¿En qué mundo está viviendo Maduro? ¿En qué mundo estamos viviendo nosotros? (Parte I)

Este artículo es muy largo, y cubre dos grandes inquietudes que tengo sobre las recientes acciones de Maduro en lo que concierne El Esequibo (zona en reclamación), entonces dividiré este artículo en dos partes, PARTE 1, y PARTE 2, con una corta conclusión al final.

Es importante saber que yo no soy partidario de ninguna tendencia política, ni de ningún movimiento social, ni de ninguna religión, la única razón que escribo es para exponer a las personas quienes deliberadamente maltratan de manera continua a los inocentes e indefensos de nuestro planeta, o que permiten o auspician las condiciones que permitirían abusar de ellos de manera deliberada, sistemática, y continua, o, los que exculpen o hagan apologías para justificar el abuso sistémico de los inocentes e indefensos, personas como Maduro por ejemplo, quien aun teniendo toda la potestad y todo el poder para hacer algo, no ha hecho absolutamente nada substancial desde hace 10 años para impedir o minimizar que los niños pobres, las mujeres pobres, los ancianos, los obreros, y los funcionarios públicos (más de 50% de la población venezolana en mi estimación), todos indefensos frente a las clases dominantes y gobernantes, y la mayoría inocentes, sean continuadamente abusados y maltratados, entre los abusadores, su propio gobierno, buena parte del Estado venezolano (el aparato Estatal por ejemplo), y los privados.

También expongo a los mentirosos, a los engañadores, a los manipuladores, a los oportunistas, y a los corruptos, no solo aquí en Venezuela, donde vivo, sino, a nivel mundial, y en todos los niveles de la sociedad, sean aquellos provenientes de las clases pobres, de las clases media o media altas, o de las clases pudientes, dominantes, y gobernantes.

Todos somos seres humanos, y en mi libro, nadie tiene el derecho de abusar de los más débiles, o de conscientemente permitirlo, o de deliberadamente silenciarlo a menos que sea imposible de hacer algo al respecto, lo cual también ocurre, pero no lo justifica.

Así lo veo, así lo siento, y esa es mi misión de vida.

PARTE 1

Recién leí la siguiente noticia publicada ayer aquí en Aporrea:

Gobierno elimina Zona en Reclamación y agrega la Guayana Esequiba en el mapa de Venezuela

Allí en esa noticia, refiriéndose a la pregunta número 5 del referéndum sobre El Esequibo (zona en reclamación), donde la pregunta número 5 dice:

"¿Está usted de acuerdo con la creación del estado Guayana Esequiba y se desarrolle un plan acelerado para la atención integral a la población actual y futura de ese territorio que incluya entre otros el otorgamiento de la ciudadanía y cédula de identidad venezolana, conforme al Acuerdo de Ginebra y el Derecho Internacional, incorporando en consecuencia dicho estado en el mapa del territorio venezolano?"

… la noticia dice lo siguiente:

"Esta opción del referendo … [el SÍ a la pregunta número 5 del referéndum] … según el CNE, contó con un respaldo de nueve millones 948 mil 430 … [9.948.430 votos] … (96,33%) … [entonces, el gobierno de Maduro decidió de crear] … el nuevo mapa de Venezuela, donde aparece incorporado la Guayana Esequiba, como estado número 24 del país … para dar cumplimiento al mandato dado por el pueblo [de anexar El Esequibo a Venezuela]."

NOTA: La cifra del CNE de 96,33%, es equivocada, debería ser 95,37% (ver más abajo), entonces, mis cálculos abajo tal vez tendrán una pequeña discrepancia. Bueno, lo que encuentro muy extraño, es que el CNE pareciera no saber contar tampoco, ya que aparte de no saber cómo calcular un porcentaje correctamente, también habían primero dicho que la cantidad de votantes en el referéndum era de 10.544.320, y el día siguiente, lo cambiaron a 10.431.907, como que no saben contar. ¿Cómo entonces se puede confiar en que el CNE nos provea cifras precisas y reales si no saben ni contar ni sacar un porcentaje correctamente? Esa negligencia profesional y arbitrariedad por parte del CNE aumenta mis sospechas de que las cifras emitidas por el CNE han sido fabricadas y manipuladas para favorecer a Maduro, y que estas no serían nada confiables. Hay que saber, que el director del CNE es un cercano colaborador de Maduro, quien también fue designado por Maduro y su gente al puesto de contralor general de la nación, durante cual tiempo fueron robados miles de millones de dólares de los cofres del Estado. ¿Coincidencia? ¿Casualidad? No lo sé, pero es algo sospechoso, pienso yo.

De todas maneras …

A menos de uno haber estado siguiendo atentamente el asunto de El Esequibo, la zona de reclamación entre Venezuela y Guyana, es muy difícil entender esa noticia arriba, entonces, la voy parafrasear de la siguiente manera:

De acuerdo con el CNE y Maduro y su gente, el hecho de que sobre esa pregunta número 5 del referéndum, 96,33% de los votantes, votaron SÍ, significaría que habría mayoría suficiente para activar las acciones de anexar El Esequibo a Venezuela unilateralmente sin consultar o negociar con Guyana, o sea, que esa votación representaría la voluntad de la mayoría de los venezolanos y las venezolanas, aun cuando hubo una abstención de alrededor de 50% (ver más abajo), entonces, basándose en esa supuesta mayoría, Maduro y su gente dedujeron que ahora sí tenían el derecho de anexar El Esequibo, ya que interpretaron los resultados de ese referéndum como un "mandato del pueblo venezolano." En otras palabras, si algo va mal, si digamos se desarrollara una guerra armada, o lo que sea, Maduro ahora puede decir:

"No fue culpa mía, el pueblo me dio el mandato, y yo simplemente lo ejecuté."

¿Ven a qué me refiero?

Él se protege primero a él, y después, tal vez, a los demás.

Ahora …

¿Qué pasaría si yo pudiera demostrar que posiblemente no existe, ni jamás existió una mayoría suficiente (50% + 1), para que Maduro y su gente activaran su plan de anexión unilateral de El Esequibo a Venezuela?

Bueno …

Como se los demostraré más abajo, Maduro estaría posiblemente actuando en base a lo que una minoría de los venezolanos y las venezolana (menos del 50%) habría decidido, y no en base a una mayoría (50% +1), y eso, en sí, obviamente, no sería democracia, eso sería fascismo o dictadura o cosas de reyes y salvajes de los tiempos pasados, donde la brutalidad y el clanismo reinaba por encima de la sensatez y por encima del bien común.

Ahora …

Para poner en perspectiva el asunto desde un punto de vista real y no fantasioso ni político, para explicar lo que yo quisiera decirles, creo que es MUY IMPORTANTE saber, y entender, con mucha claridad, que:

De acuerdo con las informaciones que he podido recaudar desde fuentes que considero bastante confiables (aquí y aquí), el número de personas habilitadas para votar en el referéndum el día 3 de diciembre, fue de entre 20.600.000 y 20.700.000, sin embargo, de esos digamos (en promedio) 20.650.000 votantes posibles, solo 9.948.430 votaron a favor de crear ese nuevo estado, Guayana Esequiba, y anexarlo a Venezuela, o sea, menos de la mitad.

Es importante aquí tomar en consideración que, la enorme mayoría de los votantes que no fueron a votar, o sea:

20.650.000 (total de ciudadanos habilitados para votar)
menos
10.431.907 (ciudadanos que votaron)
da
10.218.093 (ciudadanos habilitados que no fueron a votar)

… probablemente no fueron a votar, como yo, porque no estaban de acuerdo con ninguna de las 5 preguntas del referéndum, ni con el proceso, entones, ¿Para que malgastar tiempo yendo a votar, cuando de todas maneras, una abstención, estadísticamente hablando, y particularmente en este caso, debería equivaler a un voto nulo, o, a un voto en contra de las 5 preguntas?

Me explico con el siguiente ejemplo.

Existe un padre de familia que maltrata continuadamente a 7 de sus 10 hijos.

- Los 7 hijos maltratados, lo odian, pero no pueden expresarse por miedo de ser golpeados.

- Los otros 3 hijos, lo adoran, porque ellos son sus favoritos, y él nunca los maltrata, ellos pueden expresarse sin miedo de ser golpeados.

Un día, con el fin de convencer a los vecinos que lo sospechaban al padre de maltratar a sus hijos porque los veían a menudo salir de la casa con moretones y ojos negros, el padre decidió de invitar a sus 10 hijos a participar en una votación pública frente a su casa, afuera, con los vecinos presentes, para demostrar que él no era un abusador, y que de hecho, él era un buen padre. Él propuso que la votación sea una votación tipo SÍ o NO, esto, con el fin de convencer a todos los vecinos de que él, de hecho, sería un buen padre, porque sus propios hijos lo confirmarían vía el voto público.

Además, el padre les propuso a los vecinos, que después del voto, él y los vecinos, todos juntos, contarían los votos, para que no haya ninguna duda sobre el resultado de los votos, y, que, si la mayoría de los votos eran SÍ, entonces, él, de hecho, sería un buen padre, y no sería el abusador que ellos sospechaban.

Los vecinos estuvieron de acuerdo con eso, entonces él se instaló frente a su casa afuera con todos los vecinos presentes y pendientes, y desde allí hizo un llamado público a voz alta a sus 10 hijos que se encontraban dentro de la casa.

De una vez, salieron los 3 favoritos a votar, pero después de varios llamados, nadie más salió de la casa a votar, esto, probablemente por miedo de ser golpeados después de la votación, y bueno, eso quedó así, y se llevó a cabo la votación con solo 3 de los 10 hijos, y el padre pudo así demostrar que él era, de hecho, un buen padre, porque el voto final fue de 3 SÍ contra 0 NO, entonces, satisfechos con el resultado de la votación, los vecinos se fueron a sus casas aceptando como verdad que el padre era, de hecho, un buen padre, y que no era un abusador, ya que gano 100% de los votos, o sea, se ganó 3 de 3 votos.

Sin embargo, el padre siguió maltratando a sus 7 hijos, y dándoles regalos a los 3 favoritos, o sea, la votación, aunque para los vecinos habría parecido ser representativa de la realidad, no lo era, ¿por qué?, bueno, porque, en este caso, los 7 hijos maltratados que odiaban a su padre y que no salieron a votar por miedo, pensaron que, al ellos no salir a votar, los vecinos habrían interpretado sus abstenciones como 7 votos NO, ya que, para ellos, lógicamente, si ellos realmente habrían querido a su padre, así como los 3 favoritos, bueno, ellos también habrían salido inmediatamente a votar por él con la intención de darle todo el apoyo al padre, ¿verdad?

Para ellos, eso tenía sentido.

Pero, ese no fue el caso para los vecinos, quienes se dejaron engatusar por el padre en creer que en una votación cualquiera, solo se tomaría en cuenta la gente que fueron a votar, a exclusión de quienes no fueron a votar, y de que eso sería representativo de la realidad, lo cual, como vimos arriba, no necesariamente sería el caso.

De hecho, una votación cualquiera, bien montada pero con intenciones deshonestas, y con el fin de manipular alguna realidad, así como hizo el padre, puede reflejar una falsa realidad, muy contraria a la verdadera realidad.

Entonces, imagínense que:

- Maduro sería el padre

- los 3 favoritos (30%), sería, el PSUV y sus miembros, los familiares, amigos, y socios de Maduro, y los interesados del sector privado

- los 7 maltratados (70%), serían, los trabajadores a sueldo mínimo, los ancianos a pensiones de sueldo mínimo, las enfermeras y las maestras, los funcionarios públicos pagados y tratados como si fueran los esclavos personales de Maduro, las mujeres pobres que no tienen cómo comprar comida nutritiva para sus hijos y que hoy se prostituyen, los niños pobres que aparte de ser desnutridos, reciben una educación de mierda que ya no importa de todas maneras ya que le desnutrición crónica ha destruido sus cerebros, y los discapacitados y enfermos del país que no reciben los medicamentos ni el tratamiento médico que necesitarían para no morir innecesariamente de manera anticipada.

Ahora, imagínense que el padre (Maduro) invitara a toda la gente (el 100% de la población) a votar por alguna causa que él estaría promoviendo, pero imagínense que solo acude a la votación 30% de la población, como los 3 favoritos, y el otro 70%, como los 7 hijos maltratados, se quedan en casa, y, que después del conteo de los votos, Maduro termina ganando todos los votos, o sea, 100% de los votos.

Les pregunto:

¿Sería verdad entonces que Maduro tendría 100% de apoya a través de la votación que él llevó a cabo y que se condujo a exclusión o sin considerar las circunstancias del 70% de la población que no fue a votar y que, en vez, se quedaron en casa?

¿Ven a qué me refiero?

Bueno …

En base a esta premisa, y en base a la suposición de que las cifras del CNE serían las correctas, esos 9.948.430 votantes que supuestamente votaron SÍ a la pregunta número 5 del referéndum, son, de hecho, menos que los 10.218.093 que no fueron a votar (una cifra calculada por mí más arriba), o sea, los que votaron SÍ, representarían solamente 48% de la población representativa de nuestro país (de los habilitados para votar):

Votaron SÍ = 9.948.430 (48,2%)
Votaron NO = 483.477 (2,3%)
No votaron pero tal vez pensaban que al no votar votaban NO = 10.218.093 (49,5%)
Total de votantes habilitados = 20.650.000 (100%)

Noten que el total de quienes votaron NO, más quienes no fueron a votar pero tal vez pensaban que al no votar estaban votando NO, esa suma equivale a 51,8%, o sea, equivaldría a una mayoría, mientras, quienes votaron SÍ, equivaldrían a una minoría (48,2%).

Esa no es necesariamente la realidad, solo quería ofrecerles este punto de vista y esta noción fundamental de una verdadera democracia participativa, para que lo piensen, y para que vean cómo se puede, de hecho, manipular o tergiversar la realidad.

Es que, en el caso de referéndum, aunque yo no lo pueda comprobar, estoy convencido que el CNE, en colusión con Maduro y su gente, manipularon las cifras y la realidad, con el fin de crear una falsa realidad, y así poner en acción su plan para anexar El Esequibo a Venezuela, un plan que en mi opinión ciertamente tendría beneficios personales para nuestros gobernantes, sus familiares y amigos, y sus socios.

O sea, yo creo, personalmente, que ellos han usado al pueblo noble venezolano, como carne de cañón para satisfacer sus propios intereses financieros y de fama, y cosas así.

Ven, es que las personas que no fueron a votar (49,5%), no son invisibles, aunque Maduro y compañía quisieran hacernos pensar eso, no señor, ellos, y su condición, forman parte integral del conjunto de la población de Venezuela, y el hecho de que no fueron a votar, debe tener sus razones, y esas razones, creo yo, tendrían que ver con el maltrato que han recibido por parte de Maduro y compañía, así como ocurrió con los 7 hijos maltratados (arriba), en otras palabras, esa supuesta, "abrumadora victoria del SÍ," es una ilusión, y es probablemente imposible que sea una representación real de la verdadera realidad, es que, por alguna razón, 49,5% de la población no fue a votar aunque pudieran haber votado, o sea, no se hubieran quedado en casa si hubieran querido votar SÍ, porque si pensaban votar SÍ, hubieran ido a votar, ¿verdad?

¿Ven a qué me refiero?

Hay un mundo en el cual vivimos nosotros, y hay otro mundo en el cual viven Maduro y su gente, a veces coinciden, pero normalmente, siendo una persona muy hábil, Maduro se asegura que nosotros seamos engatusados por las fantasiosas realidades de su mundo, olvidando el nuestro, y cayendo en sus trampas sin darnos cuenta.

Así lo veo.

Sí señor.

Así lo entiendo.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2399 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: