Primer centenario del Partido Comunista Chino 1921-2021

El nuevo año 2021, Año del Buey, según el horóscopo chino, abrirá sus puertas con tres nuevas realidades cuales, posiblemente, se podrían convertir en "hechos históricos" según como se desarrollen los acontecimientos geopolíticos globales. Ellos son: la "asunción a la Casa Blanca" de Joe Biden como presidente demócrata de los Estados Unidos de Norteamérica en "perfecta crisis" interna. La siguiente realidad será la nueva Asamblea Nacional por popular que se instalará el día 5 de enero en la República Bolivariana de Venezuela cual, en el marco de sus obligaciones legislativas, abrirá una nueva etapa en el proceso revolucionario de Venezuela. Por último sin descartar otros importantes avatares que el "destino" nos pudiera tener reservado, se celebrarán, durante todo el año 2021, el Primer Centenario de la fundación del Partido Comunista Chino, PCCh, factor político que es responsable del proceso progresivo y perfectible actual por donde transita el bienestar social, económico, cultural y militar de todo el pueblo chino.

¿Cómo podríamos describir, suscintamente, el proceso histórico, en sus primeras reflexiones, del Partido Comunista Chino, PCCh, penetrando en sus primeros y muy dramáticos años, desde su constitución como partido político chino hasta el cierre de su primera etapa tan histórica como profundamente dramática?

El proceso social, económico y político que se desarrolló en China desde la Primera Guerra del Opio fue socavando las bases histórico-políticas como lo cultural-histórico del quehacer cotidiano de la nacionalidad china en un proceso de la pérdida de su dignidad como pueblo histórico. Ese proceso alcanzó su primer momento en 1911 cuando, en revuelta social, se instaura y declara la primera república de tipo occidental con referencias de un modelo occidental-norteaméricano tan chucuto como profundamente imperfecto. En un análisis, en referencia, la conclusión de la causa política era ajena a los modelos en curso tanto en la Europa imperial en crisis transicional como del modelo estadounidense en considerando al Imperio japonés como referente euro-militar-expansivo y fascista con cracterísticas niponas.

Bertrand Russell, Rabindranath Tagore, serían algunas de las referencias-guía de las preocupaciones de la intelectualidad china comprometida con la búsqueda de una salida a la permanente crisis política, social y económica por donde transitaba el país, China, como consecuencia de las realidades jurídico-económicas y culturales que le habían impuesto los imperios desde la referida referencia del opio y las guerras internas en su realidad objetiva por ser significativa de los "señores de la guerra". ¿Hacia dónde mirar como referencia a una solución a la profunda crisis nacional?

Nos comprometemos cuando precisamos que la Revolución Bolchevique ha marcado un hito en la Historia de la Humanidad en lo significado del "ser social" como "ser creado", es decir, en su referencia en la antropológía social. Ello es fundamental no solo precisarlo como aceptarlo por su significado intrínsico en lo filosófico a pesar de los avatares negativos en su desarrollo "aguas abajo" por consecuencias de alienaciones históricas de algunos de sus protagonistas. La Revolución Bochevique no solo trajo esperanzas sino se convertiría en una guía-solución, un norte-referente, del aspirado equilibrio social-histórico en el marco de sus realidades teológicas en tanto las bases fundamentales de la Doctrina de Jesús de Nazareth independiente de las diferentes culturas desarrolladas en el propio quehacer de la Historia en su perfectibilidad. Pero no solo sería lo significado de la Revolución Bolchevique sino su consecuencia política como fuera la constitución de un gobierno de obreros y campesinos tanto rusos como de otras nacionalidades que constituían el imperio sustituido ruso.

Lo anterior descrito es de importancia para poder comprender el proceso político que se desarrollaría en China a partir de la aceptación positiva del significado del concepto "gobierno de obreros y campesinos" como espejo en la propia realidad china como consecuencia del desarrollo que se iría generando en lo social, en las causas económicas sobre lo social, en el modelo de dependencia económica-industrial y comercial, en las realidades del sistema financiero controlado por los imperios, en el control de las aduanas en manos de esos imperios como consecuencia de los Acuerdos y Tratados Desiguales firmados con las autoridades chinas, como el modelo jurídico sobre el cual se sustentaba el proceso imperial capitalista sobre China. Es decir, el país, China, se encontraba en un "caos permanente" producto de su realidad como "semi-colonia".

Chen Duxiu y Li Dazhao, dos intelectuales y profesores universitarios, entrarían en contacto con enviados de la Internacional Comunista que permitiría, en el transcurso del año 1920, comenzar a desarrollar una serie de "congresillos provinciales" bajo responsabilidades de jóvenes líderes locales de variopintas ideologícas lo que permitiría el proponer realizar, en la época estival, en Shanghai, la realización de un primer congreso fundacional de un partido político de base marxista. Aunque la fecha oficial de la fundación y Primer Congreso del Partido Comunista Chino se haya decidido en el 1° de julio de 1921, según investigaciones, dicho congreso tuvo su celebración en dos etapas; su instalación se llevaría a cabo el día 21 de julio en una escuela de niñas en la Concesión Francesa de Shanghai siendo interrumpido por evidente presencia de la policía francesa y china para, posteriormente, poder continuar en una zona de recreación turística en un barco alquilado por la esposa de uno de los fundadores, unos días después, aproximadamente.

Las decisiones alcanzadas en el Primer Congreso las podríamos calificar de dogmáticas evitando que se impusieran las tesis propuestas por los delegados de la Internacional Comunista quienes asistieron en esta primera etapa congresial. Sería en las decisiones políticas, por encima de lo ideológico, del Segundo Congreso, cuando dichas tesis de la Internacional se aprobarían imponiendo así la política del Frente Unido Nacional en sus dos vertientes: la "política desde dentro" y la "política desde afuera".

Como consecuencia el PCCh alcanzó un acuerdo frentista con el partido nacionalista chino, Kuomintang, partido político liderado por Sun Yatsen sobre la base de sus tesis políticas e ideológicas contenidas en los "Tres Principios" junto con Chiang Kaishek en lo militar teniendo la política frentista como objetivo político-militar fundamental el conquistar el espacio meridional de China, zona ubicada al sur del río Yangtzé, en el desarrollo de la denominada "Expedición al Norte". Este proceso histórico se llevó a cabo entre los años 1925 hasta el mes de abril de 1927 cuando Chiang Kaishek decidió romper su alianza y compromiso personal con el PCCh y desmontar el Frente Unido Nacional ordenando ejecutar una política de cruenta persecusión sobre los cuadros del PCCh en la ciudad de Shanghai alcanzando la cifra de asesinados en un periodo de dos días de más de 10 mil militantes comunistas.

En esta primera etapa de los quehaceres del PCCh además de la experiencia lograda como partido político occidentalizado, sus cuadros y dirigencias aprendieron como auto-concientizarse y concientizar a las masas de lo autóctono nacional en lo significado de cuáles eran las relaciones entre "lo histórico" con "lo real-social-campesino" junto con la propia realidad con el proceso en permanente desarrollo de la presencia y sus consecuencias de "lo extranjero" en la cotidianidad del ciudadano chino, como en su gobernanza, así como en los efectos de una economía dependiente adscrita a lo conceptual de ser un país semi-colonial en lo significado del capitalismo colonizador.

Es en esta etapa histórica cuando la evolución y desarrollo del PCCh, durante el año 1928, sirve de catalizador a dos importantes realidades dentro de las políticas como las responsabilidades de la dirigencia del PCCh; por una parte, Mao Zedong junto con Zhu De, es decir, lo que podríamos definir como el "sector militar", son quienes van experimentando en su desarrollo al tiempo que imponiendo las tesis de la "guerrilla campesina", tesis posiblemente sustentada en las previas experiencias históricas; mientras que el "sector urbano" se concentraría, fundamentalmente, en la ciudad de Shanghai teniendo como referente fundamental a Zhou Enlai. La experiencia guerrillera en las zonas montañosas de la provincia de Fujian se contrastaba con la permanente adhesión del sector urbano a pensamientos provenientes de la Internacional Comunista.

El fracaso del Frente Unido Nacional no como concepto sino en su praxis inevitablemente sustentada en la obediencia obligada a las tesis de la Tercera Internacional, en sus contenidos conceptuales, marcaron un referente histórico tanto a lo interno del proceso revolucionario en China como en las influencias de los futuros desarrollos de los partidos comunistas a nivel internacional. Cierto que la presencia del fascismo obligaría a rescatar el concepto frentista por encima de las tesis anti-imperialistas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 946 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: