Dólar Today y las Elecciones del PSUV

El Domingo 28 de Junio me levante con el toque de Diana, sí, mi hija menor me tomo por el brazo y me dijo que ya eran las 7:00 am. Yo le había pedido a mi querida hija Diana que si el despertador fallaba me despierte temprano para ir a cumplir con mi deber revolucionario de ir a votar en las elecciones primarias del PSUV, creo que lo más importante era participar sin importar quien gane, total, con la ley antitalanquera y la carta de renuncia anticipada como requisito a postularse, está garantizado que sin importar el nombre del diputado, éste o ésta deban hacer estrictamente lo que dicte la cúpula de la revolución.

Y es que esas son las cosas que en la cuarta república no existían, en esa democracia chucuta algo así era impensable, seguramente los primeros que hubieran alzado su voz ante tales propuestas hubieran sido JVR y EDR. Hoy el panorama es diferente, tenemos a la revolución bonita y la democracia está ampliando sus horizontes cada vez más.

Aun no eran las 8:00am cuando ya me encontraba camino a ejercer mi voto, el proceso fue rápido, en mi centro de votación no había cola y lo mejor fue el camión con carne y pollo que estaba llegando. Al salir me dieron una buena ración de proteínas "para combatir la guerra económica y agradecer el compromiso revolucionario" como me dijo el camarada que me entrego mis 2 kilos de solomo junto con 2 pollos enteros.

Fui muy contento a llevar la codiciada ración a mi casa y a buscar más camaradas para recordarles el sagrado deber que teníamos todos ese día. Comencé a visitar a mis vecinos y camaradas, pero ninguno tenía entusiasmo para ir a votar, daban cualquier tipo de argumento y la apatía era relevante, me preocupe mucho, así que pase al plan B, les comente que estaban repartiendo carne y pollo a quienes fueran a sufragar, ah bueno! ahí sí es verdad que vi brotar el fervor revolucionario y patriota, el compromiso de la comunidad se hizo sentir en todo, tanto en las urnas, como en el camión de comida, que vio como desaparecer por completo la valiosa carga alimenticia.

Una vez más le revolución lo había logrado, este mini dakazo fue muy inteligente, es como cuando mi nieto llora por el tetero y le jurungueas unas llaves para que se distraiga por un instante, solo que en este caso no eran llaves, era comida y por lo menos hasta que sea ingerida, habrá menos protestas en el barrio.

Al llegar a mi casa mi hija Diana me dijo que había recibido una llamada del Ministerio donde ella trabaja, su jefe la llamó para preguntarle que ¿por qué no había ido a votar aún?. Es Impresionante como el PSUV con su plataforma tecnológica de punta sabe en tiempo real quien ha votado y quien no y además, como esa información es distribuida tan eficientemente en cuestión de minutos para que cada subjefe de un determinado punto rojo pueda "campanear" a sus subalternos. A veces pienso que a esas personas deberían ponerlas en Cadivi, en Mercal, PDVAL, aceites Diana, etc.

Diana le dijo que tenía una alergia muy fuerte, que no podía salir y que el medicamento Celestamine que necesitaba tenía varios meses fuera de los anaqueles, por lo que le era imposible ir a votar aun y cuando no obtuviera su ración de carne y pollo, a su jefe no le gustó mucho, pero todavía esta democracia revolucionaria no ha llegado a la etapa de sancionarte por esa falta, la revolución no es perfecta.

Por la ignorancia nos han dominado mas que por la fuerza.

Simón Bolívar.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7418 veces.



José Gregorio Mena


Visite el perfil de José Gregorio Mena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



GB mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a210005.htmlCd0NV CAC = Y co = GB p hace 3 = NO