¡Estamos en la mira, el imperialismo no se rinde!

Pensar ingenuamente que Donald Trump y sus gobiernos satélites, se abstendrán de continuar con sus planes de intervenir a Venezuela, luego de los sucesos del 23 de Febrero en la frontera con Colombia, no puede ser sino un ejercicio de ingenuidad de aquellos que piensan, que el imperialismo luego de haber llegado al nivel de desarrollo de su funesto plan de intervención, financiando a una oposición cipaya; corrupta y holgazana; manipulando a la gran industria mediática mundial alrededor de Venezuela, creando falsos positivos y pos verdades; sustentando una acción diplomática sin precedente desde la guerra fría; autorizando la movilización al Caribe de parte de su flota de la OTAN; produciendo el desarrollo logístico del entrenamiento de miles de paramilitares, soldados profesionales en sus bases situadas en Colombia y Puerto Rico; pagando el soborno a desertores del ejército venezolano mediante dádivas; sufragando el costo en dólares del mantenimiento de la Presidencia ficticia de Juan Guaidó y el gobierno paralelo creado en el exterior de Venezuela (Tribunal Supremo de Justicia, Fiscalía y otros), financiando a supuestos Embajadores designados por Guaidó y otros tantos cipayos traidores a la patria y sobre todo soportando el enorme costo del bloqueo económico, financiero e industrial, que ha producido hambre y miseria en Venezuela. No puede ser sino un lamentable error, que nos puede llevar a bajar la guardia, provocando las condiciones necesarias para que el golpe definitivo a la estabilidad del gobierno venezolano, se lleve a cabo con éxito. Por lo tanto, debemos mantenernos alertas, pendientes de los planes desestabilizadores que no cesarán, con la unión de todo el pueblo, con el poder militar y todos los organismos de seguridad, para mantener la integridad y paz del Estado venezolano.

Nosotros pensamos que los sucesos fronterizos del 23/2, solo fueron un globo de ensayo, que sirvieron para determinar el grado de apoyo popular, militar y demás instituciones por una parte y el estado de solidaridad en el plano internacional, manifestado principalmente en la ONU, con que cuenta el Estado venezolano, en lo que parecieron dos contundentes derrotas del imperialismo norteamericano y sus lacayos. Ellos, seguramente están evaluando esta coyuntura, para determinar con un grado de mayor precisión las futuras batallas a librar en una guerra híbrida, con nuevas estrategias más violentas.

Es difícil precisar donde podrían intentar el próximo golpe, pero lo que parece probable es que se decidirán por una operación de falsa bandera, de acuerdo a las siguientes consideraciones. Veamos:

Venezuela es un país con una muy extensa frontera con países hostiles, tanto terrestre como marítima, pero donde mayor se dificulta la vigilancia y seguridad, por lo intrincado y lo extenso de la zona, es en la región selvática amazónica, que cubre a los Estados de Bolívar y Amazonas, que abarcan más de la mitad del territorio venezolano. Además en esa zona es donde más han actuado sectas religiosas desde hace más de 50 años, que han incidido sobre la población indígena alienándola con una nueva cultura proveniente de los EEUU, para explotarlos económicamente bajo la promesa del descanso eterno, desdeñando a su cultura ancestral, al nacionalismo venezolano convenciéndolos de que ellos son los verdaderos y únicos dueños de todas las inmensas riquezas que allí se encuentran, por lo que para los religiosos, principalmente "las Nuevas tribus", a los que Chávez expulsó en el 2005 del territorio nacional y que ahora trabajan con nuevo nombre e impunidad, han creado las condiciones necesarias para que, precisamente allí, pueda producirse una operación de falsa bandera de enormes proporciones. Veamos:

Podrían intentar una convocatoria, para aglutinar una cantidad importante de indígenas, digamos de la etnia Pemón, en un lugar recóndito de la selva, con el pretexto de obsequiarles ayuda humanitaria, consistente en alimentos, ropa, calzado y otros enseres de primera necesidad. Luego, usando a los paramilitares y militares desertores venezolanos, (Entrenados por ellos para tal fin, en sus bases militares diseminadas en toda América) todos uniformados con distintivos de la Guardia Nacional Bolivariana, y contando con el apoyo mediático ocasionar una verdadera matanza, que por sus dimensiones, no podría ser desestimada por el Consejo de Seguridad de la ONU, para que así, se autorice la intervención humanitaria, tal como ocurrió en Libia. (Con la operación de falso positivo de la Plaza verde) Esta es solo una posibilidad, ya que son muchas las condiciones que se podrían presentar en el extenso territorio venezolano.

Debemos incrementar nuestros niveles de nacionalismo, en defensa de lo nuestro, de nuestras tradiciones, de nuestros recursos, ya que es iluso pensar que el imperialismo norteamericano, una vez consumados sus planes, actuarán de una manera altruista, darán media vuelta y se irán, sin haber cobrado, no solamente lo que invirtieron con su industria de la guerra y afines, sino que cobrarán, con todo lo que puedan llevarse como compensación a lo invertido, lo harán sin pensarlo dos veces y dejarán a una junta interventora integrada por regentes invasores de todos los países, que conformaron la alianza dispuestos a cobrar su participación en el saqueo, dejando a la oposición cipaya, sin capacidad de decisión, ni mando en los nuevos Para Estados, fragmentos de lo que fue el antiguo Estado de Venezuela. Así ha sucedido en el pasado en todos los países donde han intervenido.

En libia, los costos de la guerra invasora ascienden a más de Dos Billones de Dólares, lo que quiere decir, que al ritmo de producción petrolera actual, tendrán que pasar más de cien años para que pueda cancelar sus deudas de guerra. Mientras tanto, el país más próspero de África: Libia, se transformó en varias Neo colonias, todas administradas por la alianza del Norte)).

Llamamos también su atención, principalmente a los opositores al gobierno del Presidente Maduro, que recapaciten, que regresen al camino constitucional, única manera de poder alcanzar el Poder de manera democrática, para que se unan al llamado nacionalista de oponerse a las pretensiones de los EEUU de robarnos nuestras riquezas internas, tal cual, como ya lo hicieron con los activos que teníamos en el exterior. Ustedes también nacieron en este país, tienen hijos y familia acá, por lo tanto también les tiene que doler los golpes que reciba nuestra adorada Venezuela.

Por último queremos resaltar la importancia de poblar el Sur geográfico, tal como lo expusimos en nuestro proyecto "ES UNA NECESIDAD PRIORITARIA POBLAR EL SUR DEL PAÍS" y de manera inmediata retomar la idea de Fidel y Chávez, de llenar a la frontera de Bases de Paz.

 

Master en Ciencia Política enfoque Sur

joukap10@outlook.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 319 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a276706.htmlCd0NV CAC = Y co = US