¿Pronto cientos de millones de vidas se hundirán en el Moloch petrolero de la Tercera Guerra Mundial?

Barack Obama: ¿Estamos pasando del holocausto de esclavos al holocausto nuclear?

En Venezuela estamos estudiando con mucha preocupación las últimas reflexiones y advertencias de Fidel Castro. Nos estamos preguntando si pronto pasaremos de la catástrofe en el Golfo de México al holocausto nuclear en el Oriente Medio, y con él a la próxima guerra mundial.

Referente a todos los desarrollos del capitalismo, fue Karl Marx quien tomaba la primera palabra a nivel teórico y ahora, ¿será que el proletariado mundial tendrá la última palabra a nivel práxico, como le corresponde? ¿Será que por fin los trabajadores del mundo despertarán de su letargo?

Independientemente de las barreras cognitivas de su época, de las cuales, de paso, todos somos víctimas transhistóricas, sin duda, fue Karl Marx quien desde hace medio siglo ha estudiado científica y filosóficamente la quintaesencia del capital, de la acumulación de capital y del capitalismo, que se traduce en la explotación económica, la dominación política, la discriminación social, los genocidios militares y la ideológica alienante. Fenomenológicamente, es decir, en apariencia, el capitalismo ha cambiado enormemente durante el último siglo, sin embargo, no ha perdido ni una sola ley tendencial del desarrollo como se describe en El Capital de Marx. (1)

De hecho, incluso antes de estudiar estas leyes inherentes, Marx y Engels en su "Manifiesto del Partido Comunista" (1848) en realidad predijeron la globalización actual formulando la primera teoría de la globalización.

Ahora, con respecto al origen, al nacimiento del capital actual, es decir, del capitalismo corporativo con su esencia globalizada, beligerante, brutal y bárbara, Marx nos dio una definición clara ya en 1867.

Dice en una nota de pie de su monumental obra, El Capital, Tomo I, Parte VIII, Capítulo 31, "Si el dinero, según Augier, ‘viene al mundo con una mancha de sangre congénita en una mejilla', entonces el capital viene chorreando de cabeza a pies, de cada poro, con sangre y suciedad." 2)

El maestro de Marx a nivel filosófico y en especial en la dialéctica fue Hegel, y le enseñó que todo lo que nace, lógicamente, también debe perecer. El capitalismo no es inmune a esta ley universal. Entre las leyes tendenciales económicas del inexorable desvanecimiento terrenal del capitalismo, entre otras cosas, Marx preveía lo siguiente:

(A) la competencia, la concentración y la monopolización progresiva y despiadada,
(B) la inmensa socialización de la producción,
(C) a pesar de las gigantescas ganancias, la caída de la tasa del promedio de ganancias a escala mundial;
(d) el crecimiento de la composición orgánica del capital, es decir, la disminución de la fuerza viva del trabajo físico que produce plusvalía y su sustitución por medio de máquinas (hoy en día computadoras, robots o nanobots) que ni consumen, ni realizan capital;
(E) esto tiene como consecuencia la anarquía en la producción capitalista, el incremento de los períodos de crisis económica, de desorden político, de depresión, de recesión, de luchas de clases y de guerras;
(F) y la explosión geométrica de la pauperización progresiva de los trabajadores, de los excluidos y los desempleados a nivel mundial.

Un simple estudio de la actual situación mundial, de los ‘estados fallidos’, la ‘post-modernidad’, la ‘transición’ y el ‘nuevo orden mundial’, podría fácilmente verificar esa tendencia y latencia del capitalismo global. Lo anterior sólo puede desaparecer y volverse obsoleto con la aniquilación del capitalismo mismo.
Veamos algunas estadísticas de la situación actual, que corroboran tanto la explosión geométrica de la pauperización de la humanidad como la concentración de poder elitista, es decir, la megalomanía de la clase dominante.

Ab ovo, el modo de producción capitalista es corrupto, alienante, es asesinato, es robo. Si no hemos comprendido esto ahora, bueno, entonces tenemos un grave problema psicológico con veritas, con la verdad.

Cuando nació el capitalismo en las antiguas metrópolis griegas junto a su correspondiente superestructura bélica incluyendo las ‘operaciones de bandera falsa’, ya Esquilo nos informó que "en la guerra, la primera víctima es la verdad". Este hecho se puede comprobar a plenitud analizando todas las noticias actuales sobre las guerras estadounidenses contra el terrorismo (3a).

En las guerras actuales alrededor del planeta, todas, de una manera u otra lanzadas por los Estados Unidos de América, bajo el lema 'dominio de pleno espectro', es evidente que no sólo las ideas, la moral, la ideología y la religión dominantes les pertenecen a las respectivas clases dominantes o a las élites, sino que también la verdad reinante es la verdad del “Hermano Mayor”, que no acepta o permite ninguna otra verdad. Por lo tanto, en la ‘democracia’, la verdad y la libertad de pensamiento es un mito, al contrario de lo que subrayó Rosa Luxemburgo: “La libertad es la libertad de los disidentes"; en el Nuevo Orden Mundial un disidente es un ‘terrorista’, un ‘extremista’. El talón de Aquiles del capitalismo corporativo es precisamente la verdad y no hay nada que las clases dominantes temen más que el "despertar político" de los trabajadores del mundo.

El ex presidente estadounidense, George Bush, padre, expresó este temor de la siguiente manera:

"Si el pueblo norteamericano supiera lo que hemos hecho, nos colgarían de los postes de la luz." (3)

Ahora, lo que la familia Bush y sus socios corporativos militares estaban y siguen haciendo, lo pudimos presenciar en los eventos del "9 / 11", en las guerras del Medio Oriente y en Gaza; en el futuro inmediato se repetirá esto con magnitud peor en los ataques planificados contra Irán y Corea del Norte, en la construcción de estados metropolitanos policíacos, en el globo fascismo mismo culminando en un gobierno mundial único. Los medios masivos internacionales, controlados por el imperialismo corporativo y la ideología (muy a menudo un seudónimo para los mitos, engaños y mentiras dominantes) progresivamente ocultan la verdad del mundo; claro, de vez en cuando aparece algo de periodismo auténtico como excepción que confirma esta regla de oro.

En su artículo "El despertar político global y el Nuevo Orden Mundial", Andrew Gavin Marshall nos da estadísticas que indican la verdad de lo que se predijo en El Capital de Marx hace más de un siglo:

"En lo que respecta a la pobreza y las cifras del hambre,’Más de 840 millones de personas en el mundo están desnutridas - 799 millones de ellas provienen del mundo en desarrollo. Tristemente, más de 153 millones de ellas son menores de 5 años (la mitad de la población total de los EE.UU.).'" (4)

Actualmente estamos viviendo no tanto una crisis económica por escasez, sino más bien un colapso capitalista por sobreproducción, que pone en peligro la realización del capital imperialista corporativo. Vivimos en una "democracia", en una gran depresión económica, en un mundo donde se les inyectan a los banqueros irresponsables y corruptos, y a los capitalistas estafadores billones de dólares, mientras que en Humania del Sur, en África, Asia, América y otros lugares, millones de niños inocentes mueren como moscas a causa del hambre y la peste:

"Además, 'Cada día, 34.000 niños menores de cinco años mueren de hambre o de otras enfermedades relacionadas con el hambre. Esto se traduce en 6 millones de muertes al año.’ Eso equivale a un ‘Holocausto del hambre’ que se repite cada año. A partir de 2003, "de 6.2 mil millones de personas que viven hoy en día en nuestro planeta, 1.2 mil millones viven con menos de 1 dólar de ingreso por día. Casi 3 mil millones de personas viven con menos de 2 dólares de ingreso al día." (5)

El capitalismo es la acumulación progresiva de una serie de holocaustos contra la humanidad, entre otras cosas, el Holocausto de Hitler, el Holocausto de esclavos, el holocausto mental y el holocausto del hambre. En este mismo momento, como advirtió Fidel Castro, ya está siendo preparado el último holocausto nuclear en contra de Irán por parte de los EE.UU. y sus sabuesos israelíes. En 2006, el 2% de los adultos en el mundo ya poseía el 50% de la riqueza mundial. Y todavía quieren más, lo quieren todo. Sí, más precisamente, "el 1% posee el 40% de los activos globales; el 10% posee el 85% de los activos del mundo; y la parte inferior que es el 50% posee un 1% de los activos globales; una cifra preocupante, por cierto." (6)

De verdad, ¡algo huele mal en Dinamarca!

Por último, las instituciones del mundo capitalista verifican por sí mismas lo que Marx previó hace mucho tiempo:

"El informe de los objetivos de desarrollo del milenio dice que en 2009, “un estimado de 55 a 90 millones de personas estarán viviendo en la pobreza extrema, más de lo que era previsto antes de la crisis”. Además, "la tendencia alentadora en la erradicación del hambre desde principios de los años 90 se invirtió en 2008, en gran parte debido a los crecidos precios de los alimentos." El hambre en las regiones en desarrollo ha aumentado a 17% en 2008, y ‘son los niños los que llevan todo el peso de la carga.’ “ (7)

Lo que está en formación, y que en parte ya se ha venido construyendo desde hace décadas, es un Estado global autoritario y totalitario, totalmente controlado, como ya es el caso de los propios EE.UU. Catalogar toda esa galaxia de leyes e instituciones fascistas, de campos de detención, armas electro-magnéticas, proyectos como el HAARP, satélites y cámaras de vigilancia, vacunas, pastillas, micro chips y documentos personales de identidad, detonaría los límites de este breve comentario, sin embargo, se puede encontrar mucho al respecto en varios sitios web importantes.

A pesar del supuesto "despertar político" de los trabajadores internacionales, parece que estamos desviándonos cada vez más de la verdadera lucha de clases, de la verdadera lucha en contra del capitalismo y a favor del socialismo auténtico, y parece que estamos entrando ya en la oscuridad de la barbarie post-orwelliana.

Hace siete años, comentamos que George Orwell no advirtió de Hitler o del fascismo de Stalin, sino de un venidero globo fascismo. En su libro, "1984", O'Brien, el portavoz del ‘Hermano Mayor’, le explica a Winston Smith el concepto dle ‘Poder’, es decir, del ‘Capital’, de la siguiente manera:

"El Partido busca el poder meramente por sus propios beneficios. No estamos interesados en el bien de los demás; estamos interesados solamente en el poder. No riqueza o lujo o una vida larga o felicidad; sólo el poder, puro poder." (8)

Y luego O'Brien va sacando todos los secretos de la caja de Pandora:
"Los nazis alemanes y los comunistas rusos estuvieron muy cerca de nosotros en sus métodos, pero nunca tuvieron el valor de reconocer sus propios motivos. ... El poder no es un medio, sino un fin. ... El objeto de la tortura es la tortura. El objeto del poder es el poder." (9)

Entonces O'Brien informó a Winston sobre los futuros proyectos del "Hermano Mayor", sobre el venidero globo fascismo, el Estado mundial único:

"Controlamos la materia porque controlamos la mente. La realidad se encuentra dentro del cráneo. Usted aprenderá gradualmente, Winston. No hay nada que no podríamos hacer. Invisibilidad, levitación - cualquier cosa. Me podría flotar encima de este piso como una burbuja, si quisiera. Yo no quiero, porque el Partido no lo desea. ... Nosotros hacemos las leyes de la naturaleza." (P. 218) (10)

En la actualidad ya estamos viviendo en la barbarie post-orwelliana, en "un mundo de miedo, traición y tormento, un mundo de pisotear y ser pisoteado ... Nunca más seremos capaces de amor, ni de amistad, o alegría de vivir, o risa, o curiosidad, o valor, o integridad". (9)

Es casi seguro que la OTAN atacará a Irán en cualquier momento, y esto pondría en marcha la Guerra Mundial más brutal que la humanidad jamás habría presenciado: incluso podría volar en pedazos al capitalismo mismo. (11)

En todas las crisis anteriores, para salvaguardar el imperialismo los trabajadores tuvieron que pagar con sus vidas, 50 millones en la Primera Guerra Mundial, 80 millones en la Segunda Guerra Mundial, ¿cuántos cientos de millones de vidas se hundirán en el Moloch petrolero de la Tercera Guerra Mundial?

Cuando el Holocausto Mental venía culminando en el Holocausto Nazi después de siglos, Hitler declaró abiertamente que “controlar a un pueblo es controlar su educación.” La manera tan sumamente efectiva en que se estaba llevando acabo este Holocausto Mental se deja comprobar en su famosa frase: “Qué suerte para los gobernantes que la gente no piensa”.

Sí, es tiempo para pensar y trascender esta conflagración nuclear global que viene en curso.
****
Notas:
(1) El primer volumen de El Capital fue publicado en 1867, sin embargo, Marx escribió el famoso “Prólogo a Una contribución a la Crítica de la economía política" ya en 1859.
(2) http://www.econlib.org/library/YPDBooks/Marx/mrxCpA31.html
(3) http://www.huffingtonpost.com/2009/12/14/george-hw-bush-on-joe-wil_n_391322.html
http://theliberationofrealism.blogspot.com/2008/02/take-deep-breath-here-are-few-snapshots.html
(4) Véase: Andrew Marshall Gavin, El Despertar Global Político y el Nuevo Orden Mundial - La revolución tecnológica y el futuro de la libertad, Parte 1.
http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=19873
(5) Ibid.
((6) Ibid.
(7) Ibid.
(8) Véase: George Orwell, “1984”, The New American Library of World Literature, New York, 1961.
(9) Véase: Franz J. T. Lee, Joyas emancipadoras orwellianas.
http://www.franz-lee.org/files/pandemonium00481.html
(10) Ibid.
(11) Ibid.
franzjutta@cantv.net
http://espanol-franzjtlee.blogspot.com/
****


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2275 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a103455.htmlCd0NV CAC = Y co = US