¡Eureka! No habrá invasión… es un parapeto bien elaborado

¡Qué tal, camarada!  Ya estamos bien claros del problemón en que estamos metidos con USA por haber seguido la Revolución como la que hizo Bolívar, que reivindicó Chávez y continúa Maduro, con todos los defectos que quieran hallarle.

Por más analistas políticos en que nos empeñamos ser, la mayoría con carácter profundo, dogmático alguna de las veces, simplista en muchas ocasiones, de repente perdemos la orientación real de los ataques que permanentemente  nos hacen los opositores nacionales “titereteados” por el imperio usaense.

Se suele emplear el lema de que muestran “el trapo rojo”, igual a aquel con el que distraen al toro, por más miura que sea. Pero esta vez, ya agotando una de las últimas y grandes oportunidades para acabar con nuestra Revolución por medios democráticos, aunque empleen métodos caníbalistas,  no es otra que ganar las curules de la Asamblea Nacional, como sea.

La arremetida de la guerra mediática ha sido implacable, como he escrito, nos la ganaron de calle. La guerra mediática, como he mencionado, nos la mantienen ganada, aun con algunos pataleos de ahogado que damos de vez en cuando.

La vaina eleccionaria se ha puesto muy fea, dura, muy en contra, cuesta arriba arrecha. Importante despertar en ese sentido.

Quedan pocos meses para poder voltear la tortilla con unas medidas de distribución de los insumos básicos, desabastecimiento de medicinas, anti colas, pues, para que los venezolanos y extranjeros que viven acá (aunque no voten pero opinan que jode, la mayoría en sus negocios) olviden un poco la catástrofe lograda por el guarimbeo con la cesta básica, más dañino que las quemazones y muertos que acostumbra producir la oposición.

Lo que está provocando la oposición mundial, más la que inventa Obama y su combo capitalista imperialista, se basa en demostrar con falsas  informaciones sobre una ingobernabilidad de nuestro gobierno y ahora con mayor intensidad con un Decreto para causar terror entre todos nosotros haciendo ver que nos aplicarán un Bloqueo como el que le dedicaron a Cuba, cuyo resultado es un grave desequilibrio económico (¡cuidado, vamos a la cubanización!) que sus medios han vendido, y casi todo el mundo interpreta, como un país donde los habitantes (los cubanos, suena mejor) pasan el trabajo que jode, pero que ahora sí mejorará por el restablecimiento de relaciones con papá USA.

¿No te extraña que “el Cardenal habló” de una forma que hasta consideraríamos a favor nuestro diciendo que las medidas de Obama eran graves (y que teníamos que ponernos de acuerdo), y que no es más que una estrategia que le fue exigida para que todos percibamos lo que ocurriría con el bloqueo y que hay que votar en contra de la Revolución para evitarlo?

Al igual que, para complementar la súper perversión del desabastecimiento han rodado la especie de que desparecería, y que todos los productos, esos que te obligan a hacer colas se regularían en las estanterías, y se acabarían los bachaqueos una vez que cambie el gobierno. ¿No es lo mismo, en otra versión de la que por cierto nunca ha opinado en su contra la conferencia episcopal, que lo expresado por el cardenal?

Hasta viene teniendo sentido la tranquilidad con que los diputados escuálidos ni se inmutan cuando escuchan de la invasión de USA, y nosotros empeñados en hacerles ver lo que les pasaría ya que las bombas no discriminan entre chavistas y escuálidos. Jajaja



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5728 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Oposición