Un Nóbel para un asesino

Sudamérica es una reserva biológica y natural para el mundo, en donde todavía vagan algo más de 37 millones de especies, de invertebrados de manera libre. Hoy el imperio pretende colonizarlos utilizando una trama como parte de la guerra sucia que les permite consolidar proyectos para sus trasnacionales.

Los Nóbel ya no son honorables, desde hace algunos años la influencia económica de sus proyectos, decide alguno de ellos, el racismo, la xenofobia, no les permite mirar los grades logros médicos en Cuba, los esfuerzos conservacionistas en Bracil, Ecuador, Argentina, en todos los países del tercer mundo, en los EEUU, hay fundaciones y organizaciones que se merecen ese premio, Nacional Geografic por ejemplo. Al Gore, cómplice de crimines de leza humanidad contra poblaciones vivas en las biosfera de Irak, Afganistán, Colombia, Serbia, por utilizar municiones recubiertas con uranio empobrecido (UE), y armas químicas, biológicas ,pretende ahora, junto con la ONU, la OMC, la CAF, el BM, el BID, promover conservación con capitalismo.

Es necesario preguntarse ¿Conservación, a que costo, como, para quien y para que? Estas preguntas son obligadas, ya que ha nombre de los cambios climáticos se pretende reimpulsar un ALCA disfrazado, un plan de integración conservacionista de 10 años. Con seguridad el nuevo presidente de EEUU prolongara otros 10 años la propuesta del plan Colombia, para densificar las actividades económicas, el desarrollo militar y económico de los países de la región que firmaron el ALCA, construyendo carreteras, hidrovias, ejes de integración biológica, puertos, aeropuertos, apuntando al norte para el saqueo de los recursos naturales y energéticos. Con la Homologación de legislaciones en gobiernos títeres, les permitirá establecer en nuestra región, industrias contaminantes a partir del 2012, en donde se reemplazara el tratado de Kioto.

A partir del 2010 si el imperio acepta reducir las emisiones de gases, una obligación para la conservación de la especie humana, con el nuevo tratado de Indonesia, que demuestra la complicidad de la ONU y demás organismos Europeos cercanos al imperio aceptando esa propuesta. El montaje y construcción de trasnacionales contaminantes en América del Sur ya empezó: La papelera en Uruguay, las trasnacionales madereras papeleras en Brasil, la Soya y el Maíz transgénico en Brasil, Argentina y Uruguay, con semillas triator, alteradas genéticamente, los banco de ADN de tribus de Ecuador y Bolivia, las bases militares (13) ubicadas estratégicamente en el hemisferio, para dar respaldo a los intereses norteamericanos en la región, por citar algunos ejemplos, pasando por alto los proyectos energéticos en el hemisferio.

Desde hace 5 años están privatizando grandes áreas de nuestras selvas y bosques hasta los tres mil metros de altura, dentro de esta nueva concepción, se están implementando una serie de iniciativas con fines de conservación, los fondos para los ecosistemas, los administra conservación Internacional, una de las ONG mas poderosas de la que se tiene noticia, financiada por el banco mundial y fachada de la Organización Mundial de Comercio. Financian este proyecto el gobierno de Japón, la fundación Mc Arthur y el banco mundial. Pretenden trabajar con grupos comunitarios, ya trabajan como ONG locales, con gobiernos, sector privado, universidades e instituciones, para la conservación y el uso sustentable de la biodiversidad, parece loable pero no lo es, ya que no considera fronteras políticas nacionales, ni poblaciones indígenas, ni afroamericanos, usan una perspectiva de corredor biológico, pasando por alto leyes y derechos autónomos de poblaciones ancestrales.

La WWF, conservación Internacional y el BID, quieren por lo menos un millón de hectáreas en los paramos de los andes de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile. Los paramos son las fabricas de agua dulce del mundo, además “desean” un desarrollo sustentable entre los archipiélagos de galápagos en Ecuador, Gorgona y Marpelo en Colombia, Coiba en Panamá, Islas de los Cocos en Costa Rica. Estos son los proyectos de los cuales el hoy ecologista Al Gore pretende impulsar, visitándonos posteriormente como un gringuito conservacionista.

El 11 de Junio de 2003, en la sede del Banco Interamericano de desarrollo en Washington, las autoridades ambientales de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia firmaron un memorándum de entendimiento con conservación Internacional, de la cual Al Gore es un alto ejecutivo, camuflado por el premio Nóbel a la conservación natural.

¿Quién es conservación Internacional? Opera en 33 países, en 4 continentes, es uno de los grupos mas adinerados del mundo, administra áreas protegidas en esos continentes, con financiamiento de corporaciones trasnacionales farmacéuticas. En Guyana, conservación Internacional, firmo un acuerdo pasando por alto a los pueblo Amer Indios, para promover la bio-tecnología. CAPISE, centro de análisis, políticas e investigaciones, sociales económicas de México, sobre conservación Internacional dice: Representa el caballo de Troya de grandes corporaciones trasnacionales y del gobierno estadounidenses para intervenir en los recursos naturales en la región. Recursos ubicados en territorios de pueblos indígenas generalmente. En Ecuador a promovido la compra de 18 áreas privadas cercanas a los parques nacionales otro tanto en Colombia y así sucesivamente, en países que sin darse cuenta abren la puerta a las trasnacionales con intereses farmacéuticos, biológicos, madereros. Esto encierra el premio Nóbel entregado a Al Gore, por la conservación ambiental, para Sudamérica.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3586 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: