Venezuela: Es hora de las grandes decisiones

Venezuela debe llamar con urgencia a una reunión en la que estén
presentes Donald Trump, Vladimir Putin y Xi Jinping o por lo menos
sus cancillerías. Con un agenda muy objetiva que comprenda la
producción ,distribución, comercialización y consumo a nivel mundial
de los recursos energéticos y recursos naturales con los que cuenta
nuestro país .Al fin y al cabo esta claro que nuestra riqueza es la
principal causa de una crisis interna producida por el forcejeo que
tienen los lideres de estas tres potencias en su lucha por asegurarle
a sus pueblos una fuente de energía segura y estable para los
próximos cien años. Dé eso no tengo la menor duda.

Si a estos lideres les preocupara el sistema , el marco político o
religiosa de las naciones en el mundo, no entablarían relaciones con
aquellas que están muy distantes de su propia concepción ideológica.
Tal es el caso de los Estados Unidos que protege monarquías
absolutistas en el medio oriente que tiran por el suelo esa
concepción de democracia que se suele colocar como excusa para
invadir y restaurar ..¨ el orden constitucional perdido ¨en casos
como el de Venezuela. Lo mismo sucede con Rusia y China que están
entablando relaciones políticas y económicas hasta con nuestro vecino
Colombia y con un mundo que dista mucho de sus propias políticas sin
importándoles mucho las características de esas sociedades con las
que entablan sus relaciones.

Así que el presidente venezolano debe de ir al punto principal y de
manera muy objetiva y presentar una propuesta que nos garantice
estabilidad política-económica y al mismo tiempo que le garantice a
estas tres pueblos la energía que necesitan. A cambio estos deberán
abandonar la idea de colocar a Venezuela en medio de sus tradicionales
controversias, causantes de muerte y destrucción, mientras sus
territorios permanecen en paz ,a excepción de alguna que otra
manifestación callejera en contra de la guerra que siempre terminan
extinguiéndose sin muchas consecuencias, mientras que la muerte anda
triunfal por las¨ arenas ¨que encojen para enfrentarse.

Si no logramos garantizarles a estas tres potencias la satisfacción de
sus necesidades energéticas, especialmente a China y a los Estados
Unidos a través de alguna especia de plan a largo plazo ,Venezuela y
Colombia podrían desaparecer y quedar dividas en áreas de influencia
regidas casi directamente por estas tres potencias. Este
conflictividad se podría extender por toda la América latina. Los
hechos y las necesidades son los que escriben la historia.

Estas sociedades super-desarrolladas y hambrientas de combustible
fósil nos han llevado como ovejas a un enfrentamiento en donde
supuestamente luchamos por ¨nuestra libertad y nuestra soberanía ¨.
Libertad y soberanía que pueblos como el japonés el alemán y la
propia Europa no han podido alcanzar pues de alguna manera u otra son
manipuladas también.

Como señale antes, en los casos de Alemania y Japón, aun siendo
potencias industriales y tecnológicas no son lo suficientemente
soberanas y libres como estoy seguro que les gustaría ser. Esas son
las realidades de nuestro mundo. Que tan libres y soberanos se puede
ser, en un mundo en el que solo tres países se abrogan el derecho de
poseer un arsenal atómico de proporciones apocalípticas, con el que
amenazan y disuaden al resto de las naciones? Con el poder de vetar en
el consejo de seguridad cualquier decisión. Algunos dirán que allí
están Francia e Inglaterra. Pero pueden Francia e Inglaterra por si
solas vetar ? ¿..cuando lo han hecho ?

Así que un consejo que muy humildemente le doy a nuestro presidente y
a sus colaboradores es que dejen de atizar un fuego que seguro
terminara consumiendo de alguna manera u otra, por una potencia o por
otra, a Venezuela a la región y probablemente al mundo entero. Si
nuestra riqueza es el problema ,nosotros debemos encontrar la
solución.

Señor Presidente, llame a una reunión urgente de estos tres lideres o
a sus cancilleres y establezca los bases de un tratado que resuelva
sus problemas energéticos y de seguro que como por arte de magia
desaparecerán la ¨ sanciones ¨ y recuperaremos nuestros activos. Les
importara un bledo si somos socialistas o no .Así como les importara
poco lo que una minoría oligárquica criolla piense al respecto. Al
fin y al cabo sabemos(..el mundo entero lo sabe. ) que son solo
títeres. No nos convirtamos en títeres también. Resolvamos el problema
con un ejercicio de política y diplomacia al estilo de los grandes
estadistas. La alternativa podría ser, catastrófica para nosotros y
posiblemente para el mundo entero. Si lo que quieren es nuestra
riqueza sentemosnos y establezcamos nosotros mismos las condiciones
con factibilidad política económica y técnica para todos los pueblos
involucrados.

Por el bien de el pueblo venezolano, dé toda la América latina y quien
sabe si hasta de este precioso planeta al que no nos cansamos de
agredir con nuestra estupidez humana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 714 veces.



Guillermo Moreno

Economista, mención Formulación y Evaluación de Proyectos.

 guimor56@gmail.com      @guimor56

Visite el perfil de Guillermo Moreno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a282911.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO