La oxido reducción económica político social del absurdo de Copenhague

Copen Haití

Haití, es una victima social de los átomos fluidos de la ineficaz Copenhague. En forma de sismos, temperaturas inusuales y extremas made en Copenhague que parecen estar devolviendo la naturaleza, es su oxido reducción mal compensada, es decir, mal balanceada electrónicamente en lo que respecta a los núcleos de los átomos que realizan procesos de enlaces desde los elementos agua, luz, tierra, fuego, éter, más espacio y su debido tiempo.

Todo por la interferencia de las civilizaciones humanas.

El ecosistema en general resentido está tratando de compensar sus valencias químicamente, sus cargas energéticas en sistemas de fuerzas que tienen peso atómico disimil, son como las ideas ecuaciones de “n” grados, orgánica e inorgánica, la naturaleza diversificada en mecánica física y orgánica, cada una con estática y dinámica, Energía atómica y físicamente su equilibrio en desajustes serios.

Sin tomar en cuenta para esto el espíritu objetivo de los pueblos inocentes como en el caso de Haití; la moralidad, la etnicidad y el derecho de legado colonialista fin ultimo de su tragedia como retorno de la naturaleza y la lógica que la estructura.

Al expirar la capa teutónica del caribe causado por las altas temperaturas acumuladas en su interior altera el sistema ecológico haitiano, llamada “falla,” como consecuencia-producto de la adsorción de energías atómicas en desajustes moleculares desordenados emanados del calentamiento global al liberarse presiones internas del núcleo central del planeta. Dejan salir fluidos-fuerzas llamados; sismos, tsunamis, tornados, ciclones, maremotos, sequías, lluvias, desajustes repentinos en el ciclo climático, alteración de la producción de la fauna y la flora, desajustes, malformaciones genéticas, calamidades en económicas palabras, crisis económicas, guerras

Con los desajustes infligidos al sistema naturaleza, al devenir de la natural evolución en su debido tiempo y espacio se interrumpen, se sobre abusa de producción no degradable de tóxicos nocivos en los procesos de producción, es necesario otro modo y relación de producción que tome en cuenta realmente a la naturaleza, que es quien le participa a sus mismas materias primas, el oxigeno, el hidrogeno, el carbono entre otros vitales elementos fisicoquímicos.

Todo un ciclo vital de complejo laboratorio de diversidades biológicas, distintas átomos de especies, criaturas, objetos y formas, manifiestan el equilibrio ecológico como un sistema vivo en constante evolución.

Ecología que está quedando rezagada y no alcanza su fotosíntesis mundial para oxigenar el sistema-climático, para la demanda en acto y potencia que requiere el planeta, sea cual sea su o las ideologías internas. Todo ello sin involucrar a la antropología.

Los países llamados industrializados son solo eso, “Los Industrializados” porque fabrican en serie, hacen industrias inhumanas en procesos de valores de cambio y uso, acrecientan necesidades al consumo innecesario, -está bien el bienestar, se requiere- al mismo tiempo que el capital al servicio social, pero no son industrializados en tecnologías humanistas- ecológicas y eso es lo que debemos planificar para realizarlo en Latinoamérica , producir diversidad cultural y biodiversidad para exportar si queremos ser verdadera potencia, primero la geografía y su antropología en el conocimiento tecnológico.

Evitemos los atomizados bacteriales atmosféricos desarrollados para interventoras pandemias preventivas en cualquier geografía o clima tropical a bien emancipada, esparcida desde letales robóticos militares aéreos para exportar contaminación, pandemias y guerras, lo que acaban de hacerle al clima, la “reducción química” en el proceso prolongado de “oxido reducción,” la capa de ozono ecuatorial no está ahora. Se produce menos oxigeno y los rayos ultravioleta son letales.

En países de la zona ecuatorial, y en especial Bolivia donde precisamente aguarda el futuro una especie de mineral que parece es la nueva panacea de libertad y progreso del sujeto desarrollado, mineral que en raciones minúsculas potencializa la efectividad de trasmisores “energía”, fuerza atómica espacial sin importar el tiempo y el espacio entre ello. ¿Quién tienen patente de corso para obtenerla y explotarla?

Países deberían demandar ante los industrializados antiecologistas, por este irreparable daño que se le está causando a la naturaleza y la humanidad que le habita. La ecología es una ciencia subversiva.

Crisis anunciada, ¿Copenhagen, injerencias científicas, intereses industriales, sanitarios, biomas múltiples, robótica militar, síndrome de “única civilización que perpetuara la raza…”?

Como dicen erradamente en sus películas, correctamente es… la especie humana, no la raza humana con contratistas y tecnología en el manejo del clima, el calculo y la utilización de los fenómenos naturales se mueven en la placa del Caribe enfrentada a la placa tectónica de Norteamérica y probablemente venga un terremoto cada vez mas corto a medida proporcional que más trascurre el tiempo entre sismos de mínimas intensidades y, mínimo tiempo que permita plantar asentamientos diagnósticos situacionales foráneos de socorristas bajo su propia responsabilidad en cuanto a su seguridad, logística y comunicaciones será por eso que el equipo de ee.uu. controla el aeropuerto de Haití.

Bajo cualquier pretexto se acentuaran más las olas de calor al lado de los rumores de invasión militar durante las largas y perdurables sequías, las medidas son heroicas pero insignificantes con respecto a las posibles pandemias penurias de producirse eventuales catástrofes naturales en Latinoamérica,

Internalizar un mapa de riesgos nacional y/o latinoamericano. La universidad bolivariana cuenta con excelentes especialistas en la realización de mapas de riesgos situacionales.

Contrarrestando esta elaboración como ayuda humanitaria de mapeo diagnostico acude la inteligencia socorrista la “army” de EEUU. entre otras, porque el terreno geográfico fecundo es atractivamente fértil para la observación-espionaje en este enclave donde el ojo del huracán del Caribe es Venezuela, en esta no tan eventual guerra tropical propiciada filosóficamente hostil por el norte al sur que trata de consolidar independencia soberana fraguando un pertinente original sistema económico político pro-socialista propendiendo, intentando siempre ir hacia una cada vez mayor impartición de justicia social ensayada en el desarrollo del plan doctrinal bolivariano de la ALBA en esta región sureña.

Denominada por el gobierno de uu.ee. “nuestra área de influencia” de influencia norteamericana.

Latinoamérica, por su biodiversidad, su ética democrática, geografía, geología y minas de combustibles también fósiles, químicamente la tabla periódica del grupo de países industrializados e industriales aspiran la piedra filosofal en minerales para tecnología de punta satelital que necesita orbitar con capitales invertidos a través de distintas figuras financieras en todo el globo. Se hace turismo en el espacio sideral, para recabar fondos para invadir la naturaleza terrícola.

Un verdadero imperio sistema de relaciones de producción liberales establecido a lo occidental desde la depresión económica en 1930 derivando en la segunda guerra mundial. Así financiarón y cumplieron su sueño de ir a la luna durante la guerra fría y, se enfrentaron a los rusos desde el espionaje, la ciencia, y la industria de utopías.

Con consecuencias en el cambio climático y sus nefastos efectos desordenados inducido por el hombre, caos en el equilibrio del desarrollo del ecosistema de la tierra, por ello coloca estaciones equipadas espaciales en orbita celeste para “vivir en comunidad”, valla ironía en orbita.

Y no es precisamente el paraíso prometido por las religiones y tanto que se matan por ellas, otra ironía más…

Ahora su botín de guerra, intentan suprimir a los países subdesarrollados del planeta por tener visiones y metas propias progresistas de respeto a los derechos humanos, a la madre tierra la naturaleza con proyectos endógenos de economía política internacional y nacionales, la ALBA uno de ellos, pero no del todo en auge, carece junto a UNASUR de un Consejo para la Paz y la Seguridad del Continente. Sobre todo el latino caribeño.

El nuevo capital sideral tiene como “fetiche” el capital en minerales energéticos almacenado microscópicamente en celdas, así podrán migrar al espacio sideral, a sus estaciones satelitales.

Y dejar sembrado el caos en la tierra.

El sueño se mantiene por ello firme en sus pretendidas ambiciones colonialistas, expansionistas sobre Latinoamérica y el Caribe. Y en el espacio sideral.

Para ello su cultura es la seguridad la logística y las comunicaciones son la meta tienen como cultivar la ciencia en detalle utilitario para hacer etnologías de beneficio, desde sus institutos de investigación, hasta en garajes de viviendas, hay acción y crédito a la investigación técnica. Les reporta modos de calidad de vida.

Manipulando no sólo en la política y la economía mundial sino que

aparecen como mutantes virus gérmenes y bacterias fortalecidos, que estaban siendo efectivamente controlados y erradicados de las enfermedades tropicales, -la guerra química para metrópolis-.

Así se afirma la industria farmacéutica e interesa monopolizar la alimentación desde direcciones financieras de trasnacionales corporativas, aislaran la fruta de la guanábana pues cura el cáncer, e igual con la pira, zábila, merey como aceite de alto punto de fusión para motores y combustible, la biodiversidad “mejorada” ejércitos como elementos de la tabla periódica natural a través de la manipulación genética el Bioma de todo ser vivo

El problema del hambre esta solucionado en el mundo con la genética, pero intereses económicos antes descritos no permiten su aplicación, todos de injerencias científicas, ante los cuales nuestras universidades no producen tecnología adecuada a los aspectos circunstanciales propios del método científico de Latinoamérica, la filosofía de la ciencia esta mayormente ausente por ello es urgente mas que importante hacer ciencia, tecnologías… es la inclusión verdadera que nos salvara.

Injerencias expansionistas de ee.uu. en su ayuda humanitaria a Haití motivo del terremoto que deja más de cien mil muertos “Haití es un país bajo la influencia de ee.uu.” por eso asiste a ayudar en estos momentos. ¿Pero cuando no había temblado por que no acudieron?

Copenhagen y sus fluidos atómicos son nefastos a la vida y por ello preludian mayores sacrificios por parte de los pueblos del mundo.

La directiva de los industrializados en la cumbre de Copenhagen se resistió a disminuir la influencia mortal de sus radiaciones que sobre la ecología emanan sus fluidos de industrias sesgadas o no políticamente, afectando todo el ciclo universal del ecosistema.

En Venezuela Caracas urge saneamiento del río Guiare que recorre el valle de Caracas desde su centro longitudinalmente hacia el este desembocando ramales de ríos y hasta el mar.

El efecto virulento de los gases emanados de la basura y la ayuda desinteresada de Obama a Haití parecen decirnos que todo marcha establemente, así corre la política contaminado Haití, y el Guiare en Caracas.

Así, la economía mundial, su política y la ciencia como signos de injerencias expansionistas prevalecen actualmente junto al clima con el efecto invernadero como clara e inevitable antesala de los sucesivos sismos que evolucionan dentro de la crisis económica capitalista en el tiempo del planeta tierra.

arteawao2003@yahoo.es

(*) Filósofo.
Profesor Universidad Bolivariana de Venezuela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3872 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a93401.htmlCd0NV CAC = Y co = US