Aveledo deja la MUD y acaricia candidatura presidencial

Ha renunciado a la secretaría general de la Mesa de la Unidad Democrática, el señor Ramón Guillermo Aveledo. Fue un veterano dirigente copeyano la mayor parte de su vida, que medianamente intentó lavar sus culpas puntofijistas siendo dirigente de la Liga Profesional de Beisból, pero como todo canino viejo no pierde sus mañas, Aveledo llamó a un paro deportivo en aquel terrible año 2002, que entristeció a nuestro pueblo magallanero y a todos los demás fanáticos que se quedaron sin temporada. 
 
Aveledo nunca ha dejado ser el democristiano que hoy es, hombre de profunda formación ideológica bajo influencia del Rerun Novarum, José María Escrivá y su libro Camino, Aristides Calvani, Radomiro Tomic y los Frei de Chile, siempre cercano al Calderismo. Fue un habilidoso dirigente de la Cuarta República que logró transcender en la Quinta y pudo mantenerse a flote sin ser aplastado por los nuevos rostros de la derecha venezolana, que fueron más agresivos contra adecos y sus derivados, como los Leopoldos, los Radonskis y las María Corinas de tiempos actuales.
 
Anécdoticamente recuerdo que conversé con Aveledo en un famoso programa de radio matutino que realiza debates entre chavistas y antichavistas, en época de dialogo entre gobierno y oposición en 2014, allí Aveledo se mostró respetuoso, de trato amable y hasta manifestó agrado por mis propuestas de paz y despolarización manifestadas en tv nacional. Descubrí en Aveledo su legítimo interés en simpatizarle a los chavistas, sobre todo a quienes nos atrevemos a llevar nuestro mensaje a escenarios opositores, con ideas revolucionarias originales. Como buen animal político, me dijo Aveledo, entre risas: "Tú planteas en tv que a veces la derecha y la izquierda se mezclan, entonces tu pones en entredicho mi propia existencia." 
 
Aunque por ahí circula en twitter una foto de ambos ese día, que nadie me malentienda, por favor, no hay posibilidad de pacto entre un marxista leninista como quien hoy escribe y un irreversible democristiano opusdiano como Aveledo. Sólo que en la táctica política de una Revolución pacífica, constitucional y electoral como la venezolana, hay que dialogar con los contrarios. Por ello resalto que encontrar vocación dialogante en un hombre de derecha doctrinaria, revela inteligencia, ánimo de ponerle neuronas a la política y ganar votos del campo contrario. A eso se dedican los políticos profesionales, no los que sólo se ven el ombligo o miran el espejo memorizando  y gritando consignas.
 
Para bien o para mal, se fue de la dirección de la MUD, Aveledo, uno de sus principales autores intelectuales en los últimos cinco años, su salida o renuncia es signo  de descomposición dentro de la derecha partidista; obvio que los personalismos de esos tres jinetes de la apocalipsis opositora generó caos: el sobrino de la Empresa Cervecera, el Judio pseudo izquierdista y una atractiva ex diputada que asumió Embajada de Panamá ante la OEA, se pelean la jefatura de la MUD entre mordiscos y calumnias implacables. 
 
Tal vez de esa pelea egocentrista, algún viejo sabio de la derecha cristiana, aparezca súbitamente en el camino de la próxima candidatura presidencial antichavista. Las renuncias dan prestigio en un país como Venezuela donde los personajes se aferran impertinentemente a  los cargos y cambures. Quizás sea Aveledo ese outsider que pruebe la suerte de los cuasi presidenciables, pues ante la ausencia física y electoral de Hugo Chávez, la derecha siente y cree que todo es posible para ellos. Patrocinantes no le faltarán.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1260 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: