Las Américas integradas con sus miradas en el norte

El hijo de lázaro Cárdenas, Cuauhtémoc Cárdenas uno de los líderes de la izquierda mexicana sostiene “que su país y América Central tienen la vista muy puesta en el norte y deberían hacer un giro hacia América del Sur y sus procesos de integración para disponer de condiciones de desarrollo alternativas y no dependientes”. Cuauhtémoc Cárdenas manifiesta que su partido de la revolución democrática (PRD) mientras no supere problemas internos y cambie su forma de conducción partidaria no tendrá posibilidades de constituirse por sí o por atracción a otros sectores, una mayoría política para llegar al gobierno nacional. “Creo que tiene que trabajar más en las zonas donde la votación ha sido baja, abrir más la organización y dejar de lado practicas sectarias, de otro modo no preveo que el PRD se recupere y vuelva a ser una opción de carácter nacional”. Es verdad que en América del Sur, gracias a Venezuela, por un tiempo proliferaron los gobiernos de izquierda y centro izquierda como el PRD mexicano, si México tuviera un gobierno de izquierda prácticamente toda América latina hasta Chile gozaría de presidentes con esa inclinación con un grueso de ellos mirando al norte porque seduce el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) firmado por México, EEUU y Canadá. Uno de los primeros TLC poderosos de América que golpeo muy fuerte a la pequeña y mediana empresa y borro la soberanía alimentaria de México, uno de sus orgullos nacionales desde la época de los aztecas y los mayas. Ese TLC sirvió para proyectos como el IIRSA, ALCA, diseñados para vaciar América latina, lleno de infraestructuras apuntando hacia el norte, todavía, prolifera como una horrenda manía de pensar desde las aulas universitarias que enseñan ciencias políticas para alimentar a los partidos políticos de derecha que aun deambulan como fantasmas por allí listos para el cementerio. He pasado gran parte de mi vida estudiando y participando de los procesos revolucionarios y solo he aprendido a pensar como será un socialismo en mi país y en mi región. Los hechos me han hecho crítico, algo tolerante y menos comprensivo hasta que no se cristalice un socialismo porque el resultado de ese estudio indica que los mayores problemas para llegar a una transición son el económico y la destrucción cultural por medio de la consciencia, la iniciativa y la libertad. Esta práctica ha sembrado mucha corrupción, conspiraciones, golpes, situación que afecto la moral, la ética, la justicia de los pueblos, las sociedades se volvieron cínicas para sobrevivir así la verdad se hizo relativa, descarada, y los principios como la honestidad se convierten en recursos para las estupideces, de todo este contexto surge la inseguridad ciudadana, es el resumen de la injerencia de EEUU, en los pueblos de las Américas y en el mundo. Sabemos que América del Norte no permitirá que el Centro y el Sur de América se integren porque para Washington somos su patio trasero, es lo que ellos dicen, allá ellos, en este artículo quiero referirme a esa América que avanza dividida a pesar de la creación de UNASUR, ALBA, Celac, Petrocaribe. Por caminos divergentes recorren el camino del cambio y de la integración, es la misma América Latina que sueña con su libertad de pensamiento y acción, con su autonomía, libre en su consciencia para que no le importe las amenazas de Estados Unidos. Pero no es así, uno de los problemas más serios fuera de la dependencia comercial que tienen los países de las Américas con los EEUU y Europa, es el conformismo político instaurado en la región, evita que los ex presidentes jamás se retiren a sus casas, ahí están nuevamente los Bachelet, Vázquez, Uribe, Lula, Correa, Morales, con altísimos índices de popularidad, el pueblo prefiere “buenos conocidos y no malos por conocer”, así, los problemas de integración y la ideología sur-sur recorrerán el mismo camino pero más lentamente. Las revoluciones ensanchan la democracia, las revoluciones no le gustan a los EEUU, no le gustan porque se mejora la existencia de la gente, esa ideología jamás puede imponerse a la del capitalismo porque ellos modernizan ese sistema para que sobreviva como imperante aun en crisis, el socialismo a pesar de no estar constituido y ser incipiente como sistema alternativo es mejor que el capitalismo y sus mil formas porque busca la salud, el crecimiento de la humanidad racionando sus recursos. Otro de los problemas es la fuerte publicidad que distorsiona nuestra ideología, la manipulación da resultados para la clase media, para la oligarquía y para un sector importante del pueblo, esa publicidad más o menos dice así, “se busca que los pobres se conviertan en ricos y que los ricos se vuelvan pobres, es una teoría que no tiene ni pies ni cabeza pero influye sicológicamente en la cultura, es mucho más fuerte que la verdad que dice, la igualdad de oportunidad para todos con los mismos derechos y obligaciones para que el Estado pueda equitativamente distribuir lo que ya existe.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1368 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: