiva frontal contra la paz y los derechos de los pueblos, es más importante que nunca la unidad de acción que debería verse en Bariloche, en defensa de esos magnos valores sociales que los pueblos han elegido.

La política exterior de Venezuela es un notable aporte al desarrollo de la economía y al fortalecimiento social de la mayoría de países más pobres del Caribe y Centro América, del cual nos sentimos orgullosos, fieles a los pensamientos de Bolívar. Siempre estamos al lado de los pueblos que salvaguardan su libertad e independencia. Pero jamás utilizamos esa ayuda para ejercer presión sobre los países que se benefician de nuestro petróleo y asistencia.

Apreciamos las relaciones con todos esos estados, respetamos sus derechos, no codiciamos sus riquezas ni buscamos bases militares en su territorio. Valoramos la afinidad con nuestra posición revolucionaria, de no, no importa, son bienvenidos, aquí cabemos todos, respecto a los problemas del capitalismo que nos afecta no intentamos dictarles la política a seguir. Comunicamos nuestros logros también nuestras debilidades, esa la diferencia entre las bases militares de EEUU en Colombia con las bases de paz de Venezuela en la frontera colombiana.

Todo lo logrado con las naciones caribeñas, Centro y Sur Americanas, es, en una atmosfera de respeto y confianza, claro, no creemos en eso de poner la otra mejilla, ¿Por qué? Porque la dignidad en la que creemos, es un elemento importante para luchar por la libertad en provecho reciproco y en bien de la paz regional.

Para el fortalecimiento de la paz y los éxitos obtenidos con Colombia, diplomáticos, comerciales, es necesario obtener un triunfo en la lucha liberadora de los pueblos. Ustedes colombianos, no han alcanzado ese triunfo todavía, un gobierno como el que tienen, ha alcanzado el que se pueda transitar por las carreteras de Colombia, eso se confunde como logro político, no lo es, porque no es un triunfo social del pueblo para que sea logro político. Están secuestrados por 10 familias que controla la mayoría de la producción colombiana destinada hacia los gastos de la guerra contra el terrorismo y el narcotráfico, les dicen los norteamericanos, pero Uds, saben que el lavado de dinero a través de la banca y de las inversiones les ayuda a sostener los narco gobiernos que los administran para la corrupción política, de no vean, todo lo que está ocurriendo con las vueltas para la segunda reelección de Uribe, elección tras elección es lo mismo.

Se puso de manifiesto que, la actual administración de EEUU sigue una política so cavadora de la paz en la región y agravadora de las relaciones internacionales, quiere imponer su voluntad a los gobiernos socialistas y a otros países. Esta situación no fue inesperada, es un programa que los inquilinos de la casa blanca deben cumplir porque se encuentran secuestrados por el verdadero poder tras el ejecutivo. Venezuela lo viene sufriendo con la administración Bush, eso nos ha permitido ganar experiencia en la enconada lucha política que las naciones socialistas enfrentan, pero nosotros nos debemos a los intereses colectivos de los pueblos, esa nuestra fuerza de espíritu, razón por la que creemos en la voluntad participativa de la masa.

La integración no le gusta a los norteamericanos, los políticos responsables con tendencias realistas deberían darse cuenta de ello. Pere a la integración le salen al frente grandes fuerzas que los países capitalistas preparan directa o indirectamente la guerra. Los gobiernos militaristas y los monopolios oligárquicos vinculados a ellos, son los testaferros en la región junto a los medios de información masiva que se prestan para el alquiler de la Patria.

Cuando los norteamericanos ven más reducidas sus posibilidades de imperialismo en una región, con mas furia reaccionan sus representantes más agresivos y miopes, esta agresividad es difícil de disimular, solamente puede contenerla el poderío y la política adicta a los estadounidenses, ellos ordenan, haga esto, eso hacen, haga aquello, aquello hacen.

Después de la alianza con los chinos, y del sainete del desarme nuclear con los rusos, los norteamericanos pusieron los ojos en Colombia y Afganistán, los más grandes productores de cocaína y heroína del mundo ¿Es acaso una casualidad? No, no lo es, entre los dos producen por año algo así como 500000 mil millones de dólares, solo en esos dos productos, de un total de 750000 mil millones del negocio de todas las drogas a nivel mundial. Esa la otra importancia de las bases militares alrededor del mundo.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4605 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: