¿Una vez más el capo Uribebush se ha salido con la suya?

Si no fuera trágico, uno se quedaría con lo chusco de este asunto, y hasta botaríamos con gusto presa de la risa todo el pelo de las testas aun no tocadas por la calvicie. Sería como imposible escapar de la hilaridad que produce el hecho de ver cómo un hombrecito ladino, jabonoso, de dermis gelatinosa y bermeja semejante a jamón albino a punto de descomponerse; creía burlarse de la manera que le estaba dando la gana de los presidentes de la región pero muy especialmente de Evo Morales, de Daniel Ortega, de Rafael Correa y de Hugo Chávez.

El Uribebuhs creía estar haciendo el día con los cuatro líderes del Alba. Con su cuero de cocodrilo esperó que le resbalaran las verdades que sobre el pesan y lo tatúan: genocida, capito de la droga, hijo de capito capón, y como si faltara algo, Paramilitar.
Pensaba que estaba cómodo en su banquillo de acusado. A su masacre le llamaban error, o violación flagrante del territorio ecuatoriano. Creía Barito Corleone que estaba a punto de ganarles a los presidentes que dirigen un proyecto contrahegemónico en Latinoamérica y el Caribe con el concurso de Cuba, aliada de siempre de las mejores causas de esta parte del Continente.

Mientras el Uribebush intentaba por todos los medios salir airoso del gravísimo problema en el que se metió al invadir territorio ecuatoriano para asesinar a Raúl Reyes, a otros destacados miembros de las FARC-EP y a varios estudiantes mejicanos de la UNAM; el sádico de su ministro de defensa, estaba anunciando que habían dado de baja a Iván Ríos, otro miembro del secretariado del Ejército Popular. La manera como este Psicópata presenta la noticia al Mundo, es vomitiva por decir lo menos. Nos inventa otra de vaqueros este genocida tragicómico. Afirma que un tal Rojas, hombre de Confianza de Ríos, lo mata, por miedo y por diferencias con él, y con el proyecto liberador del Pueblo colombiano. Luego de cometido el crimen, le corta una mano al cadáver del comandante, le roba la computadora y su cédula, y se la lleva al moustro que nació de la laguna de tinta del diario “El Tiempo”. El propósito es claro: Uribebush, con su sicótico ministro de Guerra quieren acabar, por lo menos, con la dirigencia de las FARC-EP, para decirle al Mundo que han vencido al Terrorismo, al narcotráfico y a la violencia.

El Problema para Uribebush es que sus planes de responsabilizar a las FARC-EP del agudo cuadro de violencia y desigualdad social que vive Colombia, continúan fracasando, van en picada, y pensamos que ese proceso es irreversible. Barito Corleone ha salido con plomo en sus alas de Buitre carroñero de la Cumbre de Río. Vimos como, con la cara descompuesta de la rabia, rechazaba las comisiones internacionales de intervención en el caso colombiano para ayudar a consolidar la Paz en la nación neogranadina.

Hubo un momento rematadamente cómico, sin dejar de ser falaz, y es aquel en el Uribebush parece como ordenarle a los presidentes de la Región que se olviden de que en Colombia hay un proyecto Imperialista; y cuando esto profería parecía decir que era una ficción el mollejero de bases militares, los 25.000 soldados gringos, y cómo si esto fuera poco, las decenas de miles de paramilitares asesinos con métodos atroces, invadiendo gran parte del territorio; y dijo después como intentando convencer a su mamá, que ya no cree en él, que en el País suyo es decir de la Oligarquía nacida en suelo neogranadino, hay un proyecto autóctono. ¿Autóctono de quién? Nos preguntamos. Uribebush afirma que ese proyecto pertenece a los colombianos, pero evidentemente, ésta, es otra de sus mentiras de Mierda.

Sin embargo a pesar de la arrogancia de Uribebush; quien ha salido victoriosa de la Cumbre de Río, han sido las FARC-EP. El Proceso de Intercambio humanitario sigue adelante. Y esto implica que necesariamente va a cambiar la correlación de fuerzas; el Pueblo de Colombia comenzará a sentir al Ejercito Popular como la antorcha a seguir para salir de la noche penumbrosa del yugo imperialista, culminando el proceso de liberación nacional, para construir en el suelo sagrado de Colombia, una República Socialista.

tutas13@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2515 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a52669.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO