El temor humano y cambios comportamentales en tiempos de pandemia

INTRODUCCIÓN

La angustia humana es un acto emocional, es libre y es normal en tiempos de pandemia. Unos temen a la inseguridad física, otros a la inseguridad provocada por fenómenos naturales o sobrenaturales y otros por cuestiones de salud.

En el caso de la salud en general, los expertos indican que puede ser un escenario que provoca ansiedad, que médicamente lo asocian al concepto de hipocondría, tradicionalmente conocido como trastorno de ansiedad por enfermedad.

Lo cierto es que el Covid-19 puede ser interpretado de miles de forma por la mente humana. Sentir temor por algo que no se vé, que no sabes quién lo tiene, o que caminas y tocas algo y no sabes si ese virus mortal está replegado en ese espacio físico, son circunstancias que podrían conducir a una nueva forma de apreciar la vida en la tierra. La psicología social en tiempos de pandemia ya es un tema de investigaciones en profundidad.

PANDEMIA GLOBAL Y CAMBIOS COMPORTAMENTALES

Como hemos visto, la pandemia global ha provocado cambios bruscos en las rutinas humanas, que a la vez ha generado síntomas como alteraciones conductuales y de estado de ánimo en la mayoría de las personas.

Temas como la "normalidad supervisada", el modo de vida coronavirus y la post-pandemia, incluso, el terrorismo bacteriológico, de seguro a muchos le ocasionan angustias o perturbaciones psicológicas. Ya se ven reacciones distintas en las personas por las angustias, temores o estrés que ocasionan la situación de confinamiento, de una sociedad panóptica (vigilada) y limitada de libertades comerciales, de tránsito y de recreación.

Kierkegaard (1962), uno de los teóricos clásico sobre el tema de la angustia, la consideraba "el camino para que la humanidad sea salvada". (…) "La ansiedad nos informa sobre nuestras opciones, nuestro propio conocimiento y nos conduce desde un estado de auto conciencia inmediata a uno de auto conciencia de reflexión."

Otro de los originarios del existencialismo, Paul Sartre, señalaba al respecto que "podía ser una posibilidad para pecar, pero también puede ser el reconocimiento o la realización de nuestra propia identidad y libertad."

Un término que debemos conocer por cultura general es el de nosofobia, considerado un trastorno parecido a la hipocondría, pero que en el paciente ocurre es un temor irracional, intenso e incontrolable a padecer una enfermedad mortal en un futuro indeterminado.

Lo cierto es que, aún no se ha conseguido la cura oficial contra el Covid-19 en el planeta, situación que de seguro ocasiona trastornos psíquicos en muchas personas. Un hecho concreto es que el confinamiento por mucho tiempo tiene sus secuelas.

El miedo al contagio, a la enfermedad de sus vecinos o familiares, a la incertidumbre, ruptura de rutinas, masivas informaciones de muertes diarias por entes gubernamentales nacionales y extranjeros, pérdida de proyectos personales, de oportunidades y quiebra de empresas generan impactos emocionales determinantes en el comportamiento humano.

Esa ruptura vital del desarrollo normal de nuestras vidas, de un día para otro, generan, en mayor o menor medida, cuadros de estrés en los ciudadanos, incluso, trastornos de personalidad. Haber pasado la cuarentena acompañado de alguien aumenta el clima familiar, que depende de la calidad o tamaño del espacio físico en el que haya transcurrido el confinamiento, etc. También habrá otros tipos de trastornos si se la ha pasado alejados de sus familiares o en soledad.

LOS TRANSTORNOS PERSONALES EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Según los expertos, las patologías y problemas más frecuentes encontrados en la población durante la pandemia son:

1. Trastornos de ansiedad

2. Trastorno Mixto Ansioso-Depresivo

3. Agorafobia

4. Nosofobia (Miedo a la enfermedad).

5. Obsesiones relacionadas con la epidemia como la limpieza.

6. Violencia de género

7. Violencia domestica

8. Rupturas de pareja y conflictos familiares.

9. Agravamiento o aparición de adicciones fundamentalmente legales, tanto exógenas como endógenas. Psicofármacos sin prescripción médica o con cambios a mayor en la posología, alcohol, juego y tecnología.

10. También es previsible que nos encontremos el agravamiento de depresiones preexistentes y la descompensación de enfermedades crónicas como la esquizofrenia o el trastorno bipolar. Causado no solo por el estrés que puede suponer el confinamiento de por sí, sino por la ausencia de seguimiento del tratamiento durante la pandemia.

11. En estos casos de violencia, ruptura, adicciones y agravamiento de enfermedades mentales graves, pueden haber aparecido o aparecer intentos autolíticos o suicidios consumados.

LA PSICOLOGÍA DE LA PANDEMIA Y POSTPANDEMIA

La situación psicológica de los niños siempre dependerá en mayor medida del clima familiar durante estos casi cinco meses de pandemia. Ellos se adaptan a la nueva situación con la facilidad con que se adapten sus padres al confinamiento.

Es evidente que si la situación dentro del hogar es de violencia de género, violencia intrafamiliar o abusos sexuales, nos encontraremos con cuadros psicopatológicos muy severos, pero cuya causa se encuentra más en las referidas situaciones que en el hecho de estar en cuarentena.

Hay mucha probabilidad que en situaciones donde ha habido separación de sus padres forzados por la infección por Covid-19, dado el elevado riesgo de contagio, aparecerá el miedo y la ansiedad por las noticias que escuchan, a pesar de que puedan estar en un entorno acogedor y cariñoso.

En el caso de personas mayores o con discapacidad psíquica es probable que al finalizar el confinamiento nos encontremos con que han tenido pérdida de habilidades psicomotrices y deterioro cognitivo. Asimismo, personas con una enfermedad degenerativa como el cáncer, Alzheimer, sida, lupus, diabete, incluso asma o poliomielitis, el confinamiento forzado por la pandemia son los colectivos más vulnerables, pudiendo ocasionarles afecciones psíquicas (severas) por los cambios en las rutinas.

LA PSICOLOGIA DE LA MUERTE POR COVID-19

Entre los grupos donde aumenta la probabilidad de sufrir patologías psicológicas severas se encuentran las personas que han sufrido pérdidas por Covid-19. Teniendo en cuenta que aumenta la posibilidad de sufrir un duelo patológico, como es perder a un hijo más que un padre, a una persona sana que a una que ya estuviera gravemente enferma. La intensidad del estrés o ansiedad aumenta en especiales y difíciles circunstancias que se dan en la mayoría de los casos donde hay un desarrollo muy rápido de la enfermedad, de días o semanas, sin posibilidad de acompañar a la persona querida durante la misma, sin despedidas, sin poder siquiera poder velarlos o realizar los ritos que ayudan a canalizar la expresión del dolor y el compartirlo con los seres queridos.

Estas circunstancias van a favorecer o a provocar directamente:

1. Duelos patológicos (congelado, aplazado)

2. Sentimientos de incredulidad

3. Pensamientos de negación del hecho.

4. Pensamientos mágicos.

5. Incorrecta elaboración del duelo

6. Sentimientos de rabia (autoagresiva /heteroagresiva)

7. Sentimientos de culpa

Otros factores importantes en el desarrollo de los duelos son los pensamientos irracionales como el temor a haber sido el agente de contagio, la sensación de responsabilidad y los sentimientos de culpa por no creer que no se ha sabido proteger mejor a nuestros familiares.

Finalmente, las personas que han padecido el COVID-19 y se salvaron sufrirán el Estrés Postraumático: la experiencia directa de una situación en la que se cree que se puede llegar a morir. Si la persona estuvo hospitalizada posiblemente presenció o se enteró del fallecimiento de terceros, situaciones que producen ansiedad con sus efectos psicológicos y cognitivos correspondientes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 841 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas