"No usamos a los medios, los medios nos usan a nosotros"

"We don't use media, media uses us" o el sadismo de los medios

No era un personaje antiimperialista ni revolucionario, pero dijo algo acertadamente que se aplica en infinitos casos y situaciones: "We don't use media, media uses us". Esto se traduce en: No usamos a los medios, los medios nos usan a nosotros. El autor de la frase fue uno de los personajes más mostrados en medios de comunicación en toda la historia de la humanidad, su nombre es Michael Jackson. Cualquiera se preguntaría por qué citar a un personaje tan farandulero cuando se escribe una reflexión sobre política o ideología. Para todo hay una respuesta.

Cualquiera que estudie a los medios de comunicación, debe estudiar al país más poderoso en esa industria, es decir, EEUU. Asimismo quien aborde la materia comunicacional debe examinar a uno de los personajes más difundidos en el espectro global: Jackson. Así somos los marxistas, pasamos por extravagantes, liberales o pequeño burgueses, sencillamente porque estudiamos todo lo que nos rodea sin prejuicios culturales o impertinentes acusaciones de que somos, no somos, fuimos o dejamos de ser devotos del socialismo.

Marx, auténtico padre de la doctrina planteaba que el socialismo era un método para conocer la realidad mediante la permanente aplicación de la observación, el ensayo, la tesis, la anti tesis, y la síntesis. Nos tomaría muchas líneas describir esta filosofía dialéctica pero lo cierto es que sólo estudiando y practicando es que se asimilan los conocimientos de la sociedad y sus leyes. Todo lo que existe, tiene una oposición.

Nótese que de 1971 a 1992, Michael Jackson fue el máximo producto comercial de la industria del entretenimiento en EEUU. Fue famoso, internacionalizado, seguido por millones en 5 continentes, llegando a vender más de 750 millones de discos como nadie más lo ha hecho. Off The Wall, Thriller, Bad, Dangerous fueron obras musicales universalmente exitosas. Pero de 1993 a 2009, Jackson fue el hombre más maltratado por los medios de comunicación de EEUU como nadie más lo ha sido. Ni siquiera por los delitos que se le imputaron, parecía normal la cayapa mediática pues asesinos en serie como Charles Manson jamás fueron tan vapuleados como el cantante de Thriller.

Tampoco su misteriosa sexualidad era justificación dado que personajes abiertamente gays como Freddy Mercury y Elthon John nunca recibieron tantos ataques como el Rey del Pop. Poco valió que fuera declarado inocente en tribunales luego de un largo juicio, Jackson fue crucificado por la TV y la prensa irremediablemente. Tal vez fue el atrevimiento del éxito mundial y la rebeldía del afrodescendiente millonario lo que le pasó factura al artista que dejó de gozar de la simpatía de la empresa Sony y otras gigantes empresas trasnacionales que en el pasado se lucraron con su imagen. Otros harán un análisis simplista y dirán que mereció todos los insultos por su irregular comportamiento, en fin, la opinión es libre. Recomiendo leer nuestra obra: EEUU le dio la espalda a Michael Jackson http://jesusmanuelsilva.blogspot.com/2009/07/estados-unidos-le-dio-la-espalda.html

Lo concreto es que lo anterior sirve como ejemplo para ilustrar sobre el buen momento que puede vivir un personaje mediático y más tarde le puede tocar caer en desgracia, no por suerte, sino por intereses de las élites económicas y sociales tanto privadas como públicas, es así porque los medios son manejados por gente influyente y son una herramienta del poder económico y político. Quien anda entre los medios de comunicación y opina de política o afecta intereses puede ganarse el odio de la mitad de la Venezuela polarizada o inclusive de ambas mitades si se niega a caer en el juego de agredir a un polo u otro polo del país. No hace falta ocupar un alto cargo, ni poseer fortuna, el sólo hecho de aparecer en la pantalla pareciera activar a los disociados radicales de ambos lados en Venezuela.

Pero que nadie se equivoque, algunos aparecemos en los medios defendiendo las causas del pueblo y la Constitución. Estamos allí porque estudiamos y preparamos el arsenal argumentativo que sirve para proteger a la Revolución Bolivariana de manera democrática y sin groserías. Somos chavistas de a pie y sin padrinos, adictos al trabajo y a la investigación científica, permanentes productores de ideas y acciones a favor de la clase trabajadora.

Pero en los medios hay otros que entraron por recomendación y salieron por recomendación (o saldrán cuando dejen de lamer las botas de sus amos). Nosotros somos una circunstancia, hoy estamos y seguro mañana no, cuando caigamos mal por plantear temas con originalidad y equilibrio. Quizás otros hombres y mujeres en lo alto de la revolución dirán: Dejen que ese muchacho hable porque así se demuestra que no todos los nuestros hablan igual y conviene dar una imagen de pluralidad interna y libertad de crítica. Nosotros igual, pase lo que pase, seguiremos trabajando por el socialismo desde nuestra acostumbrada trinchera de chavistas de a pie y cuentapropistas.

No faltarán los infiltrados, los asalariados y chupadores de petro-dólares, jalamecates que se afanan más en lanzar piedras y rocas contra camaradas trabajadores apreciados por la gente, en vez de combatir contra las oligarquías, los imperios, los bachaqueros o los raspacupos. No importa, la historia nos absolverá. De miserias y mezquindades han estado salpicadas todas las revoluciones. En ese contexto vendrán más mentiras y por ejemplo: 1.700 tweets para regarlas, como aquella que fuera denunciada recientemente en el canal del Estado VTV: "Se dice que eres un abogado chavista, que eres un enchufado y tienes una avioneta".

Ver Video:

Nosotros, inspirados en el pacifismo de Gandhi, Mandela y Martin Luther King, seguiremos predicando las verdades: Ver video

En Venezuela aparecen ídolos mediáticos tanto en la política como en otras materias, algunos son más talentosos que otros. Se instala un sifrinismo de izquierda, tan bien uno tradicional o de derecha. Hay incluso ídolos impuestos o patrocinados, les pagan todos los juguetes para convertirse en famosos (TV, radio, prensa, web) pero son tan repetitivos, robóticos y poco carismáticos que los derrotan en las elecciones. Ciertamente el pueblo repudia a los apadrinados, esos que modernamente llaman enchufados y existen dentro de la oposición y también en el chavismo.

En fin, en vez de promover ídolos de barro que tarde o temprano se caen, debería democratizarse más el espectro mediático, más pluralidad de caras, voces y letras.

Debate respetuoso entre opiniones distintas. Venezuela necesita que sus dos mitades se toleren y convivan, al menos a nivel de los ciudadanos de a pie, esos que no lucran con la polarización ni figuran en nóminas burocráticas, candidaturas electorales ni financiamientos del exterior.

Somos nosotros los que conformamos el voto duro del chavismo en 2015 y hasta que el sol se apague.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1889 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: