27 de Junio Día del Periodista

El que se robó el periodismo que lo devuelva

***Se libra una intensa batalla comunicacional en Venezuela, entre el periodismo corporativo, que trata de justificar la destrucción del estado-nación y las guarimbas y los periodistas al servicio de la verdad y de los intereses de la patria ***

El libertador Simón Bolívar publicó el primer ejemplar del correo del Orinoco, el día 27 de junio de 1818, con la colaboración de Germán Roscio, Palacios, Fajardo, Ramos, Zea, Francisco Soublette y Cristóbal Mendoza, entre otros.

La fecha de homenaje fue acordada por la Asociación Venezolana de Periodistas (hoy Colegio Nacional de Periodistas CNP), atendiendo a una solicitud de Guillermo García Ponce, enviada en 1964; quien se encontraba preso en el Cuartel San Carlos, acusado de rebelión militar, mientras luchaba contra las dictaduras de la IV república.

En diciembre de 1994, la Ley de Ejercicio del Periodismo (vigente todavía), lo ratifica en su "Artículo 40.El Día Nacional del Periodista Venezolano será el 27 de junio de cada año, en conmemoración del nacimiento de El Correo del Orinoco en 1818".

Esta es una fecha histórica y 199 años después del nacimiento del primer periódico independentista, los motivos de su declaración siguen vigentes: enfrentar las campañas de desinformación de las oligarquías nacionales y derrotar al imperialismo (español y norteamericano).

Periodismo en crisis:

Los medios de comunicación corporativos, insisten en la crisis de Venezuela, pero ocultan que la crisis real, es la del modelo capitalista y de sus órganos de propaganda y publicidad.

En Venezuela con el nacimiento del proceso revolucionario (1998) y de un sistema de medios públicos, además de la red de televisoras y radios comunitarias y alternativas, más los independientes, se enfrenta la hegemonía de los medios de difusión de masas.

Nace un periodismo al servicio de la verdad y en defensa del pueblo. Se descubre la manipulación de los medios privados, su falta de objetividad y veracidad, en especial durante los hechos del 11 y 12 de abril del 2002, durante el derrocamiento del presidente Chávez, en donde quisieron invisibilizar los reclamos del pueblo y ocultar las persecuciones de dirigentes del Chavismo colocando comiquitas, música y publicando informaciones falsas.

El papel de los periodistas en la guerra de 4ta generación 2017

El país está, bajo los ataques de una guerra psicológica; previa a los que podría ser un ataque de las fuerzas armadas de EEUU, con gobiernos aliados, según lo señalan diferentes analistas políticos y autoridades gubernamentales.

El objetivo es preparar a la "opinión pública" nacional e internacional para justificar una guerra contra un "gobierno dictatorial". El imperialismo en crisis, necesita de países proveedores de materias primas para sobrevivir, por tanto se quiere destruir el estado-nación de Venezuela, para controlar a Venezuela a través de un gobierno de transición, según afirmaciones del economista y analista petrolero, Fernando Travieso.

Venezuela es la mayor reserva de petróleo del mundo y poseedora de grandes reservas de materiales estratégicos como el coltán, diamante, oro, entre otros, codiciados por países imperialistas.

Una red de medios corporativos, fabrican la pos verdad y la repiten. Justificando de esta manera la escalada de violencia a través de la guarimbas, invisibilizando sus ataques, armas, acosos a instituciones públicas, destrucción de bienes públicos y privados, bloqueo de vías y asalto a instituciones militares.

Los periodistas al servicio de la verdad, deben contrarrestar las matrices de opinión fabricadas en laboratorios e impartidas a los jefes de redacción y productores. Desmentir rumores, aclarar hechos, realizar trabajos de investigación sobre los principales problemas, contrastar las noticias y líneas editoriales.

Es el periodista un defensor del código de ética, aun contra el propio gremio, que no se pronuncia, ni siquiera en los casos más graves de manipulación. Deben comportarse como agentes de la contra información y la desinformación. Deben mantener un compromiso con el buen periodismo, que incluya además del cuidado de la ortografía y una clara redacción; la veracidad y el monitoreo de las estrategias y matrices desinformativas, para desintegrarlas en el momento oportuno.

"El que se robó el periodismo que lo devuelva".

Se toma esta frase utilizada por el periodista del canal Venezolana de Televisión (VTV) Hernán Canorea, basada a su vez en el libro del periodista Earle Herrera. Se robaron en Venezuela el buen periodismo se podría afirmar acompañando a los comunicadores sociales antes nombrados. Leemos a diario, titulares con vocabulario "chabacano", porque supuestamente el pueblo habla así. Lo que refleja que se subestima la inteligencia popular.

Se perdió o se llevaron el periodismo de investigación, de análisis, se sustituye a pasos agigantados el impreso, el escrito, el libro por videos graciosos o de informaciones cortas en redes sociales o memes, como supuesta nueva forma de comunicar o nueva tendencia del periodismo.

Se rinden los impresos ante los audio-visuales y redes sociales, con la terrible consecuencia de que se pierde o se deja de fomentar el hábito de la lectura en la población. Es decir se robaron el periodismo, el análisis, la palabra, la lectura y la escritura…Tremendo robo; ¡Ná guara!

Un periodismo de malas noticias, dedicado solo a resaltar cosas negativas. Aquellas positivas ya no son noticiosas para las corporaciones mediáticas y son colocadas junto a noticias muy negativas o son desvirtuadas. La idea es mantener en la población la sensación de que todo está mal con este gobierno, de que no hay esperanza, de que el país no tiene futuro.

A esto se suma el periodismo necrófilo, destacando hechos de sangre, con fotografías de victimas que incluso son rechazadas por los propios familiares. Con esto se quiere fortalecer la matriz de Venezuela como el país más violento del mundo o un gobierno que no garantiza la seguridad ciudadana. Pero no se dice nada de gobernadores y alcaldes que controlan las policías más numerosas del país y que las han desmovilizado para facilitar las labores del hampa.

Se robaron el buen periodismo los medios corporativos y lo sustituyeron por un informacionismo acrítico, manipulador, disociante, patológico, político-partidista, muy sesgado, que ni siquiera guarda las apariencias en su forma y fondo.

Ser periodista en contra de la dictadura y declararte defensor de los derechos humanos o contra la violencia del "réeegimen" es la norma y te ubica dentro de las elites de la comunicación; además "te dá caché", "te eleva de estatus" y hasta te podrías ganar un "premio internacional" en dólares.

Para estos periodistas que hoy atacan y ofenden a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) "el dólar es su divisa".

Decir la verdad, es muy chavista y populacho y te autoexcluye del gremio. Ser objetivo, racional esta fuera de onda en el periodismo corporativo, donde el periodista es el centro, y no la noticia en sí.

Es un periodismo, donde el entrevistador habla más y se luce más que el entrevistado, y donde casi cualquier cosa que diga el invitado es acomodado para reforzar la línea editorialista del "comunicador". Además la entrevista es un ataque frontal y tendencioso, mostrándose el periodista, como defensor de la "libertad de presión" contra el invitado, si es Chavista o NI-NI.

Se le presiona, hasta que diga lo que las audiencias clase medias (disociadas) quieren escuchar o se le revienta periodísticamente hablando, por no decirlo.

Celebrar y luchar este 27 de junio

La matriz de opinión de la desinformación, es que los periodistas venezolanos no tienen nada que celebrar. Al contrario, como todo gremio hay que celebrar el día y recordar que Simón Bolívar fundó el Correo del Orinoco en plena batalla comunicacional. Es decir; la conmemoración de la fecha es de una manera combativa, además de la alegría típica del pueblo venezolano que tratan de opacarla a toda costa los medios privados. Privados de racionalidad, privados de tolerancia, privados de objetividad, quienes a su vez, te quieren privar del derecho a la comunicación oportuna, veraz e imparcial (artículo 58 Constitucional). También te quieren privar del derecho a expresar libremente tus pensamientos, ideas u opiniones (art. 57 constitucional).

Ya nos robaron el periodismo; no debemos dejarnos robar la alegría y la esperanza en nuestro país.

Felicitaciones a todos los comunicadores sociales en su día; en especial a aquellos al servicio de la verdad y de los intereses de la patria. Saludos a los integrantes de la red de medios públicos, comunitarios, alternativos y los independientes comprometidos con el buen periodismo.

Felicitaciones a los comunicadores Earle Herrera y Hernán Canorea, en quien nos basamos para realizar este artículo y disculpen por haber tomado prestada su frase, solo para esta ocasión. Gracias por sus aportes.

¡Somos y seremos la artillería del pensamiento!

 ecoinfante@gmail.com

https://periodismoyderechoecologista.blogspot.com/

http://animaleandovenezuela.blogspot.com/




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3026 veces.



José Gregorio Infante

Licenciado en Estudios Ambientales. Abogado. Comunicador Social. Guardaparque

 ecoinfante@gmail.com      @joseinfante2016

Visite el perfil de José Gregorio De Sousa Infante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: