Maduro tiene el arma para frenar a una Asamblea Nacional opositora

Varias advertencias contra la MUD en el hipotético caso de que gane la Asamblea Nacional las expresamos en reciente entrevista por Televen con el periodista Carlos Croes. Ver video: https://youtu.be/pRq0Yh-Bj-E?t=10m44s

en caso de que el Presidente Nicolás Maduro, el PSUV y sus aliados no ganen las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre de 2015, esto no significa que se debe entregar a la MUD todo el poder político sobre Venezuela. Ocurre que dar un golpe parlamentario es el sueño de la Mesa de la Ultraderecha con una imaginaria Asamblea Nacional bajo su dominio. Sin embargo, la Constitución Bolivariana tiene mecanismos para impedir que la Asamblea secuestre a los demás poderes públicos como el Ejecutivo, el Judicial, el Electoral y el Ciudadano.

Si una hipotética Asamblea Nacional con mayoría fascista aprobara una ley contra el interés nacional, el Presidente ejercería su derecho a vetar esa ley, es decir no la promulga ni coloca en Gaceta Oficial. Si ocurre esto, la ley golpista no entra en vigencia jamás. Luego el caso pasaría a la Sala Constitucional del TSJ para que emita un pronunciamiento definitivo.

Obviamente que ese escenario hipotético supone también grandes movilizaciones del pueblo en la calle para repudiar cualquier ley que, por ejemplo, intente privatizar servicios públicos, eliminar misiones sociales, rebajar los sueldos, o imponer las bases de un modelo económico neoliberal.

Por otro lado, los casos de omisión legislativa (incumplimiento de los deberes de aprobar presupuestos, designar funcionarios, etc, para garantizar la buena marcha de la nación) terminarían siendo resueltos por el TSJ. Igual pasa con los votos de censura contra altos funcionarios que sean promovidos por una Asamblea saboteadora, los cuales serían judicialmente rechazados por falta de base jurídica.

En definitiva, sólo la unión de los revolucionarios puede garantizar una Asamblea al servicio del pueblo y evitar una guerra constitucional ya preparada por pelucones golpistas pagados por el Imperialismo.

En resumen, el golpe parlamentario funcionó en países como Honduras y Paraguay cuando grupos golpistas obtuvieron una mayoría circunstancial de diputados y destituyeron al Primer Mandatario. Es el Golpe de Estado desde el parlamento, vale decir una táctica internacional para destruir la democracia y la han utilizado partidos que hacen oposición al Presidente de la nación. En Venezuela no pasará

Bienvenida sea una convocatoria a Asamblea Constituyente (sólo 2/3 de los diputados podrían convocarla), o a referendo revocatorio presidencial (20% de los electores inscritos en el REP). Si esto llega a ocurrir, competiremos democráticamente chavistas y antichavistas en el estricto marco de la Constitución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6437 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: