Dios salve a Raúl Gorrín (II)….y a las “víctimas” de las peleas internas en el chavismo…

Ayer examinábamos a partir de una nota publicada en el portal laigvuana.tv una amabilísima apología sobre el empresario venezolano Raúl Gorrín.

Examinamos algunos datos sobre la trayectoria de Gorrín, sus vinculaciones y como un medio de comunicación que se autocalifica de “veraz” y “revolucionario” termina sucumbiendo –presuntamente- a las “dádivas crematísticas” para servir de lavandería mediática de la imagen de un empresario, porque seamos sinceros, dudo mucho que laiguna.tv hubiese publicado una palabra sobre el susodicho, si este no se hubiera –bien- bajado de la mula.

Sin embargo, el papel de Gorrín e incluso lo que termina convirtiéndose un medio de comunicación no resulta lo fundamental, detrás de esto llama poderosamente la atención que Gorrín publica en un medio “chavista” una apología tan sublime, cuando Conatel realiza una serie de inspecciones que –según globovisión- no se ajustan al patrón de las inspecciones a las que habitualmente realiza esa comisión nacional.

Ayer también mencionamos algunas hazañas de Alejandro Andrade durante su paso por el gobierno y concluimos que este caballerito “ha preferido permanecer en los EEUU a la espera del reacomodo de fuerzas que pugnan por el control político en Venezuela”.

Es quizás este bajo perfil y este “alejamiento” de sus negocios en Venezuela, una consecuencia indirecta de estas recientes inspecciones realizadas por Conatel y las advertencias que el pdte Maduro hizo en días recientes contra esa televisora y Televen. Dentro del feroz combate por el control definitivo de la economía venezolana y por el del control político del país, Globovisión, independientemente de la calidad de los contenidos que transmitían (en mi humilde opinión un montón de basura la mayoría de ellos), luego de su adquisición por Gorrín, dejó de ser un medio de comunicación en abierta rebelión al gobierno y pareció que sus nuevos propietarios estaban dispuestos a “domesticarse” frente a los nuevos tiempos que se imponían en el poder político del país.

Puede inferirse entonces que los últimos episodios protagonizados por el primer mandatario, conatel y la planta televisiva, responden a pugnas internas dentro de los grupos de poder que desgraciadamente se hicieron con el control de importantes áreas del estado venezolano y que luego de la muerte del comandante pasaron a hegemonizarlo casi en su totalidad. Esto explica que el vocero de la televisora haya sido Vladimir Villegas, un hombre que fue alto funcionario del Chavismo, mantiene un programa de entrevistas bastante bueno e incluso ha alimentado su imagen de hombre imparcial, hermano además de un periodista que realmente guarda bastante estima entre la base chavista y creo que la sociedad en general, Ernesto Villegas, amén de ser uno de los convocados en las últimas iniciativas de diálogo que ha realizado el gobierno del pdte Maduro casi desde sus inicios. Es decir un interlocutor válido para el chavismo y digerible para la oposición.

Podría incluso suponer, que esta pelea interna está relacionada con esa muy cacareada lucha contra la corrupción, la cual a pesar de algunas detenciones y procedimientos realizados, aún es insuficiente a la luz del montón de ALTOS FUNCIONARIOS que han demostrado ser merecedores de pasar unos cuantos años en Tocorón y a los cuales se les ha tratado como una refinada dama, es decir: ni con el pétalo de una rosa. Una muestra de ello ha sido la declaración del Consejo Moral Republicano que dejó “sin lugar” la solicitud de investigación de desfalco a la Nación realizada por la Plataforma para una Auditoría Pública y Ciudadana el pasado 2 de febrero. Independiente de quienes hayan realizado la denuncia, ese desfalco es una mancha moral de proporciones gigantescas para la Revolución y hasta ahora NADIE en el gobierno ha hecho absolutamente nada, fuera de la retórica de la cual les ha sido imposible salir para pasar a la acción.

Esto complica aún más la situación del gobierno, ya que incrementa la precariedad de su base de apoyo y lo distrae de tomar las decisiones que el país entero está clamando.

No sería descabellado pensar entonces que nuestro insigne empresario “humanista” Raúl Gorrín, pueda resultar uno de los afectados en esta pugna interna, sin embargo, y a su favor hay que admitir que el gobierno ha sido bastante diligente en NO tocar los intereses de la burguesía y la neo burguesía, si no, solo hay que ver a Lorenzo Mendoza, a quien se le acusa de pelucón, ladrón, chulo y no sé cuantos calificativos más (algunos ciertos), pero nuestro gobierno bolivariano, socialista y revolucionario no ha dejado de darle puntual y diligentemente los dólares que ese monopolio le exige, no solo por Cencoex, sino a través de otras instituciones del estado, como por ejemplo Bandes.

Así que lastimosamente, los afectados por estas presuntas peleas internas del chavismo, más la inacción e indolencia que han caracterizado al gobierno en estos meses, seremos los ciudadanos de a pie, incluyendo a aquellos que defienden apasionadamente tanto a lo que representa Gorrín, como a lo que representa Mendoza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2057 veces.



Neftalí Reyes


Visite el perfil de Neftalí Reyes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Neftalí Reyes

Neftalí Reyes

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a222407.htmlCd0NV CAC = Y co = US