Arturo Uslar Pietri: Diseñador de las políticas universitarias de la MUD

Las primarias entre la y los precandidatos de la derecha agrupados en la MUD, es parte de una estrategia que busca hacerle creer a las mayorías que entre ellos hay diversidad de ideas y opiniones. Nada más contrario a la verdad. Las diferencias entre las propuestas de cada uno de los precandidatos y la precandidata son superficiales. En el fondo no se diferencian. No solo no se diferencian entre ellos en lo fundamental, sino que no se diferencian de las propuestas hechas en el pasado por la derecha venezolana. El campo de la educación no es excepción. La y los precandidatos oposicionistas comparten una visión de la educación al servicio del Capital, visión que ha sido propuesta en diferentes empaques por la derecha venezolana desde hace muchos años atrás. Vale la pena considerar las ideas educativas de un insigne intelectual de la derecha venezolana, Arturo Uslar Pietri. Uslar Pietri fue ministro de educación y un influyente intelectual. Como vivió muchos años, su influencia fue considerable en diversos ámbitos de la vida del país. Por ejemplo, una frase que popularizó Uslar Pietri, sobre la necesidad de sembrar el petróleo, ha sido usada por tirios y troyanos. A través de su programa de televisión Valores Humanos formó en la ideología de derechas a cientos de venezolanas y venezolanos.

Es innegable pues, que Uslar Pietri sigue siendo uno de los intelectuales más influyentes de la derecha venezolana. Muchas ideas clave que sirven de base a las políticas y prácticas educativas de la derecha se encuentran elaboradas algunas, y esbozadas otras, en escritos de este intelectual. Uslar Pietri fue un prolífico escritor de artículos de prensa. Algunos de esos escritos sobre temas de interés nacional, fueron publicados en un solo libro bajo el título De una a otra Venezuela por la editorial estatal Mote Ávila. Estos artículos aparecieron en la prensa escrita en 1947 y 1948. La educación es uno de esos temas centrales de los que se ocupó el maestro de la derecha venezolana.

En el libro de Arturo Uslar Pietri mencionado arriba aparecen seis ensayos dedicados al tema de la educación. De esto seis ensayos, dos tratan asuntos relacionados con la situación de la universidad. Recordemos que estos ensayos fueron escritos en 1947 y 1948. ¿Por qué ocuparnos de unos ensayos que fueron publicados hace más de sesenta años? En estos ensayos Uslar Pietri muestra de manera directa y simple, como le gustaba calificar sus ideas, sus propuestas para resolver lo que consideraba como uno de los principales problemas del país, la situación de decadencia de nuestra universidad, de la universidad nacional. Esas propuestas de Uslar Pietri cuentan con la simpatía de la derecha agrupada en la MUD. Esas propuestas tienen vigencia entre los precandidatos de la MUD.

Uslar Pietri comienza su primer ensayo sobre educación universitaria, titulado “La crisis de la universidad venezolana”, manifestando su dolor y el profundo interés con que ha seguido la situación de la universidad pública. Afirma que la crisis de la universidad es “la manifestación exterior de una crisis honda y grave que anuncia nuevos males para el porvenir de Venezuela” (p. 103). Para salir de esa crisis se requeriría tomar una serie de medidas, las cuales por su puesto son propuestas por Uslar Pietri. Dos páginas después, nos ofrece Uslar sus propuestas:

“Pensaba que había que elevar el nivel docente de la universidad venezolana, cerrarle la puerta a los cazadores de borlas, a los estudiantes profesionales, a los vagos y maleantes refugiados en los claustros, y hacer una selección tanto del personal docente como de la población estudiantil. No muchas universidades malas y costosas, sino pocas y buenas. Examen de admisión para gozar del privilegio de la educación universitaria. Fijación de cupos que limitaran la entrada, pero a base de un sistema que no le impidiera llegar a ningún hombre capaz intelectualmente, por pobre, desvalido o remoto que se hallase. Intensificación de la docencia en cantidad y calidad. Exámenes trimestrales rigurosos. Cooperación de los profesores con los estudiantes. Y posibilidad de hacer que la enseñanza universitaria no siguiera siendo gratuita, porque la enseñanza universitaria gratuita, que es una injusta carga para el Estado, tiene además el inconveniente de que favorece la irresponsabilidad de profesores y estudiantes. Lo que nadie paga a nadie le duele.” (énfasis nuestro) (p. 105)

Las opiniones sobre las políticas y prácticas en Educación Universitaria expresadas por Uslar en su primer ensayo, son complementadas y un poco más elaboradas en el segundo ensayo, titulado “Una universidad formadora”. Para el intelectual de derechas, no hay espíritu universitario en nuestras universidades, nuestra universidad está en crisis. A pesar de que cuenta con importantes recursos financieros y de infraestructura, con unos cuantos buenos profesores y estudiantes, no hemos dado con la combinación de estos recursos que nos permitan salir de la crisis. Los esfuerzos que se han hecho hasta ahora en la universidad Nacional han sido inútiles. Para Uslar Pietri,

“(…) no ha sido posible lograrlo. Hubiera sido necesario, en cierto modo, sustraer la Universidad del ambiente banderizo y febril que agitaba el país, y eso, por definición, es casi imposible en una Universidad del Estado.

Independientemente de lo que se haga en la Universidad Nacional, y acaso como una contribución indirecta pero muy eficaz a la solución de sus problemas, el ensayo hay que intentarlo en el terreno privado. Yo creo, no sólo que la hora está madura en Venezuela para la fundación en Caracas de una Universidad privada, sino que el país lo requiere con una urgencia inigualada en ningún otro aspecto de su vida colectiva.

La Universidad privada podría llenar una misión casi excepcional. Podría sustraerse casi totalmente de la política momentánea, para entregarse a servir al destino nacional a largo plazo. Podría seleccionar rigurosamente profesores y estudiantes. Podría disciplinar a ambos. Podría exigir y dar en términos estrictos. Podría establecer un alto nivel de rendimiento universitario por reflejo en el orden interno de las universidades nacionales.

Esa Universidad debería ser sustentada exclusivamente por aportes privados, su dependencia del Estado debería reducirse a la fiscalización y supervisión del Ministerio de Educación, pero sin ninguna especie de subvención. Debería ser pagada por todos los estudiantes, cobrando matrículas suficientes para cubrir sus gastos de operación. Debería contar con el apoyo financiero de particulares y de instituciones privadas. Debería gozar de la mayor independencia ideológica y de la mayor libertad académica. (…). Una casa de estudios, (…), al servicio de Venezuela y de su futuro.

Hay en Venezuela suficientes hombres capaces para llevar esta idea a la realidad. El momento es oportuno. Y no hay hospital, escuela, ni carretera, más vital para el presente y el porvenir de Venezuela que esta obra de verdadera salvación, de verdadera fe y de verdadera esperanza.” (énfasis nuestro) (pp. 111-112)

Estas propuestas son muy caras a la derecha. Basta ver la reforma de la educación universitaria llevada adelante por Pinochet en Chile, y sus semejanzas con estas ideas de Uslar Pietri. En algunos de estos pasajes escritos por Uslar, nos pareciera estar oyendo al Presidente Piñera. Miremos lo que hizo Uribe en Colombia con la universidad, siguió la receta de Uslar Pietri recargada. Y esa es precisamente la misma receta que quiere aplicar la MUD a la educación universitaria. Sólo que la y los precandidatos de la MUD son sumamente deshonestos, ellos no se atreven a expresar de manera clara y simple, como lo hizo Arturo Uslar Pietri, sus políticas para la Educación Universitaria y las prácticas que pondrían en marcha de llegar otra vez al gobierno.

Cierro este breve artículo resumiendo las ideas del gran ideólogo de la derecha venezolana, Arturo Uslar Pietri, sobre la Educación Universitaria. Señalaba Uslar Pietri que:


1) La universidad nacional es un ensayo fallido,

2) Hay que seleccionar el personal docente,

3) Examen de admisión para la población estudiantil y fijación de cupos que limitaran la entrada,

4) No muchas universidades malas y costosas, sino pocas y buenas,

5) La educación universitaria como privilegio,

6) La educación universitaria no debe ser gratuita,

7) La educación universitaria gratuita es una injusta carga para el Estado,

8) La universidad privada es la gran solución a los problemas de la educación universitaria, ésta podría llenar una misión casi excepcional,

9) La universidad privada debería ser sustentada exclusivamente por aportes privados, sin ninguna especie de subvención del Estado, y

10) Todos los estudiantes debería pagar, y monto de la matrícula debería ser suficiente para cubrir los gastos de operación de la universidad.


Aquí está pues, en forma clara y simple, el decálogo de la y los candidatos de la MUD para la Educación Universitaria. Decálogo que fue escrito hace más de sesenta años por el intelectual de la derecha Arturo Uslar Pietri.



Referencia



Uslar Pietri, A. (1980). De una a otra Venezuela. Caracas: Monte Ávila.



julio.mosquera.padron@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7838 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a136094.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO