Un "proyecto criminal" de la CIA develado que habla de la podredumbre de un imperio

Según manifestó el Relator Especial de las Naciones Unidas, Ben Emmerson "las sanciones más graves tienen que ser para quienes estaban envueltos en este proyecto criminal, y en su autorización".

El "proyecto criminal" al que refiere Emerson no es otro que el contenido en un resumen del informe de la Comisión de inteligencia del Senado de Estados Unidos sobre el programa de detención e interrogatorios de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, difundido el 9 de diciembre de 2014. Después de cinco años de investigación y 10 meses de intensas negociaciones entre el Senado y la Casa Blanca se publica un resumen ejecutivo de 525 páginas de un documento original, aún secreto, de 6.700 páginas.

El informe publicado documenta una serie de torturas aplicadas a prisioneros interrogados por la CIA, entre éstas prácticas resaltan: ahogamiento simulado, privación de sueño, alimentación rectal, amenazas de muerte, palizas salvajes, etc., todas ellas aplicadas por oficiales de la CIA en cárceles clandestinas y en el marco de la "guerra contra el terrorismo" que adelantó George Bush, después del 11-S de 2001.

Entre los involucrados directos en el "proyecto criminal", que a decir del Relator de la ONU deben ser sancionados, están: el expresidente George W Bush; el exvicepresidente, Dick Cheney; el exdirector de la CIA George Tenet y su exasistente Jonn Brennan, actual Director de CIA; John Yoo y Jay Bybee, abogados de Departamento de Justicia y autores de los memorandúm de tortura; Bruce Jessen y James Mitchell, sicólogos y asesores de la CIA para el refinamiento de torturas.

Según el Acta Federal sobre Tortura, quien cometa o intente cometer tortura será multado o encarcelado por veinte años, en caso de que la tortura ocasione muerte de la víctima se aplicará la pena de muerte o cadena perpetua. En el contexto internacional, los Convenios de Ginebra prohíben la tortura y la tipifican como un crimen de guerra.

El polémico informe del Senado de los EE UU publicado un día antes de la Celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, decretado por la ONU desde 1950, ha reavivado las críticas al militarismo estadounidense; no obstante, el Departamento de Justicia, que ya investigó el programa, cerró el caso sin levantar cargos. Tanto el Presidente Obama como el Procurador General, Eric Holder indicaron que procederán judicialmente contras funcionarios de gobierno de Bush, a pesar del contenido del informe de torturas de la CIA presentado por el Senado.

"Tanto el proyecto de tortura, como la imposibilidad de sancionar a nadie ponen al descubierto el desmoronamiento del andamiaje constitucional de Estados Unidos. Todo el mundo sabe de los crímenes que se han cometido pero ¡ni hablar de castigar a los responsables!, http://www.wsws.org/es/articles/2014/12/15/ciat-d15.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1765 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales