Contar la historia de Víctor es necesario

Ana es Madre de 4 niños, de los cuales dos son de su primera unión concubina y los otros dos de una segunda unión concubina. Santiago Andrés es el mayor, cuenta con 15 años de edad, pero su comportamiento es de un niño de 6 años, Santiago es Autista una condición que lo hace diferente, pero él es muy inteligente, Víctor Alejandro de 13 años, el menor, pero el mayor de los dos, pues desde los 6 le tocó asumir el cuidado de Santiago y los otros dos niños y hasta el de su mamá. Las manos de Víctor son las de un trabajador, su espalda está resentida por hacer trabajos como limpiar patios, recoger basura y escombros y cuánta maraña saliera para llevar comida para 6 miembros de su familia incluyendo el padrastro, su mamá y padrastro se dieron el lujo que por un año Víctor los alimentara, pues, su padrastro les negaba junto a su Madre raciones balanceadas para satisfacer el hambre con el Almuercena como Víctor le llamaba, solo comían una vez al día. Así como recogió basura se hizo de la calle las maneras de sobrevivir en la miseria y explotado por su propia madre, quien también lo golpeaba y lo amenazó de muerte en varias ocasiones por negarse a realizar los oficios del hogar después de más de 8 horas de trabajo en las calles de la barriada Ciudad Losada municipio Idelfonso Vásquez, ciudad de Maracaibo tenía que llegar a cocinar y hacer oficios del hogar ,las cicatrices en su cuerpo pequeño no han dejado tanto resentimiento que el alma de Víctor y sus otros hermanos.

La realidad de Víctor Alejandro es la realidad de miles de niños y adolescentes en el país, no podemos dar la vuelta y hacer como si nada pasara. Víctor me conoce después de tantos años y siempre, note en su mirada tristeza y lejanía lo cual mi instinto de Madre supuso algo pasaba, me acerqué poco a poco e investigué su realidad y asumí defender y denunciar los abusos en contra de Víctor y Santiago quien padece un cuadro de desnutrición severo. La Crisis económica se agudiza y para los niños es peor la carga cuando Padres irresponsables los obligan a trabajar y les maltrata, por eso emplazamos a la Consultoría para estos casos( Lopnna)a que más allá de esperar las denuncias llegan, deben ir casa por casa y realizar diagnóstico socioeconómicos para sacar de la explotación a Miles de Víctor y hacer que se cumplan las leyes de protección de niños, niñas y adolescentes de no asumir esta gran lucha en un futuro inmediato el estado venezolano tendrá que construir más cárceles que escuelas y fábricas.

Solicitó la intervención del Ministerio público para que los responsables de tanta explotación y maltratos asuman su responsabilidad ante la Ley.

Soy la abuela tía de Víctor y Santiago, solicito ayuda para apoyar a los muchachos en lo inmediato, pues yo los tengo bajo mi pequeña casa, pero soy pensionada con problemas de salud y es casi imposible para mí sola asumir las necesidades básicas de ambos menores.

El caso lo tiene la Consejera #6 del Consejo de Protección de niños y adolescentes, ubicado en el centro de Maracaibo, diagonal al registro principal.

Víctor y Santiago suplican para que su papá biológico Héctor Pérez quien trabaja en Bogotá y sufrió un accidente laboral, pero ya recuperado pueda venir a Maracaibo a los, por eso solicito la ayuda de ambas embajadas la Colombiana y Venezolana para canalizar la solicitud de los adolescentes para hacer posible este reencuentro con su papá, a quien parece la empresa para qué trabaja le niega el permiso para venir a solucionar y buscar a sus hijos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 789 veces.



Denis Ospino

Dirigente sindical


Visite el perfil de Denis Ospino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: