El imperio, Uribabá y los 40 narcocongresistas

¿Quién está detrás de la marcha del 4 de febrero?

Ya decía yo que algo no cuadraba con la alharaca de la marcha del 4 de febrero. Acostumbrados como están los colombianos a los falsos positivos del narcogobierno de "Varito" Uribe, resultaba bien sospechosa la presunta "acogida" de la marcha contra las FARC-EP, justo cuando seguía subiendo como espuma el número de narcocongresistas presos y el desesperado narcopresidente amenazaba nada más y nada menos que al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Cesar Tulio Valencia, con demandarlo por calumnia e injuria, porque éste se había reafirmado en su denuncia de que el narcopresidente Uribe lo había llamado para indagarle por la situación de su narcoprimo, Mario Uribe.

Lo primero que me llamó la atención fue la constante insistencia en que la marcha no era política: "Es un rechazo a las Farc. No queremos meternos con política, ni que se nos vincule con que estamos o no a favor del Gobierno. La idea es dejar en claro a la comunidad internacional que las Farc no tienen el respaldo de la gente, ni es un ejército del pueblo", decía, a través de todos los medios del establishment colombiano, el tonto útil a quien pusieron como "autor" de la comedia. Sin embargo las palabras utilizadas son las mismas que han usado el paramilitarismo, el narcogobierno, el imperialismo y la gran prensa para descalificar a las FARC-EP. Y, por supuesto, todo con el sello político del fascismo de la extrema derecha.

Lo segundo que no me extrañó, pero que inmediatamente confirmó que sí tenía carácter político y que era hecho por el narcogobierno y para beneficio del narcogobierno, era que El Tiempo la apoyara. Ya era evidente que todo lo que la marcha negaba ser, era.

Mas, en tercer lugar, como si no fuera suficiente las dos anteriores pruebas, simultáneamente se dio la visita del Jefe del Estado Mayor Conjunto del imperio, la cual fue registrada por la gran prensa en las páginas y secciones políticas. Las palabras del "casual" visitante no dan lugar a equívocos: Chavez y las FARC-EP son uno solo y hay que comprarle armas al imperio para combatirlos.

Pero si por algún motivo quedara un resquicio por el que se asomara alguna duda en lo sostenido anteriormente, el rol de Facebook demuestra con creces que no estamos hablando de una simple marcha de "ciudadanos" contra las FARC-EP sino de un complot militar y mediático para desestabilizar a Venezuela.

En una profunda investigación realizada por el periodista Tom Hodgkinson para el periódico The Guardian de Londres, y que tiene a miles de usuarios del servicio en desbandada y preparando millonarias demandas, según lo precisó una fuente especializada que pidió el anonimato, se descubrió que Facebook es un arma militar de espionaje y desestabilización, creada por los sectores más extremistas de derecha (los siniestros "neocons" o neoconservadores) para captar información de los usuarios y manipularlos con fines geopolíticos y estratégicos.

Según la fuente, en Facebook participan todos los 16 servicios de inteligencia de los Estados Unidos, comenzando por la CIA, el Pentágono y el Departamento de Defensa. "Todo lo colectan y todo lo guardan. Nada se les escapa. Fotos, correos electrónicos, conversaciones, imágenes, música, etc.. Con eso establecen un "perfil" sico-socio-político de cada sujeto y así te mantienen en la mira. Una vez ingresas, ya no te dejan salir; y si lo logras, toda tu información privada queda ahí".

En la parte de explotación comercial y consumismo, según The Guardian, están comerciantes sin escrúpulos de Silicon Valley, Coca Cola, Microsoft, Blockbuster, Sony Pictures, Verizon y Condé Nast, entre otras más.

"Es un servicio que fomenta el individualismo para mantener un mayor control de la masa. Generalmente hace creer a los imbéciles que ellos son importantes y los lleva a cometer cualquier acto que los verdaderos interesados deseen efectuar sin una participación directa que los implique. No se necesita mucho cerebro para hacer parte del grupo y siempre te incentivan a reclutar más 'amigos'. Vales por el número de 'amigos' que reclutes. No en vano son Estados Unidos y Canada y Reino Unido los países con más suscriptores",
precisó la fuente. (Y los tres con tropas en la ilegal guerra de Irak y Afganistán).

Para el periodista de The Guardian, "Esto también anima un espíritu competitivo inquietante alrededor de la amistad: parece que con los amigos de hoy, la calidad no cuenta para nada y la cantidad es el rey. Entre más amigos usted tiene, mejor es usted. Usted es 'popular', en el sentido de ser amado en las escuelas secundarias estadounidenses. En Facebook, usted puede ser libre de ser a quién usted quiere ser, mientras usted no se oponga a ser bombardeado por anuncios de las más grandes marcas del mundo. Como con PayPal; y las fronteras nacionales son una cosa del pasado".

Detrás de los títeres están los titiriteros. Conforme a The Guardian, las mentes oscuras detrás de Facebook son: "el capitalista de empresa de Silicon Valley, de 40 años, y filósofo futurista, Peter Thiel… Zuckerberg y un tercer inversionista llamado Jim Breyer".

"Thiel es un miembro de TheVanguard.Org, un grupo de presión neoconservador existente en el Internet que fue creado para atacar a MoveOn.org, un grupo de presión liberal".

"TheVanguard.Org es una comunidad en línea de americanos que creen en los valores conservadores, el libre mercado y gobierno limitado como los mejores medios de traer esperanza y oportunidad progresiva a cada uno, sobre todo al más pobre entre nosotros. Su objetivo es promover políticas que 'reformarán a Estados Unidos y al mundo'. En un mensaje del presidente de TheVanguard dijo: 'hoy enseñaremos a MoveOn, Hillary y los medios izquierdistas, algunas lecciones que ellos nunca imaginaron".

El Tiempo es vil, en su número de enero 18 de 2008, hace una apología a todos los interesados en la marcha:

"Facebook, el sitio para encuentros con amigos y familiares en Internet, ahora cuenta con más de 2.000 grupos que muestran el creciente interés de los navegantes por llevar a la Red temas relacionados con el conflicto local.

Entre ellos están 'Un millón de voces contra las Farc' (130.000 inscritos); 'Mil personas que odian a Hugo Chávez' (1.300 abonados) y 'Yo también quiero ver muertos a los de las Farc' (8.200 usuarios).

El ingeniero de 24 años que creó este último grupo asegura que "es una forma de honrar a las personas que han sido asesinadas o secuestradas por las Farc". También hay otros que apoyan al presidente Chávez o a la senadora Piedad Córdoba.

Para inscribirse en uno de estos vaya a
www.facebook.com, dé clic en 'Sign Up', llene el formulario y cree su perfil. Luego use el buscador para hallar los grupos de interés (o personas). Una vez lo abra, deberá dar clic en el enlace 'Join this group', para inscribirse".

¡Mentira! Quieren a idiótas útiles, carne de cañón, quién sabe con qué oscuros intereses. ¿Otro Puente Laguno pero en Colombia?

En la investigación de The Guardian hay más: "El consejero filosófico de Thiel es René Girard de la Universidad de Stanford; el es defensor de una teoría del comportamiento humano que llamó el deseo de mimetizado. Girard considera que la gente es esencialmente parecida a unas ovejas que copiarán la una a la otra sin mucha reflexión. La teoría también parecería ser probada correctamente en el caso de los mundos virtuales de Thiel: el objeto deseado es irrelevante; todo lo que usted tiene que saber es que los seres humanos tienden a moverse en multitudes".

Y en una de sus líneas sentencia: "Decir Gran Hermano (Big Brother) es decir Facebook".

¡La infame opereta ha sido descubierta! La marcha del 4 de febrero es un plan desestabilizador contra Venezuela, orquestado por el imperio y la narcodemocracia colombiana.

¡Que marchen el imperio, Uribabá y sus 40 narcocongresistas!
_____
_____
*Escritor y analista político internacional


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3340 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social