Guerra sin Fronteras

Hace unos años, un país en la zona del caribe experimentó con una revolución socialista. Durante cuatro años, mientras la mayoría de las naciones caribeñas sufrieron terriblemente una crisis económica, éste país logró un crecimiento de 9% en su economía. Bajó el desempleo del 49% al 14% a nivel nacional. Y el gobierno diversificó sus recursos agrícolas, desarrollando cooperativas y estableciendo una base agro-industrial que logró reducir el porcentaje de comida y productos importados de un 40% a solo 28%. Erradicaron el analfabetismo y establecieron sistemas de atención médica y educación secondaria gratuitas. Construyeron más escuelas y numerosos ciudadanos recibieron becas para estudiar en universidades en el extranjero. Implementaron programas sociales ambiciosos en las industrias de pesca, artesanía, vivienda, turismo, infrastructura y transporte. El gobierno se mantenía abierto a la descentralización e inversión extranjera en los áreas de tecnología y desarrollo nacional.

Hubo relaciones estrechas con el gobierno y pueblo cubano, lo cuál envió cientos de trabajadores especializados, médicos y asesores para apoyar los esfuerzos de la revolución social. La popularidad del gobierno estuvo centrada en la personalidad carismática del líder, el Primer Ministro. Al mismo tiempo, el desarrollo de consejos parroquiales y organizaciones de base aseguró una democracia popular y reflejó el deseo del gobierno de construir un socialismo popular. La política exterior de ése país no estaba subordinada a los intereses de Washington y también, su gobierno rechazaba ser dominado a nivel doméstico por los intereses de multinacionales.

Durante el segundo año de la revolución, el gobierno de los Estados Unidos realizó un ejercicio militar de gran escala desde su base en Vieques, Puerto Rico, donde simularon una invasión al país mencionado con casí 10,000 tropas y múltiples naves de Guerra con apoyo aerial y naval. Utilizaron nombres y coordinados geográficos idénticos a lugares reales en ése país con la revolución socialista, practicando para la invasión real que se ejecutarán solo dos años después. Pero cuando el gobierno de ése país denunció la posibilidad de una inminente ataque de los EEUU en su contra, el Departamento de Estado comentaba que tales acusaciones eran “ridículas.” Los medios de comunicación internacionales tampoco reportaban sobre la realidad de la revolución social de ése país y más bien, intentaban vincularlo con una “amenaza comunista.”

Ése país es la isla de Granada. Dos años después del ejercicio militar, el Primer Ministro de Granada, Maurice Bishop, fue asasinado por supuestas fuerzas de la extrema izquierda, a pesar de la imensa popularidad que tenía en la isla. Su asasinato, y la inestabilidad y violencia que causó, dio la justificación para que más de 7.300 efectivos de las fuerzas armadas estadounidenses invadieron Granada, en la demoninada Operación “Furia Urgente”. Las cifras oficiales proclamaron alrededor de 200 muertos y 500 heridos, casí todos civiles. Los estadounidenses perdieron 19 soldados y tuvieron más de 100 heridos. Instalaron un gobierno “al gusto” de Washington, que rapidamente comenzó un proceso de privatización de bienes e industrias nacionalizadas durante la revolución. Pocos meses después de la invasión, las organizaciones populares fueron desintegradas, los sindicatos fueron re-organizados, expulsaron más de la mitad de los médicos, y las leyes regulando la inversión privada fueron revisasdas para favorecer la inversión extranjera. Las cooperativas y empresas del estado fueron vendidas a intereses privados. Las vallas que antes inspiraban a la población de trabajar para la justicia, la igualdad, el desarrollo y la soberanía fueron cambiadas por unas diseñadas para promover la compra de productos estadounidenses. La calidad de la vida para la mayoría de la población empeoró durante el periódo después de la invasión, a pesar del apoyo económico que mandaba Washington. No había atención médica ya para los niños y menores de edad, que componían 60% de la población, porque todos los pediátricos fueron expulsados del país. La invasión inició una “casaría de brujos” por todo el Caribe, buscando individuos y grupos con tendencias hacia la izquierda. Cientos de ciudadanos de Granada fueron detenidos durante meses sin razón, algunos torturados. La única emisora de la isla fue tomada por la Armada estadounidense. La prensa fue censorada y los derechos de la libre asociación y expresión fueron reprimidos.

En el año 2001 en España, la OTAN realizó un ejercicio militar simulando una invasión a Venezuela. En el “Plan Balboa”, como fue denominado, un ataque a Venezuela para ocupar y asegurar la industria petrolera por el estado Zulia fue lanzado desde los bases militares estadounidenses en Panamá (Howard Air Force Base), Puerto Rico (Vieques) y varios puntos en Colombia y el Caribe (Curazao). “Balboa” incluía datos y coordinados exactos de lugares estratégicos dentro de Venezuela, y articulaba la cantidad de fuerzas y armamento necesario para ejecutar la invasión de manera exitosa. Durante éste último mes, Washington, junto con algunos de los otros países de la OTAN, han estado realizando maniobras militares en la zona del Caribe, contando con una fuerza militar inmensa, que incluye más de 85 aviones de combate, 4 poderosos buques de Guerra, torpedos, misiles Tomahawk, helicopters Black Hawk y más de 7.000 efectivos. Una de estas operaciones, “Nuevos Horizontes”, que actualmente toma lugar en la República Dominicana, ha llamado mucho la atención a los dominicanos, debido al exceso en armamento y poder militar que han traido a la isla. Supuestamente una misión de entrenar 3.500 reservistas en el suministro de apoyo humanitario y la construcción de clínicas médicas en lugares de crisis, la prensa dominicana y estadounidense han indicado una gran duda sobre la intención “humanitaria” de esta operación. Hace unos días, el Los Angeles Times comentó que la prensa dominicana esta anunciando la llegada de 11.000 tropas estadounidenses durante los próximos días con más equipamento. Hay sospechos de que la isla esta siendo utilizado para construir otra base militar estadounidense para un posible ataque a Venezuela o Cuba.

El Secretario de Defensa de los EEUU, Donald Rumsfeld, acaba de aprobar el plan más ambicioso del Pentágono para combatir el terrorismo por todo el mundo. Aunque los detalles son secretos, generalmente el plan aumenta el papel del Pentágono, más que todo expandiendo las fuerzas “especiales” y “elites” y autorizando sus operaciones para combatir el terrorismo en lugares fuera de las zonas de Guerra. El Washington Post afirmó que el Comando de Operaciones Especiales del Pentágono ya ha enviado pequeños equipos de las “Boinas Verdes” del ejército y otras tropas especiales a las embajadas de los EEUU en más de 20 paises en América Latina, el Medio Oriente, Asia y Africa. Desde la sede de las embajadas, estarían realizando misiones encubiertas y especiales.

No se puede dudar ni negar el incremento notable en presencia militar estadounidense muy cerca a las fronteras venezolanas. Y la historia demuestra que en muchas ocasiones, los “ejercicios militares” son meramente acciones preparatorias para ejecutar una verdadera invasión.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5623 veces.



Eva Golinger


Visite el perfil de Eva Golinger para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a21472.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO