La democracia, inventada y al servicio de la burguesía, que nada tiene que ver con la igualdad

1. Te voy a explicar, mi querida hermanita Haydé,"con peras y manzanas" -como dices- de donde viene la súper famosa palabra democracia de la que todos hablan sin conocer al servicio de quien está. En todos lados hemos escuchado que los asesinos Reagan, Bush, Biden son demócratas y ellos mismos dicen que su país y todo lo que hacen es democrático. Así como estos asesinos expresidentes de los EEUU, en Francia, Alemania, Israel, México, todos los políticos y empresarios se autocalifican de demócratas y dicen actuar en consecuencia. Ante estos asesinos yo, de entrada, soy un antidemócrata porque pertenezco a los trabajadores y no actúo como los opresores.

2. Los griegos –hace 2500 años- inventaron la palabra "democracia" significando de "demos" pueblo y "kratos" gobierno; pero en la Grecia de entonces el "pueblo" tenía la categoría de esclavo sin derecho alguno; más aún se les trataba como animales. Mil años después dominaban en los países europeos los reyes, príncipes, duques, toda la rancia monarquía, la aristocracia, que vivía los lujos más extravagantes en sus grandes palacios. Los que gobernaban por herencia eran los hijos, hermanos, sobrinos, que hacían lo que les venga en gana. Los que no pertenecían a la aristocracia eran despreciados, ignorados y los oprimían arrancándoles los productos de su trabajo.

3. Esa aristocracia, esa monarquía de reyes y príncipes, fue la derrocada y destruida por la burguesía, sobre todo con la Revolución Francesa de 1789. La burguesía de entonces era una clase muy descontenta que odiaba a la monarquía, a la aristocracia, al clero, que consumía mucho y no trabajaba: estaba integrada por abogados, escritores, comerciantes, algunos artesanos, miles de campesinos; esto es, la burguesía por su papel destructor de la monarquía tenía un papel revolucionario. Empezó por gritar contra la herencia en cargos de gobierno y la herencia económica. Pidió que el pueblo debe elegir y formar gobierno y que ese mismo pueblo debe gobernar. Así triunfo la democracia, ese era el pueblo y quienes lo encabezaban.

4. Fue Marx y los anarquistas los que, iniciado el siglo XIX (los 1800) comenzaron a denunciar a la burguesía que hablaba de democracia (gobierno del pueblo) mientras lo explotaba, oprimía y asesinaba. Es decir, aquella burguesía que fue revolucionaria destruyendo a los reyes, príncipes, y toda la corte de los monarcas, una vez que consolidó su poder –de manera demagógica y mentirosa- siguió hablando de democracia, de gobierno del pueblo, pero para aprovechar su trabajo y su voto. Hoy todo mundo habla de democracia, del derecho que tiene el pueblo a cambiar sus instituciones; pero mantienen al "pueblo" en la total ignorancia política, dándole en las escuelas programas al servicio de la burguesía.

5. En México no sufrimos reyes o príncipes aunque sí virreyes de un sistema colonial que impuso España durante 300 años. Al liberarse el país en 1821, los gobiernos ya mexicanos comenzaron su ascenso a la burguesía y en 1856 con la ley de Desamortización y de Nacionalización tres años después, la burguesía expropió tierras al clero, terratenientes y militares, incluso tierras a comunidades indígenas para venderlas al mejor postor. Todo en nombre de la democracia (del pueblo). Desde entonces la burguesía con Juárez, Lerdo, Díaz y la revolución mexicana, impuso todo su poder en nombre de la democracia y del pueblo. Esa misma burguesía que expropió tierras se hizo poderosa en nombre de la democracia.

6. La democracia hoy se centra en tres condiciones: existencia de partidos, realización de elecciones y establecimiento del parlamento. La llamada "democracia", en ningún lugar del mundo, reconoce la existencia de clases sociales, de desigualdad económica y social, de que la burguesía (sea política o empresarial) sigue explotando, haciendo negocios y haciéndose más poderosa para seguir sometiendo al 80 por ciento de la población. Lo que vivimos es la dictadura de la democracia: regímenes de opresores que en vez de acabar con la desigualdad la hace mayor. Yo no soy demócrata como los opresores y asesinos, porque lucho contra la desigualdad, profundizo la lucha de los trabajadores contra todos los gobiernos. (22/IX/21)

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 444 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: