¡La concentración oposicionistas que entregó la Patria!

Debo empezar por reconocer que la oposición venezolana cuenta con un importante sector de la población, no menos cierto es que, los chavistas también, y somos mayoría. Óigase bien, dije, somos mayoría. La prueba irrefutable son los indiscutibles e inequívocos triunfos en las últimas elecciones que se han dado en nuestro país: Asamblea Nacional, Presidenciales, Gobernadores, Alcaldes y Cámaras Municipales. Aun cuando se esgrime el fatuo argumento de que la oposición "no participó"; tesis desmontada por sí sólo, sencillamente porque sabían que no tenían con qué, aunado a la orden del dueño del circo, los yanquis, les ordenaron no hacerlo. Sería cándido suponer que no fue así, sino, pregúntenselo a la AN en desacato, como fue el cuento en las elecciones que les dio mayoría el año 2.015.

El caso es que la "casta" opositora tomó un importante aliento, toda vez que, la designación del sr Guaidó como presidente de la AN en desacato, podría en cualquier momento "desafiar" el orden Constitucional establecido, asumiendo a trocha y mocha, la condición de "presidente provisional", que aun cuando esa figura no está contemplada en nuestra Constitución, ellos se tirarían por ese barranco, consientes que por la vía electoral, por ahora (por cierto será un muy largo por ahora), no tienen opción al poder político máximo en la República Bolivariana de Venezuela: Miraflores.

Ciertamente la concentración opositora del pasado 23 de enero fue nutrida. Los ánimos se desbordaron, la sensación embriagante y el olor a triunfos políticos esperanzadores pululaban en el ambiente, y la violencia efervescente despertó al Lázaro prometedor del "poder perdido", cual zombi ávido de sangre. Lo esperado se cumplió. Pero nunca jamás, nadie imaginó que ese barranco contemplaba la Traición a la Patria, la entrega de las riquezas naturales, así tuvieran que pedir la invasión militar de nuestra Venezuela, como lo ha manifestado el "líder montado por la CIA" para el "asunto Venezuela", el Sr Guidó. El lánguido desconocido "sorprendido", sorprende a la multitud eufórica en su buen juicio contagiándole al extremo tal, que una vez concluida la jornada, en el sosiego y calor que brinda el hogar y la compañía familiar, después del aterrizaje a la realidad impregnado de cordura y reflexión, aparece la crisis moral y de conciencia: del que hicimos? "…entregamos la PATRIA", ahora somos TRAIDORES.

No es una percepción de un chavista. Allegados opositores me han manifestado su vergüenza política y Patria. Exteriorizan y mantienen abiertamente su contrariedad indiscutible con el gobierno y autoridades de la Revolución Bolivariana, pero, lo que no aceptan ni toleran, es que, los conviertan en TRAIDORES a la PATRIA. El pacto entre este desconocido aventurero y los oscuros intereses de los EEUU, alarmaron y encendieron su fervor Patrio, su sentir nacionalista. Inclusive, me llamaron a la reflexión, contándome una percepción interesante, me comentan estos opositores, fíjate que "…las acaloradas "tertulias" políticas antichavistas que se daban en las habituales colas escuálidas (bancarias, abastos, panaderías), generalmente encendidas por los anti-gobierno, ya no se están qenerando con la alta frecuencia que se daban antes del tristemente infeliz 23 de enero pasado, pues la gente evita identificarse con la traición a la Patria", que acompaña implícita al vano y perjuro "presidente", más cuando su actuar, depende únicamente , del tutelaje y la discrecionalidad del imperio norte americano, habiendo echado a un lado a toda la oposición venezolana sin ningún comedimiento.

Lo cierto es, que el maquiavélico imperio norte americano ha evidenciado con sus frontales acciones anti-venezolanas, como dice nuestro digno Canciller Arreaza, que no está detrás del plan de golpe, invasión y destrucción del estado nación venezolano, sino que está al frente y es quien lo dirige; también nos ha dado la oportunidad de desenmascarar a un atajo de verdaderos traidores, que van desde exministros de la Revolución Bolivariana, oposicionistas capaces de lo más deleznable por hacerse del poder político, entre otros. Pero lo que motiva esta humilde opinión, es que ha despertado y amalgamado el sentir BOLIVARIANO y Patriótico de la inmensa mayoría del pueblo venezolano, que está dispuesta a dar todo por la defensa de nuestra integridad territorial y soberanía, que me atrevo a decir sin chauvinismo alguno, hasta la vida misma. Viva La Patria de Simón Bolívar. Viva Venezuela, Libre Soberana e Independiente por y para Siempre. No a la Guerra. Si a la PAZ.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2655 veces.



Felipe Guzmán

Médico Gastroenterólogo venezolano / Vocero de la CONAMEV

 felipeguzman17@yahoo.es

Visite el perfil de Felipe Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a275800.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO