Las ciudades comunales, un nuevo paradigma que la comunidad que se organiza no termina de entender y creer

Es una regla general que en las maquinas mal montadas, el motor debe tener una fuerza inmensa para alcanzar un efecto cualquiera. La experiencia me ha enseñado que de los hombres se ha de exigir mucho para que hagan un poco. Simón bolívar

Haciendo un profundo análisis con mucha humildad y seriedad, desde que comenzó el impulso de la construcción del Poder Popular el cual al principio de empezar a escuchar, ver acciones y buscar significados de palabras que jamás había escuchado desde mi adolescencia cuando en algún momento por ese ímpetu adolecente, esa energía de querer hacer de todo me llevo a enfrentar los famosos “cascos blancos” con peinilla en mano en el llamado así “triangulo de las Bermudas” en la populosa avenida Moran entre la Parroquia Paraíso y San Juan de la ciudad capital.

Pero no vengo hoy a contarles historias épicas de esos pasos que di sin saber el verdadero sentido y contenido, solo como referencia después del pensamiento de nuestro Padre Libertador al comienzo de este escrito que aspiro publique mi gente de los portales que apoyan y siguen la construcción del Socialismo venezolano.

La organización popular se legaliza gracias a la creación de instrumentos que han nacido al calor de la insurgencia comunitaria, como punto de referencia la Comuna de Paris, la nueva Republica y el ser social organizado de los pensamientos Marxistas y leninistas, los ideales de quienes combatieron en el siglo XX. Sin embargo hoy en Venezuela se está gestando el gran debate, se encendió de nuevo la llama de la unidad colectiva, la formación, la corresponsabilidad de cada ciudadano, de cada ciudadana en el marco de la Constitución Nacional más innovadora, democrática y extraordinaria del mundo. Pero a veces nos preguntamos ¿en verdad el ser social quiere transformar su manera de convivir en comunidad? Otra pregunta ¿es necesario esperar que el gobierno te de todo para poder decir que eres parte de este proceso Revolucionario?

Tal vez al escribir o desglosar este pequeño escrito, muchos que no saben ser autocríticos, o no están de acuerdo con los procedimientos, herramientas, o sencillamente el camino que se debe tomar para poder tener un cambio trascendental en el individuo. Estamos hablando de los que están en la secundaria, que comienzan la universidad, o que aun muy a pesar de insertar las Misiones Educativas en el rincón más al límite de el ultimo kilometro de tierra, mar, rio de nuestro territorio se niegan a ver una persona que llega vestido de rojo con una pasión fanática a hablarles de organización, socialismo, escualidismo, comunismo, porque compañeros debemos siempre ver los dos lados de la moneda, decía un filosofo a uno de sus alumnos “ solo sé que hoy no sé nada” pero si sabemos porque cada día vemos cosas que nos dan motivos de seguir siendo egoístas, individualistas, capitalistas sin sentido humanista, como paso hace dos días en una Comuna en construcción de la Ciudad Capital que decidieron velar una persona que había sido lamentablemente asesinada y pernotaba en dicha comunidad, creando un gran caos, al estilo del oeste, motorizados haciendo piruetas, largando disparos al aire, amedrentando a los vecinos, con los centros educativos llenos de niños.

Allí entonces respondemos la primera pregunta, ese ser social que se vino de un cerro, un rancho a un apartamento digno, con todos los servicios, comunidades necesarias y justas que nos da la ley, pero que simplemente es acéfalo, por decirlo así, porque quien va a controlar la conducta si los valores y principios del ceno de la familia se han venido perdiendo y cada día que pasa se lucha para recuperarlos.

Allí se responde la segunda pregunta, no solo basta darle un techo, un mueble, un televisor, comida, transporte, hay que inyectar disciplina, norma, y unidad organizativa.

Allí antes de mudarse la 1ra etapa previamente se realizo un curso de convivencia, se formo la comisión promotora para la conformación del Consejo Comunal, se dio un taller de convivencia, tenían un pequeño sentido de responsabilidad y pertenencia, pero la 2da solo llego y ya y sobre la marcha que se fueran organizando. Pero hay cosas positivas y negativas de ambas partes, pero se sigue viendo la codicia del sentido material, el protagonismo insípido, el querer usar investiduras de instituciones públicas para manejar y calumniar, aun así no podemos abandonar, y todos somos responsables repito, de que este hermoso proyecto siga adelante, con la diversidad, la discusión, el saber escuchar y no ponerle mala cara al vecino o vecina porque está en un grupo o en otro. Ya esta bueno.

Debemos sincerar nuestras acciones, apoyar a nuestro comandante, salir adelante con la construcción de un modelo político social horizontal, humanista, seguir siendo ejemplo de constancia y construcción para quienes hoy somos parte de este estado que nace, buscando un socialismo justo donde cada quien tenga lo que necesite.

Debemos aprender a definir lo que es poder popular, y así seguiremos dando grandes pasos a la transformación de un mundo mejor.

El ser nuevo lo haces con tus acciones, aprendamos de nuestros tropiezos y ganaremos una patria de verdad bonita.



Estudiante de Misión Sucre

rufinazam@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1557 veces.



John Duarte


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a116243.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO