El Chief umpire, Los Estados Unidos de Norte América y la Elecciones

El Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, hace ya muchos años ha pretendido y pretende seguir siendo el infalible Juez Superior, el Chief Umpire de todos los eventos electorales que se realicen alrededor del mundo; No existe resultado electoral que le acomode a la Casa Blanca si el producto obtenido no fuere de su gusto y en consecuencia de inmediato aparecen declaraciones del gobierno Norteamericano, mostrando su inconformidad con los resultados, en una clara demostración de injerencia en asuntos de otros países y con el mayor desprecio por las instituciones de Estados Soberanos, que manejan sus problemas conforme a sus leyes, con el respeto que le merecen sus instituciones y entre ellas, las que se encargan de realizar y controlar los eventos electorales.

Gran parte de los inmensos problemas que confronta Venezuela, aparte de la inmisericorde Guerra Total que venimos enfrentando desde el ascenso al poder del Nicolás Maduro, el año 2013, guerra por todos los medios y opciones, faltando únicamente el ataque militar muchas veces ofrecido, que como amenaza constante asoma en nuestro horizonte; tales problemas los derivamos del empeño estadounidense de pretender resolver de manera irracional e interviniendo sin ninguna base, nada más que su imperial empeño en sojuzgarnos, procurando invalidar decisiones ya tomadas por el pueblo venezolano, al desconocer desde su posición imperial a la distancia, sin razones ni derecho, los resultados de la elecciones del 20/05/18, llegando al exabrupto mayor de reconocer a un personaje diputado suplente, que en sus propias elecciones para Asamblea llegó de segundo en su estado con menos de 100.000 votos, y ahora Trump y Camarilla de buitres usándolo como trampolín, revolotean para engullirse a Citgo como sí fuera mortecina; no obstante, supuesto negado y claramente inexacto que el presidente Maduro no hubiera resultado electo, voy a referirme al párrafo segundo del artículo 233 de la Constitución, el cual recomiendo consultar, establece muy claramente que: las ausencias definitivas del presidente de la República antes de tomar posesión, que sería nuestro hipotético caso, deberá realizarse una nueva elección en un lapso de "30 días consecutivos", durante los cuales se encargará de la presidencia de la República el presidente de la Asamblea, el ciudadano Juan Guaidó podía haber ejercido la presidencia de Venezuela, por 30 días y nada más que 30 días, de ahí en adelante el USURPADOR es Ud. Sr. Guaidó, que se autoproclamó Presidente Interino irregularmente desde el punto de vista que se analice: 1º. Fuera del recinto de la Asamblea. 2º. Sin asistencia del quorum reglamentario. 3º. Sin que ninguna autoridad le tomara el juramento, autoproclamándose, basándose en el desconocimiento de la elección por amplio margen de Maduro con más del 67% de los votos emitidos, en segundo lugar Henry Falcón con 21% y en tercer lugar Javier Bertucci , alrededor de 10%, sin haber ocurrido ninguna impugnación formal, solo declaraciones de los interesados participantes en los comicios, lo que pareció fue un intento sin base, nada más que para tratar de justificarse delante de sus seguidores y sin intentar impugnar la elección del nuevo presidente, teniendo "in pectore" clara noción de que le elección había sido legítima y que la utilización de la vía legal solo llevaría a la confirmación de la elección de Nicolás Maduro; Sr. Guaidó su intento de asalto al poder lo basa en una interpretación amañada de varios artículos de la Constitución de los cuales el único que parece tener relación con el caso es el anteriormente citado 233 y 4º. Aunque supuestamente Ud., es ingeniero, no supo contar hasta 30 los días para la elección del Presidente y peor luego en 30 días, el período fijado para la elección del nuevo presidente, por intereses personales o incapacidad manifiesta, no pudo realizarla desde la Presidencia de la Asamblea como establece la Constitución y se ha quedado hecho el bolsa, pretendiendo ser Presidente Interino, figura que no está contemplada en nuestra Constitución, protegido por el poder militar de Estados Unidos, como si fuera presidente y actuando muy a espaldas de los intereses del País, según demuestra lo ocurrido con Citgo, sus disponibilidades y acreencias, prácticamente regaladas ilegalmente a Estados Unidos y sus designados personajes y con la empresa de Monómeros, industria del Estado Venezolano ubicada en Colombia, entregada a ese país, sin tratar de llenar los requisitos legales y de Contraloría requeridos para enajenar bienes de la Nación, los cuales al igual que en el caso Citgo incumplió desde su presunta presidencia.

Para finalizar este análisis referiré que estimo que el gobierno de Maduro prudentemente no ha procedido con los extremo jurídicos requeridos para enjuiciar al autoproclamado Guaidó, porque como recordarán, el gran poder imperial del Norte amenazó abierta y públicamente con actuar militarmente mediante acción rápida (bombardeo) contra Venezuela, si el gobierno legítimo de Maduro tocaba aunque fuera con el pétalo de una rosa a su pupilo, ahora hijo putativo de USA, a quien habían escogido para tratar adueñarse de Venezuela y sus riquezas, lo que ha venido realizando con anuencia y colaboración del títere, quien parece manejar como pulpero que mete en sus bolsillos todo lo que le pasa por la mano, sólo que el pulpero guarda para sí sus propias utilidades, mientras que Guaidó se adueña y regala a sus socios de Estados Unidos y Colombia antipatrióticamente bienes nacionales, sin entender que lo que regala basado en el reconocimiento espurio de USA a su persona como presidente, es de su patria Venezuela, si es que en su endiosamiento como Presidente Interino piensa que es gringo y que regalar al Imperio y a Colombia nuestras riquezas es un acto de amor patrio y no de traición, en perjuicio de Venezuela, de su economía y de su pueblo.

Aquí debo hacer una digresión, la Sociedad en principio para la ejecución del programa Monómeros estaba compuesta por Venezuela y Colombia, que Chávez propuso como muestra de amistad que se estableciera en lo que en su bonhomía era la "Hermana República de Colombia", con la intención de colaborar con la economía colombiana por sus ingresos y aportar a la solución del problema del desempleo y que luego de varias peripecias financieras, primero y principalmente el Presidente Chávez y luego el Presidente Maduro, pecaron de ingenuos y creyeron en el gobierno colombiano, ingenuuidad inexplicable porque estaban en conocimiento, de que los gobernantes de ese país pertenecían a la oligarquía colombiana digna sucesora de Fco. De Paula Santander, traidor de 7 suelas, que en dos ocasiones pretendió asesinar a su padre político y Padre fundador de su República de Colombia, herencia de mal agradecimiento y traición dejada a sus generaciones, que recientemente ha aflorado con el robo de Monómeros por estar localizada en Colombia, esta empresa venezolana 100%, aduciendo sofísticamente que: el dinero que produzca esa empresa no puede ser para cubrir necesidades en Venezuela y menos para financiar a Maduro, como si Maduro fuera dueño de los bienes Nacionales, como pretende ser Juan Guaidó.

2.- Ya el Imperio, luego de las elecciones en Bolivia ha comenzado a lanzar sus dardos envenenados para poner en duda el triunfo en primera vuelta del Presidente Morales al obtener más del 40% de la votación y una diferencia de más del 10% sobre el segundo, que como establece la legislación electoral boliviana, da indudable victoria Evo Morales, y con sus advertencias de que tomarían acciones contra la elección presidencial están creando un ambiente propicio para iniciar un movimiento insurreccional, con la intención de derrocar al presidente en funciones y reelecto, recurriendo como siempre a falsas afirmaciones y quizá como en el caso venezolano, encuentren un boliviano traidor que les sirva de títere y que según parece pudiera ser Carlos Meza, que les ofrezca las considerables riquezas que tiene en su territorio ese país suramericano, en el cual hasta hace poco tenían limitado interés, pero ahora que se ha determinado abundante petróleo y gas además de ingentes cantidades de tierras raras y minerales indispensables a las industrias modernas de comunicación e informática, han comenzado a abrigar la esperanza de que un gobierno sumiso, ponga en las manos de sus compañías transnacionales a precio vil, todas aquellas materias además del gas y el petróleo, que con su poder de soborno a malos hijos de la patria, puedan obtener por bagatelas, las riquezas que muchos ciudadanos no estén en capacidad de reconocer y que como ocurría en épocas ya superadas, en muchos países convencían a los poseedores y potenciales vendedores, de que al comprarles sus riquezas les estaban haciendo un favor y que debían quedarles agradecidos, porque de otra forma se quedarían "bajo la tierra" y no conseguirían nada a cambio, patético caso de la Venezuela petrolera de principios XX, y con su proceder obligan a Bolivia a la ignominiosa sumisión de tener que solicitar intervención extranjera para que los comicios tengan credibilidad, como si solos no fueran capaces de contar sus votos, especialmente por presión estadounidense motorizada por Carlos Meza, que anda buscando pescar en río revuelto apoyado por la oligarquía boliviana y Meza que llega al punto increíble de dudar de la OEA, designación peligrosa al fin de la imparcialidad en la auditoría por ser un organismo muy comprometido con las fuerzas de derecha en los Estados latinoamericanos, conocidos como Grupo de Lima, y su Secretario General que de muy dudosa conducta e imparcialidad que indudablemente apoyan su candidatura, pero pareciera que el Sr. Meza en conocimiento de su derrota, pretende un caos que dé como resultado que, apoyado desde afuera especialmente por los Estados Unidos progresara el "Golpe" y le entregaran el poder, porque ahora sospechosamente rechaza la intervención de la OEA controlada por sus aliados.

De momento parece que los Estados Unidos no tienen intención de intervenir en las recientes elecciones de Uruguay, a pesar del triunfo de Daniel Martínez del Frente Amplio de tendencias socialistas, por consiguiente de izquierda, que requerirá recurrir al balotaje en una segunda vuelta. Uruguay país pequeño que hasta la fecha ha mostrado que no posee riquezas minerales que despierten la voracidad del Imperio, mantienen su sólida economía con una producción de alta calidad en explotaciones agropecuarias, productos que exportan a diferentes países del mundo.

Situación similar se presenta con el reingreso del Peronismo a la Casa Rosada luego del triunfo en Alberto Fernández como presidente y de Cristina Fernández de Kirchner expresidenta de Argentina, como Vicepresidenta, designaciones que comenzarán a ejercer de pleno poder, a partir de la toma de posesión el próximo 10 de diciembre.

De los resultados electorales de estos dos últimos países y el desgano con que la Casa Blanca parece observarlos, entendemos que se deriva de la carencia de riquezas minerales apetecibles al Imperio y al diablo con su Socialismo, y la supuesta defensa de la Democracia, política injerencista que sólo parece aplicarse a países con riquezas minerales como Venezuela y ahora Bolivia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 640 veces.



Edgar Valero Díaz

Ingeniero Agrónomo.

 edgarvalerodiaz@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Valero Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a283954.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO