EEUU y A. Latina ¿trato entre iguales?

América Latina tiene muchos problemas en la organización de los poderes porque la desigualdad existente viene desde la colonia. La forma de trabajar en la proyección socio-económica sostiene la cultura de archivo altamente burocrática, lenta, muy favorable a la corrupción y a la dependencia de capitales y armas que frenan el rediseño de la administración pública, asuntos favorables a los intereses de Washington.

En el 2010 Latinoamérica fue la región que más creció según los índices del PIB 5.6%. Es la región que mas recibió en inversión privada dice la CEPAL en el 2010 con 113000 millones de dólares mucha más inversión con relación al 2009 que fue de 80200 millones de dólares y menos que lo recibido en el 2008 como capital foránea que se situó en los 134400 millones.

EEUU sigue siendo el país que más invierte en la región, le sigue China, Canadá, países bajos y España. Los países que mas recibieron fue Brasil 48462 millones de dólares. México 17762, Chile 15095, Perú 7328, Colombia 6760, Argentina 6193, Panamá 2367, Uruguay 1627, R. Dominicana 1626, Ecuador 164 millones de dólares. Las empresas asiáticas invirtieron 15000 millones de dólares en Latinoamérica dice el informe de la CEPAL, 90% dirigido a la extracción de recursos naturales. “América Latina tiene un ambiente poco favorable para la inversión extranjera por la falta de reglas claras que perduren” concluye el informe.

Este crecimiento macro económico origino que A. Latina sea la región que más gasto en armas en los últimos años 63000 millones de dólares. La región sostiene entre 180 a 200 millones de pobres, sigue siendo la zona más desigual del planeta lo que le hace ideal para las variables geopolíticas ajustadas constantemente por el precio del petróleo, por la ideología social que busca arreglar históricas situaciones injustas como la salida al mar a Bolivia, los TLC con Colombia y Panamá, la posible llegada de Ollanta Humala al palacio de Pizarro, las bases militares estadounidenses en Colombia, en situación de espera hasta las nuevas orientaciones para Venezuela, el narcotráfico, la inseguridad, la expectativa militar para dar golpes como el de Honduras.

Washington, plantea nuevas orientaciones políticas para América del Sur. Los cambios del director de la CIA, León Panetta quien es el nuevo secretario de defensa obligan al Departamento de Estado a colocar nuevos subsecretarios y directores capaces en proyectar conflictos que coincidan con las proyecciones de la Agencia de Inteligencia y del Departamento de Justicia con vista la reelección de Obama.

El éxito político que le represento a Obama la muerte de Bin Laden, Washington programa otro tratamiento diplomático para Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, México, países en donde Arturo Valenzuela, ex subsecretario adjunto para Latinoamérica por el Departamento de Estado “poco o nada hizo”, incluso, Rafael Correa declaro persona no grata a la embajadora de EEUU Heather Hodges, Bolivia, expulso a ONG como USA ID por intromisión en las políticas internas. El mejor momento de Valenzuela fue el 28 de junio del 2009 cuando el golpe en Honduras que destituyo a Manuel Zelaya, para luego de unas ilegales elecciones Washington, reconozca al gobierno de Porfirio Lobo.

Sin embargo, la salida de Arturo Valenzuela del Departamento de Estado nos deja varias interrogantes: El asunto del narcotráfico, la salida al mar a Bolivia, los diferendos limítrofes entre Perú y Chile, la llegada de Humala al poder, la continuidad de Correa, UNASUR y su consolidación, el grupo del Pacifico y su relación con la CAN, MERCOSUR, el ALBA, y Asia, el liderazgo de Brasil, la continuidad de China como prestamista en la región, ¿merecen otro tipo de tratamiento diplomático que permita recuperar terreno geopolítico a EEUU desde Colombia?

La universidad de los Andes publico un estudio relacionado con el tráfico y producción de cocaína que al año mueve unos 7700 millones de dólares en Colombia, lo que representa un 2.3% del PIB. 680 Millones representa el valor de la hoja de coca, 453 millones el valor de la base de coca, y expertos confirman en 1132 millones el costo de la transformación de la base en cocaína, y en unos 5430 millones las ganancias de los narcotraficantes colombianos.

Colombia es el primer productor mundial de cocaína con 410 toneladas métricas dice la ONU. Este es el negocio que EEUU quiere controlar no erradicar porque la venta al detalle en las calles de las ciudades norteamericanas ese valor se quintuplica según la DEA, lo que beneficia a la agencia de importación de cocaína (CIA) para sus negocios de política sucia alrededor del mundo. Los países por donde circula la cocaína invariablemente se involucran en el lavado de activos y en delincuencia organizada aumentando la violencia y elevando las tasas de inseguridad. La CIA tiene experiencia en cómo utilizar la droga como arma de guerra, desde los 80 lo vienen realizando con su propio pueblo para obtener dinero para la contra nicaragüense así como el caso irangate. Continuamente lo hace en todas las naciones del mundo cuyos resultados le ayudan para su estrategia socio -político.

Esta ficticia bonanza económica por la inyección de capitales especulativos provenientes de EEUU, declaro la guerra de divisas porque sobrevaloraron las monedas e incrementaron la inflación que origina desestabilización política, es lo que Washington busca en América Latina, el narcotráfico logro que México, se hunda en una guerra sin fin por la tradición cultural de pobreza mental que fluye desde algunos gobiernos pro estadounidenses, es un ambiente propicio para la administración Obama, que busca un nuevo trampolín con Venezuela, que sea capaz de catapultarlo definitivamente a la reelección.

Washington sabe que cada vez más el futuro político de EEUU, depende del voto latino. En el 2010 el 60% de los votantes latinos apoyaron a los demócratas engañados por las promesas que Obama les hizo sobre el asunto inmigración, el 38% restante se fue para los republicanos según el centro de investigaciones del hispano center.

Ningún otro gobierno de EEUU, ostenta el record de deportaciones que tiene Obama, con más de 1200000 latinos devueltos a sus países de origen. Este y otros casos nos demuestran que el tratamiento de iguales que Obama ofreció no se concretara


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2567 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: