Tecnología financiera basada en blockchain y criptoactivos culturales

Sistema Fintech para el sector cultura

EL DESAFÍO.
La actual guerra económica limita el financiamiento y promoción de iniciativas y emprendimientos productivos en el ámbito cultural, así como también la promoción eficiente de los cultores populares y sus obras. De igual forma, la burocracia disminuye la eficacia de los programas de financiamiento y promoción de los procesos culturales. Es necesario que el sector cultura, se posicione de una herramienta financiera y de intercambio que le permita desarrollar sus iniciativas culturales, superando la burocracia y la tramitación excesiva bancaria, así como el reducido acceso a capital de trabajo y bienes de capital, producto de la guerra económica y el bloqueo económico internacional.

LA PROPUESTA.
Crear un criptoactivo con las especificidades del sector cultural con los siguientes propósitos:
Financiamiento tecnológico (FINTECH) y promoción de iniciativas y proyectos productivos que generen bienes y servicios culturales, que activen el motor de la economía cultural.
Promoción de cultores populares y sus obras.
Medio de pago y/o intercambio de bienes y servicios culturales.

¿POR QUÉ UN CRIPTOACTIVO CULTURAL?
Los criptoactivos circulan dentro de una blockchain o cadena de bloques, que es una gran base de datos descentralizada y distribuida de par a par. Esto significa que las operaciones y transacciones estarían libres del proceso bancario tradicional. La relación sería directa entre el gobierno bolivariano y el cultor. En este sentido, un financiamiento se podría hacer efectivo en pocos segundos, incluyendo el proceso de verificación de datos. La cadena de bloques o blockchain, es un registro transparente, permanente y permite la trazabilidad de todas sus operaciones. El manejo efectivo de criptoactivos, podría permitir adquirir bienes de capital en el exterior, siempre y cuando se establezcan los acuerdos de exchange o intercambio; de esta manera podremos superar el intercambio mediante dólar y el bloqueo financiero internacional. La blockchain también permite establecer condiciones y reconocer las características especiales del sector cultural, mediante la creación de contratos inteligentes o activos inteligentes (smart contract /Ethereum) (smart asset/NEM).

ALCANCES DE LA PROPUESTA.
Financiamiento y promoción de iniciativas y proyectos socioproductivos que generen bienes y servicios culturales, que activen el motor de la economía cultural: hace referencia al desarrollo de PYMIS (pequeñas y medianas industrias) familiares, comunales o mixtas, que tengan por objetivo la producción de bienes culturales que se integren a un circuito o red productivo cultural como: instrumentos musicales, insumos para las artes plásticas y artesanía; proveedores de insumos electrónicos, video y audio para el ámbito artístico; empresas textiles y de confección asociada a las artes; empresas de carpintería y herrería asociadas a la construcción de tarimas, escenografía y tramoya.
Promoción de cultores populares y sus obras: el crowfunding o micro mecenazgo, permitirá el apoyo, promoción o financiamiento directo al cultor, desde el estado o apoyo colectivo, de sus iniciativas artísticas, obras, situaciones de salud, entre otras.
Medio de pago y/o intercambio de bienes y servicios culturales: compra y/o venta de bienes y servicios culturales, pago por honorarios profesionales artísticos, pago de beneficios laborales a trabajadores del sector cultura y gratificación económica por premios, homenajes y otras distinciones relativos a la cultura.

¿CÓMO FUNCIONARÍA?
Todos los cultures o empresas culturales deben inscribirse en un sistema online similar al registro del Sistema Nacional de las Culturas Populares. En este registro se podrá demostrar la trayectoria y capacidad del cultor y de la empresa, así como la valoración del poder popular. Este registro será como una especie de cadena de bloques de registro público cultural en línea y podrán tener acceso de carga, a nivel comunal (comunas), municipal, regional (direcciones, secretarias y gabinetes) y nacional (ministerio), es decir no estará centralizado nacionalmente. Luego del registro, los usuarios culturales deberán crear su wallet o billetera especifica que admita (interoperatividad) el token o criptoactivo cultural. A continuación deben presentar sus proyectos, iniciativas o propuestas a nivel comunal, municipal, regional o nacional. El proceso termina con el financiamiento directo a la wallet o billetera del usuario luego de la respectiva evaluación de su propuesta.

ASPECTOS TÉCNICOS.
El diseño de criptoactivo, así como de los contratos inteligentes de apoyo al sistema fintech cultural, se creará bajo la nueva blockchain del Petro, en el caso que está tenga las capacidades suficientes para soportar otros contratos o activos inteligentes, aparte de las operaciones con Petro. No se fuera el caso, se podrá diseñar el criptoactivo mediante la creación un mosaico dentro de la blockchain NEM (new economy movement), que es la plataforma donde circulaba el token de Petro (PTR). Podrá entrar como parte de los mosaicos del namespace Petro y estará respaldada en oro o petróleo.
La emisión será de 100.000.000,000000.
Se podrá minar mediante el proceso respectivo de la plataforma NEM, donde el minado es el harvesting, que funciona como un proceso de cosecha mediante el algoritmo de consenso POI (prueba de importancia), el cual es un algoritmo mixto que implica tener una participación determinada dentro de la plataforma NEM y además aportar recursos de red que permitan ofrecer beneficios, mejoramiento y escalamiento horizontal a la plataforma, considerando la cantidad y calidad de transacciones que hagan cada 30 días. La cosecha (harvesting) se hará a través de nodos delegados, quienes podrán ser municipales o regionales.
En el caso de la cosecha o minado, entre cultures individuales o colectivos culturales, esta dependerá de la calificación y aportes al desarrollo cultural que realicen los cultores establecidos en las condiciones de los contratos inteligentes.
Su valor dependerá del commodity de respaldo, y su precio estará determinado por una ecuación o formulas con factores de corrección que mantengan la estabilidad del precio.
La divisibilidad será igual a la del Petro, con 6 decimales como lo acostumbran en la blockchain NEM.
La unidad mínima de intercambio (0,000001) deberá representar un elemento ligado a nuestra cultura.
Se podrán aprovechar los atributos y posibilidades con que cuenta la blochchain del Petro o la NEM para desarrollar las siguientes aplicaciones de INFO gobierno cultural:
Sistemas de votación popular o consultas públicas bajo las características, protocolos y atributos de seguridad de blockchain Petro o NEM.
Validación de documentación y/o firmas.
Billeteras o wallets multifirma para aprobación de transacciones.
Registro de derechos de autor públicos y transparentes.
Sistema notarial integral blockchain.
Sistema de licitaciones inteligentes.
Sistema de validación de identificación/trayectoria cultural o artística.
Sistema de trazabilidad de cadenas de suministro de bienes o servicios culturales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 787 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a271106.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO