¡Todo 11 tiene su 12 y 13! ¡Gracias a Dios!

¡...Y Chávez tiene a su pueblo!

Recuerdos y advertencias.
 Desde esa fecha hasta ahora ( nueve años, exactamente), mucho se ha escrito sobre los hechos que se sucedieron ese aciago día y que rasgaron para siempre el noble corazón de la mayoría de los Venezolanos, quienes descubrimos estupefactos que no era completamente cierta esa fama de latinos alegres, cordiales y joviales, bonachones y servidores,  que teníamos en toda latino américa y que nos hacía acreedores de admiración. Ese día descubrimos con horror que era falsa la fama de  consumados demócratas que teníamos a lo largo de toda esta tierra de Bolívar, que éramos un ejemplo de democracia. Ese día descubrimos con tristeza que hay oscuridad en el corazón de algunos; descubrimos que hay maldad en el corazón de algunos; descubrimos que hay sentimientos de odio patrio en los corazones de algunos venezolanos y...quizá lo más terrible es que descubrimos que hay instintos asesinos en una minoría de los Venezolanos. Nuestra imágen en el  exterior se desdibujó; nuestra imágen en el exterior se transformó. Ese día los atónitos espectadores de otros países descubrieron que en esta tierra de gracia no todo es paraíso,  tambien hay ogros, y aprovechadores mercantiles, y pescadores en río revuelto, y adoradores de imperios internacionales y empresarios desesperados por "chupar" al máximo los fluídos de la patria y postrarla a los piés del sistema de mercado Internacional.  Todavía hoy la patria de Bolivar no logra recuperarse por completo de ese golpe artero y duro que le fué dado por mentes torcidas.

Aún hoy recuerdo con tristeza y temor cómo unos alocados líderes sindicales, políticos, empresariales, y de los medios de comunicación se confabularon desde días (quizá meses o años. garcía Carneiro nos dice en su intervención en el libro "Chávez Nuestro" que un militar golpista le había dicho que el golpe  lo habían estado trabajando así desde hacía mucho tiempo) atrás para conducir a unos disociados venezolanos a las inmediaciones del Palacio para "sacar" al Presidente Constitucional de Venezuela, juzgarlo sumarialmente y colgarlo o fusilarlo como escarmiento para quien se atreviese a enfrentarse al Capitalismo y a la Sociedad Civil de Consumo. No lo había asomado nunca en mis escritos anteriores, pero siempre me ha surgido la idea y no descarto la posibilidad de que esos señores opositores (los Fernández, Ortega, Lameda, Borges, Radonsky, Machado, Néstor González, Simonoviss, Forero, Vivas, y demás) ya tuvieran a alguien (un "suicida") contratado para "salir de la multitud" y dispararle a muerte al presidente al mejor estilo americano, y luego titular "Extremista opositor dispara y asesina al Presidente Chávez", y con ese hecho "librarse " de cualquier culpa en la desaparición del lider Socialista y allanar el camino  hacia lo que ellos han llamado la "vuelta al mercado, al capital, la privatización y al progreso". Aún recuerdo horrorizado,  los rostros de los seguidores de Carlos Fernández, Carlos Ortega, y demás líderes. Sus expresiones faciales auguraban una tragedia y el brillo de sus miradas transmitía una infelicidad profunda; marchaban como zombies en busca de alguién a quien destruir y quien no era nadie más que a quien las televisoras privadas con sus repetitivos mensajes, habían fotografiado y grabado en sus subconscientes: ¡Chávez!

 Desde días atrás, o quizá meses o años,  las televisoras privadas , las muchas estaciones de radio en manos de empresarios inescrupulosos, los númerosos periódicos nacionales y locales aliados a todo un tinglado internacional de medios impresos, habían estado construyendo una "caricatura" del presidente y de su gobierno y , hábilmente, habían preparado el terreno para una justificada insurrección y un más que justificado Linchamiento" del PRESIDENTE.

Aún recuerdo al grupo importante de soñadores Socialistas quienes se agrupaban muy cerca de Miraflores con la idea fija de defender con la muerte al hombre quien nos había devuelto la esperanza de vivir bien en democracia y de acceder a los bienes y beneficios a los que teníamos derecho por el mínimo desarrollo de los articulados de la Constitución. Aún recuerdo los llamados suplicantes y firmes del camarada Bernal quien pedía a los líderes opositores que no cometieran el "error" de provocar un enfrentamiento colosal con consecuencias catastróficas para ambos bandos. Aún recuerdo a Istúriz aclarando que los agrupados alrededor de Miraflores  estaban dispuestos a defender al presidente y a la constitución y no permitirian que esta fuese violada, pero a la vez instando a Ortega, Carlos Fernández y Lameda a desistir de la idea de "asaltar el poder" violentamente. Todos, todos pedían que se respetase lo acordado y que se evitase el descalabro. Pero eso no se podía. Ya todo estaba bien planificado. Los primeros pasos ya estaban dados y no había "vuelta atrás". La promesa hecha al postor de que ese día se "tumbaría" al presidente había que cumplirla. Aún se recuerda los llamados del Vicepresidente José Vicente Rangel, por teléfono, a los dueños o encargados de los dos principales medios privados de comunicación RCTV y Gobovisión, Marcel Granier y Ravell, y su ruego firme de que se "parara esa locura de desviar a esa manejable multitud hacia  Miraflores porque eso generaría un enfretamiento gigantesco contra los defensores ROJOS del Palacio. Ellos, Ravell y Granier, prometieron falsamente (porque estaban metidos hasta el cogote en el golpe, o, mejor dicho, ellos eran los CONDUCTORES del golpe de Estado) que harían lo posible por evitar un desastre. Luego, mas tarde, supimos que ellos eran los dueños del GOLPE. Aún se recuerda los corre y corre de los uniformados leales al Comandante, en las instalaciones del Fuerte Tiuna para tratar de eliminar la posibilidad de un alzamiento castrense o cortar el camino a la tentación de algunos militares de anexarse a las filas opositoras y ayudar con armas al golpe civil. Jorge Luis García Carneiro nos narra en el libro "Chávez Nuestro" cómo Rosendo y Vásquez Velasco se le "escapaban", lo " evitaban", y cómo se sabía de "reuniones" no autorizadas de generales, y coroneles, y capitanes. A Vásquez Velásco le "dió" por ir al baño y desaparecer cuando se anunció que el Alto Mando Militar se pronunciaría. Nadie confiaba de nadie. Rosendo "cerró" su teléfono celular y cortó cualquier comunicación con el presidente. Aún con muchas ganas de ir al baño, el más visible era Vásquez Velasco...pero él ya estaba "perdido" para la causa de la Patria.

Otto Neustaldt, meses después, confirmaba el terrible, premeditado y loco plan. Con 24 horas de antelación( es decir el 10) Él había "practicado" (para no cometer errores) el pronunciamiento de un número de oficiales del Ejercito, de la Guardia y de la Fuerza Aérea en contra del Presidente de la República y Comandante de la Fuerza Armada Nacional, Hugo Rafael Chávez Frías. Aún recuerdo, que a pesar de haber practicado y repetido unas tres veces, estos señores oficiales lucían inseguros, "caras falsas", y se notaba que algo andaba mal. Nada parecido al pronunciamiento que un tiempo después hicieron algunos oficiales en Plaza Altamira. Pero lo importante de señalar o recordar es que en ese video el Sr. Oficial (Creo recordar que era el Vicealmirante  Héctor Ramirez Pérez) quien toma la palabra habla de un número de muertos y de un baño de sangre cuando todavía esto no había sucedido, lo que lógicamente lleva a suponer que todo estaba tan planificado que hasta los muertos y su número estaba incluído en el tenebroso "arreglo de cuentas"  con el Imperio Norteamericano. Porque a esta fecha no me vengan a decir que el Imperio no está y no estuvo metido en esa cosa que unos jueces llamaron "vacio de poder" pero que todos sabemos que fue un golpe de estado al mejor estilo imperial.

Aún recuerdo la improvisada (perdón por decir improvisada. Luego aprendí que el presidente Chávez no improvisa nada. Luego aprendí que cada paso que dá este Quijote Venezolano esta "medido") cadena del presidente para tratar de "parar" algo que ya era indetenible: la marcha definitiva y la batalla final. ¡Como el día anterior había titulado otro de los medios confabulados, El Nacional : "La Batalla Final Será en Miraflores"!. Con este titular y con las intervenciones en televisión,  la noche anterior,  de los lideres opositores agrupados en la Coordinadora y planificadores de la marcha, se "inoculaba", finalmente, a los potenciales marchistas la última dósis de veneno que alteraría los nervios y aumentaría la adrenalina y enceguecería la razón, necesario para dirigirlos sin ningún contratiempo hacia el destino y premio final: Miraflores y la "cabeza del presidente, y la libertad!  Aún recuerdo a Gacaipuro Lameda indicando con un movimiento de brazo que la vía era Miraflores. Algunos "pases" de Globovisión mostraban a "locos marchistas" diciendo cualquier andanada de groserías contra el primer mandatario y en general contra todos los Chavistas, y contra la Fuerza Armada Nacional. Esas imágenes de odio puro no podrán ser borradas.

Aún recuerdo el reto guapetón  de las televisoras  al dividir las pantallas y violar la Ley.
Ya desde ese momento, se evidenciaba una pérdida de poder del Ejecutivo. Aún recuerdo las primeras escaramuzas o lo que las televisoras privadas presentaban como los primeros enfrentamientos entre los opositores y los oficialistas.¡ La ballena! ¡Tortoza! ¡Motos y motorizados! ¡Policías enguantados! ¡Pases a estudio! ¡Regreso en vivo desde...." ¡Del Valle Canelón! ¡Carla Angola! ¡Puente Llaguno! ¡Los pistoleros, Cabrices! ¡Pedro Linares, caido en Puente Llaguno!¡ Los heridos!  ¡Diógenes López,  del estado Vargas !Yesenia Fuentes y Argenis De Lima!    ¡Ramón Muñoz y Adrián Linarez! ¡Dios Mío!, y ¿Cuantos Venezolanos más estos desgraduados de la oposición    habían condenado a la muerte por el hecho sencillo de "salir del presidente"? ¿Cuanta gente tuvo que ser condenada a "Cerrar los ojos  victimas de un balazo", solo para salir de Chávez?
Todo estaba orquestado y se consumó. Los muertos anunciados por el Vicealmirante murieron con balazos en la cabeza, en medio de los ojos, en el parietal!. Los pedidos de renuncia al presidente. Las amenazas de bombardear el palacio... y "tumbaron a Chávez".

Luego el 12, los primeros anuncios del Gobierno de facto de Carmona Estanga. La disolución de todo. Las destituciones. Y aprendimos que esta gente no respeta y no respetará nada, ni a nadie, ni a la Constitución! Y el mundo entendió que aquí hay fascistas. Luego el Trece, y la tranquilidad del regreso de Nuestro Chávez.
 Es mucho lo que hemos aprendido y se que no nos agarrarán por sorpresa de nuevo. Pero aún hoy se mantiene viva la idea del golpe al presidente y me preocupa la tranquilidad de algunos alcaldes que ni siquiera han tapado los huecos de las calles locales!  Ellos, amigos, no  cambiarán. Ellos están diseñando cómo salir de Chávez con un nuevo formato, que no es el electoral. Ahora han llamado a la Coordinadora Democrática, Mesa de la Unidad Democrática y han "lanzado el trapo rojo" de acceder a la Asamblea Nacional, pero ellos  lo que quieren es "salir de Chávez" por la vía más expedita, más rápida. Ellos ya no resisten el "calor" de los resoplidos americanos en sus oídos,  exigiéndoles resultados concretos a cambio de tantos dólares invertidos. Ya un joven diputado  del PSUV así lo ha develado. Hemos avanzado, pero aún nos falta mejorar más. Nos falta atender los pedidos de la gente. Me pregunto; ¿El Alcalde de mi municipio por qué no tapará los huecos de las vías, camarada? Recordemos que el Pueblo salva al pueblo. Los detalles son importantes. Me preocupa mucho la desaparición de toda escena de algunos personajillos políticos y de la suciedad Civil, porque creo que son ellos los que desde las sombras están diseñando el nuevo golpe, mas sofisticado.

Me tranquiliza saber que todo Once (11) tiene su Doce (12) y Trece (13), y que Chávez tiene a su Pueblo.

Patria Socialista o Muerte.
Hasta la victoria siempre. Venceremos.
Estado Mérida-


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1596 veces.



Oswaldo Adelis Abarca (*)

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor