Periodismo subdesarrollado

¿El periodismo afecto la democracia? Si, allá por los años 80 América Latina recupero la democracia de las dictaduras con ella se devolvió la libertad de expresión y acción; esa libertad se convirtió en libertinaje informativo contra los gobiernos que no eran del gusto del partido político al cual pertenecía el dueño del medio, ¿cuántos gobiernos pasaron al amparo de dicha libertad burguesa para compartir el poder con la derecha ideológica? Gobiernos que terminaron con la dirección del pueblo sumiéndolo en la más dantesca miseria como estrategia política del capital compartida con los medios de comunicación.

Este periodismo forma parte de los fanatismos. Es innegable para la sociedad que los medios privados como los estatales hacen oposición y obedecen al gobierno de turno, y no es un problema solo de ahora, se profundiza con los gobiernos revolucionarios. El periodismo privado siempre incomodara al poder “equivocándose tantas y cuantas veces sea necesario” para su aporte a la democracia de oposición.

En las salas de redacción se delibera, es posible que se debata, pero, no se reflexiona, lo que sí se hace dependiendo si el medio está a favor o en contra del gobierno es, plantear nuevas maneras de decir la información que nunca será suficiente, porque, la presión de la hora de cierre no disimula la manipulación de la noticia. En este contexto el privilegio de ser periodista ya no tendrá que ver con la fama, dinero, poder, sin embargo, desde las universidades, el ejemplo de los famosos es lo que cuenta para que sean periodistas en cualquier lugar donde ejerza puede llegar a ser héroe ganando el pulitzer, premio que ayuda a edificar una casa o una gran casa por la fama que arrastra, eso le dicen, sin embargo, ¿habrá empleo futuro para ellos con el Internet?

Internet, Twitter, Facebook, medios sociales relucen la verdad ¿Qué verdad? La verdad de su clase, la verdad de su Iglesia o la verdad política del dueño del medio de comunicación con la verdad del periodista. Nadie conoce toda la verdad de nada y nadie puede atribuirse ser dueño de la verdad absoluta, pero, ¿Cuál es la verdad del periodista, comunicador o informador? Una vez definida la especialización podrá saber con cual verdad se queda para la práctica de un periodismo subdesarrollado.

Por otro lado, la verdad en el periodismo es variable porque es manipulada según los intereses de cada quien. Los hechos pasan a segundo plano, las fuentes son espíritus porque no tienen cuerpo, así, lo confiable, comprobable, verificable, que requiere la sociedad para informarse y reflexionar no existe porque el periodista solo es informador y no puede deliberar mas allá de la orden dada.

El difícil que el periodismo sea ético si el periodista no ejerce con libertad su trabajo como bien público para las mayorías, niños, jóvenes, ancianos enfermos y pobres, ellos son la mayoría discriminada económicamente, judicialmente, políticamente y socialmente, equivocarse con estas mayorías año tras año, es practicar un periodismo subdesarrollado, porque, mienten, callan y ocultan la realidad. Verdad estratégicamente torcida desde la gerencia del medio utilizando las mil y una trochas jurídicas que hay.

Todo esto conspira para construir una verdadera democracia con régimen de libertades para el progreso de la gente sin prohibiciones, con conciencia y sólidos valores morales y éticos, con comunicadores sociales que lleguen a la gente para que reflexionen y puedan tener capacidad de discernir con capacidad de separar la demagogia de la realidad.

El periodismo subdesarrollado está preocupado por el Internet, los periodistas continúan anclados a los intereses políticos-económicos del medio mal llamado cuarto poder. La tecnología hizo comprender a las sociedades que ya no son representados por los periodistas ni por los medios para administrar su pensamiento.

Internet, es más barato, eficiente y eficaz, no toma el nombre del pueblo, no se cree jefe, y sobre todo está al alcance de todos sin maquillarse de democrático, es una autentica expresión de libertad realista y oportuna. Es una verdadera comunicación social sin miedo, nos enseña que la libertad de expresión no es monopolio ni de los medios ni del gobierno, la libertad de pensamiento pertenece a todos.

Tampoco le pertenece al debate entre los medios y el gobierno con los periodistas, porque, la democracia se funda en el voto por lo tanto la democracia es gobierno de opinión pública, formada, fortalecida, por las opiniones de la gente, de cualquiera, esa es la libertad de expresión, permite que el poder se visibilice para todos. Eso es poder público.

Sin esto, todo lo demás en democracia, en libertad vigilada es practicar un periodismo subdesarrollado. Las sociedades son depositarias del poder y legitimizan la política participativa con un pueblo informado ejerciendo la libertad de expresión, derecho de la libertad autentica que contribuye con la conciencia y convicción ciudadana.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3131 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: