La imaginación al servicio de la humanidad

Guayoyo……..Muchas veces nos imaginamos, o mencionamos a la naturaleza, como otra cosa diferente a nosotros mismos, y nosotros no fuésemos naturaleza. El cerebro aprende a través de la imaginación, esta es una máxima ya muy conocida pero poco puesta en práctica, incluso me atrevo a decir que el pragmatismo, y el desarrollo día a día de una realidad asfixiante y que aplasta cualquier ejercicio de imaginación está llevando a millones de individuos de diferentes edades a suprimir una práctica tan beneficiosa como la imaginación como primera hipótesis de la construcción del conocimiento, la imaginación como primer paso o mejor dicho como elemento catalizador de la búsqueda del conocimiento mismo, recuerdan los contemporáneos, la frase pensamos y luego existimos, muy mal interpretada por muchos materialistas y sobre todo por psudos materialistas, como parte de la secuencial discusión cartesiana, ahora bien las terribles realidades, que a su vez paradójicamente parecieran inimaginables, como titule un trabajo anterior ¨Una verdad inimaginablemente horrorosa¨ y donde me atrevo a plantear, de arranque que: ¨Hay veces situaciones que inimaginablemente nos hacen horrorizar, nos retrotraen a las raíces etológicas , para poder comprender y superar posiciones individualistas que afloran el depredador, las recientes vivencias, han determinado un peligro real único de alienación genérica en la historia de la humanidad¨, en este caso me refería a las situaciones de Barbarie, que ha desatado la locura imperial, pero en esta nueva disertación trato de ser más genérico por lo menos en relación a las situaciones traumáticas, de cualquier índole, e incluso no podemos sacar del análisis la alienación mediática, elaborada adrede por los mejores laboratorios de control mental, que buscan el elemento miedo como materia prima de dominación, y muy a pesar de lo que ellos pretendían, entre otra cosa fundamental es bloquear, minimizar, reducirla hasta que no sea por esencia La imaginación, ya que el cerebro como obra maravillosa debe tener sus mecanismos de seguridad, para aislarnos de momentos desagradables , situaciones e imágenes que lejos de inyectarle alivio al cuerpo y crear pensamientos positivos creadores, causen dolor y estrés, pero pareciera QUE ESTE (EL CEREBRO, ya que no trataremos en este trabajo, en el tópico del pensamiento celular, o el cuántico) NO REACCIONA EN LA MAYORIA DE LOS CASOS, O QUIZAS NUNCA MATANDO LA IMAGINACIÓN, la creación, por el contrario(por supuesto apartando los casos patológicos, y los casos de disociación, o enajenación mental), la imaginación es el mejor antídoto, contra la imposición mediática de control mental, es una simple apreciación de este humilde profano de la Filosofía de la mente.

En el ensayo y a la vez especie de tratado científico de carácter literario titulado ¨ Leer la mente¨ que Jorge Volpi, escribiera, tiene que ver la ficción y el funcionamiento de nuestra mente, nos trae a colación casos y estudios científicos donde podemos llegar a esta conclusión y es la que define muy bien el crítico Javier Moreno, El cerebro aprende a través de la imaginación, el también identifica en el libro de Volpi, otra sentencia bien interesante,¨ Otra idea interesante defendida en este ensayo es la de que el yo no es sino una ficción, algo así como el relato que nos hacemos de nosotros mismos, una construcción artística, al fin y a la postre¨.

Se mencionan estudios neurológicos que confirman que los circuitos neuronales que se ponen en marcha al imaginar una situación son los mismos que lo hacen cuando la situación se presenta en el mundo real.

Ahora esto no es nada, recuerdo muchos años atrás cuando cursaba un seminario de Filosofía de la mente, discutíamos de la fuente de un libro de un autor Inglés, un tratado de la mente (en una próxima entrega seré mas especifico), pero lo que quiero es contarles que para aquel entonces pruebas controladas de laboratorio, explicadas por el autor determinaron que antes de producirse un evento x o z la caída de un vaso de vidrio por ejemplo , incluso realizado mecánicamente para evitar cualquier transmisión de pensamiento, por parte de los investigadores, el sujeto, unido por medio de infinidad de cables y sensores electrónicos, se lograba precisar , que en milésimas de segundos antes de ocurrir o producirse el evento, ya en las neuronas se disparaban tanto las ondas electromagnéticas, como el intercambio químico neuronal, se producía una actividad neuronal que evidenciaba, que de alguna forma que el cerebro se adelantaba al evento en sí. Ojo y no es el caso del observador en la cuántica, una imaginación, creativa, sublime, porque será que en mi vida desde niño y hasta hace poco siempre asocie o me parecía imaginación sinónimo, de hermoso, bueno, positivo, maravillosa, ideal, realizable, nunca la sentí etológica, será que los animales no tienen imaginación, Por favor que alguien me explique si la imaginación es una esencia humana. IMAGINATE SIEMPRE LO MEJOR, aunque puedes practicar el proverbio, piensa mal y acertaras, la imaginación es otra cosa, es menos cartesiana, es más cuántica, es esencia del ser. Es la naturaleza creándose.


langiolillo977@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1832 veces.



Lorenzo Angiolillo Fernández

Ex Embajador, escritor, analista político, e Ideólogo Bolivariano

 angiolillo777gmail.com

Visite el perfil de Lorenzo Angiolillo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a133905.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO