El mundo entre la paz y la guerra

Los seres humanos vivieron la paz en los comienzos, o aparición de estos, hace unos 20 mil años, cuando era cazador y vivían un carácter gregario, pero desde hace 10 mil años cuando descubrió que la tierra era fértil, cultivable al hacer labranzas que le permiten sembrar cultivos para ayudar a la alimentación y domestica a los animales, se van abriendo las ambiciones o la avaricia. Así el mundo viene desde la Prehistoria, Grecia, Egipto, Imperio Helenístico, Imperio Romano, La Alta Edad Media con los reinos de Asia Oriental (China, Japón y la India), la Alta Edad Media, la Sociedad Feudal, la Europa de los siglos IX y X, todo parecía que llegaría la unidad del mundo occidental, pero los procesos evolutivos que ya asomaba la sociedad de la civilización, la fe religiosa impuesta según creencias, y el poder de los señores feudales que entre fuertes confrontaciones ya se asomaban en el transcurrir del primer milenio.

Baja Edad Media y Renacimiento, el mundo medieval, el proceso evolutivo aligeraba el crecimiento económico, surge la Burguesía capitalista, siglos XI, XII y XIII hasta 1492, comienza una economía abierta con marcados cambios políticos, se habían multiplicado los cultivos en vastos territorios, los intercambios comerciales, la artesanía, mejoraban las condiciones de los trabajadores. De 1492 a 1618, la llamada Baja Edad Media II, y Renacimiento. Es cuando surge la llamada ‘’Conquista del Nuevo Mundo’’, Europa avizoraba otros horizontes, había necesidad de expansionismo territorial, de expansión de su mercado y mucha avidez por descubrir aquello que se encontraba al otro lado de los confines del mundo, las riquezas naturales, el estudio de la astronomía, y las desconocidas extensiones marinas, surgió entonces la idea de la Conquista o expansión de Europa en el mundo, época del colonialismo, para imponer su civilización, costumbres religiosas, buscar riquezas y dominar todo aquello que tuviera a su alcance, alentaban ubicación de nuevos mercados, así se lanzaron a la imposición de la Colonia en nuestra América a costa de millones de vidas de los originarios de estas latitudes.

La guerra civil Rusa, guerra Polaco-Soviética, guerra civil Española, la guerra de los 100 años que involucró a Inglaterra y Francia (1337-1453). El Oriente europeo y el Imperio Turco, proceso histórico que conllevó a la constitución de los Estados absolutistas, que en Europa occidental finaliza en el siglo XVI. El Absolutismo e Ilustración (I) 1618 a 1697, la Guerra de los treinta años 1618-1648, una de los más sangrientos conflictos de proyecciones continentales, que afectaron a Europa Occidental, Central, Septentrional, Meridional y en menor medida afectó a Europa Oriental, al final se firmó la paz de Westfalia. La Revolución Inglesa, la Hegemonía Francesa. Absolutismo e Ilustración (II) de 1697-1789, las nuevas potencias Rusia y Prusia, la obra reformadora de Pedro el Grande, el Zar que elevó a Rusia a gran potencia; finales del siglo XVII y primeras décadas del XVIII, se produjo la revolución intelectual transformándose las mentalidades, para que se dieran cambios culturales en la Europa, para abrirse paso hacia saltos más universales, así va surgiendo la historia contemporánea.

Hurgando en la Historia Universal, nos encontramos que Europa siempre ha sido protagonista de grandes conflictos bélicos, la Primera Guerra Mundial (1914-1918) concluyó con el tratado de paz de Versalles, 1918, la Segunda Guerra Mundial 1939-1945, protagonizada por la Alemania Nazi contra Polonia e involucró a toda Europa y parte de Asia, por parte del Imperio de Japón, esta costó según diversas cifras entre 50 y 70 millones de muertes, Rusia fue uno de los países con mayores bajas en sus soldados, para finalmente derrotar a la Alemania Nazi, que invadió sorpresivamente a la Unión Soviética, pero el ejército rojo combatió hasta hacer pagar caros los errores de Hitler en esa invasión. Concluida la Segunda Guerra Mundial, se reúnen los tres grandes en la Conferencia de Yalta celebrada entre el 4 y el 11 de febrero de 1945, representados por Winston Churchill, Primer Ministro Británico, Franklin D. Roosevelt, Presidente de los Estados Unidos y Iósiv V Stalin, Jefe del Estado Soviético y del partido Comunista, estos decidieron el nuevo orden para Europa de la posguerra, optaron por dividir a Alemania en cuatro zonas de ocupación, eran las tres grandes potencias de la coalición anti-Hitler.

Después de la Segunda Guerra mundial, los antiguos aliados la URSS y los Estados Unidos, comenzaron la llamada guerra fría, el anticomunismo se convirtió por parte de los Estados Unidos en la lucha sin cuartel, tenían la bomba Atómica y la de Hidrógeno, las que utilizaron como poder de supremacía disuasiva ante la Unión Soviética para evitar ataques a Europa, Estados Unidos, que al finalizar esta guerra salió favorecido como primera potencia mundial, Europa pagó una vez más sus fuertes enfrentamientos entre los mismos países europeos, caracterizados por sus conflictos internos y las ansias de dominio entre unos y otros, en río revuelto ganancia de pescadores, Europa exangüe por las secuelas de la guerra, fue aprovechada por Estados Unidos quien con su famoso Plan Marshall los hizo sus aliados, prácticamente con ciertos condicionamientos para facilitarles su recuperación después de los desastres de la guerra, hoy Europa occidental aliada de Estados Unidos, ha podido imponer su hegemonía económica, del poder armamentista, de tecnología, el poder ideológico-político con su pensamiento único.

En tal sentido y considerando los registros de la Historia Universal, Europa hegemonía mundial, pero en constantes rivalidades bélicas, su divisiones y fuertes pugnas por el dominio, el caso de Francia y Alemania por Alsacia y Lorena, los fuertes discordias entre Polonia dividida por Rusia, Austria y Alemania, Inglaterra que como primera potencia Industrial y Alemania que quería ponerse en su lugar; todos los conflictos en constante ebullición, una PAZ relativa de 50 años pero con las armas en ristre, semejantes arrojaron graves problemas económicos, que debieron recurrir al proteccionismo, para cuidarse entre ellos, y Estados Unidos los protegió a cambio de la gran alianza occidental para imponerse en el mundo, y aún siguen en esa carrera por el dominio mundial. Europa y sus guerras internas causaron 10 millones de muertes, una historia negra que arrastra malos precedentes, y aliados con Estados Unidos, presagian las serias dificultades del mundo por alcanzar la tan anhelada paz en estos comienzos del nuevo milenio, que por cierto desde la mayoría de miembros de las Naciones Unidas claman por concretar la paz contra las guerras y también se suma la lucha contra la guerra provocada por el ser humano con su desenfrenado desarrollo provocando un fuerte desequilibrio en el Planeta, que también es una fuerte amenaza a todo vestigio de vida natural en el planeta.

LA LUCHA POR UNA PAZ QUE SE HACE INALCANZABLE ANTE FUERTE HEGEMONÍA IMPERIAL DE VIEJA DATA, ARMAMENTISTA ECONÓMICA POLÍTICA Y CULTURAL.

Apenas pocas horas concluyeron las deliberaciones de la septuagésima primera Asamblea Anual de las Naciones Unidas, compuesta por 193 Estados miembros, Rusia insistió en resolver los problemas por vías diplomáticas y del diálogo y alertó sobre la doble moral de EE.UU., que violó la tregua acordada al haber bombardeos dentro de Siria contra el ejército sirio, causando numerosas bajas y heridos, es el doble rasero, la moral de Tartufo, así la paz se aleja o hace inalcanzable.

Esta vez se arreciaron las confrontaciones críticas contra el gigante imperio del norte y sus aliados: acusaron a Arabia Saudita, Turquía, Francia, Reino Unido, a la OTAN y otros por sus actuaciones violentas unilaterales contra aquellos países que no le son afectos a sus intereses geopolíticos, se acusó por parte de países miembros de la ONU y también del Movimiento de los no Alineados o países en desarrollo, directamente a Estados Unidos y sus aliados en contra de SIRIA, Palestina, Yemen y otros países del Medio Oriente, de África y algunos de la América Latina.

Argentina, Brasil, recientemente objeto de maniobras imperiales en alianza con factores internos partidarios de la política impostora de los Estados Unidos, razones por las que derrocaron primero al gobierno democrático de Honduras, luego al de Paraguay, el primero, golpe de Estado cívico-militar, el segundo golpe parlamentario como ocurrió recientemente en Brasil, Argentina por fuerte golpe mediático en contra de la corriente progresista que gobernaba en este país, ganando la extrema derecha con un estrecho margen, y actualmente son víctimas de fuertes guerras psicológicas, mediáticas, económicas y políticas, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, El Salvador y Venezuela.

En los últimos quince años ha habido países de los no alineados, incluso China, Rusia, la India y otros desarrollados, que han mostrado interés por cambiar el panorama político y económico mundial, en ese sentido los no alineados han planteado en las últimas asambleas de las Naciones Unidas, la necesidad imperativa de reestructurar el Consejo de Seguridad, es decir efectuar la reforma del artículo 12 de la Carta de la ONU, que prácticamente resta el poder de decisión a la mayoría de la Asamblea General, para concederle supremacía al Consejo de Seguridad, cuya representación lo constituyen legalmente los cinco miembros permanentes y cuya batuta ha llevado Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Irlanda del Norte, y China y Rusia, que en los últimos años no han avalado del todo las decisiones que toma Estados Unidos con sus aliados europeos.

El artículo 24 del Consejo de Seguridad recibe de todos los miembros la responsabilidad de mantener la paz y la seguridad internacional reconociendo en nombre de todos sus miembros las funciones que imponen la responsabilidad de este Consejo, este solo presentará a la Asamblea General informes anuales o informes especiales si fuere necesario, estas y otros tantos argumentos ha salido a flote para refundar la ONU, pues el mismo artículo 12 de la Carta y algunos del Consejo de Seguridad, entran en contradicción con los propósitos y principios en su artículo número uno (1), y sus numerales 1,2,3 y 4; sobre la paz y seguridad mundial, la relaciones basados en el respeto al principio de igualdad de derecho y la libre determinación de los pueblos, la realización de la cooperación internacional y la solución de los problemas internacionales, de carácter económico, social, cultural y humanitario y servir de centro armonizador para alcanzar propósitos comunes.

El artículo dos (2) y sus siete numerales (7) sobre la igualdad y soberanía de todos sus miembros, los miembros de la Organización arreglarán sus controversias de manera pacífica a fin de no causar peligros a la PAZ y la seguridad internacionales y la justicia, los miembros de la Organización se abstendrán de recurrir a las amenazas o recurrir al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado. Casos de países casi borrados de la geografía por el uso de la fuerza y supremacía imperial, aún este siendo miembro de la ONU actúa al margen de estos principios. Y así otros principios de respeto y dignidad a Estados miembros aunque estos estén en desventaja, pero actuaciones de supremacías han roto con estos preceptos de la Carta de la ONU y también del Derecho Internacional.

El pasado 21 de septiembre se recordó el ‘’Día Internacional de la PAZ’’, establecido en 1981 por la Asamblea General de las Naciones Unidas por coincidir la fecha con la apertura anual de sus sesiones en el tercer martes de septiembre. Desde entonces en cada Asamblea anual se hacen exclamaciones para exaltar la paz, entre las naciones miembros de la ONU, es decir los 193 países hacen altos para hacer planteamiento que conlleven a proyectos que contribuyan con la ansiada paz por la mayoría de los seres humanos del planeta. Tanto así que el año pasado (2015) en histórica Asamblea se aprobaron los 17 objetivos de desarrollo sostenible y su ambiciosa Agenda al 2030, así fueron conminados todos los países miembros a comenzar a trabajar por las metas establecidas con miras al logro de la paz.

Entre los retos a vencer y que son considerados como perturbaciones a la consecución de la paz mundial, fueron asomadas la pobreza, el hambre, la disminución de los recursos naturales, la escasez de agua, la desigualdad social, la degradación ambiental, las enfermedades, la corrupción, el racismo y la xenofobia, entre otros factores que es indispensable superar y tomar en cuenta para comenzar a conseguir la paz. Sin embargo pensamos que, además de los nueve factores señalados en el documento, faltó incluir las amenazas que desde comienzos del siglo XIX, se siguen presentando en pleno siglo XXI, con serias confrontaciones armadas, terrorismo que siguen causando muerte y destrucción ,cuando se implantó la doctrina de James Monroe por parte de los gobiernos de Estados Unidos, este declaró que la totalidad del hemisferio occidental estaría bajo la esfera de influencia de los Estados Unidos, ya se les había adherido mucho de las costumbres europeas, comenzaron con la expropiación a España de la Península de la Florida, luego accionaron las estrategias bélicas para contra México hasta apoderarse de los actuales territorios de California y Texas.

Antes de declararle la guerra a España en 1898, Estados Unidos ya había ejecutado más de 103 intervenciones militares en todo el mundo, entre ellas: Argelia1815, Argentina 1833, México 1833, Nicaragua 1853 hasta 1898, Uruguay 1855, 1858 y 1868, Colombia el Departamento de Panamá, 1856, 1865, 1873, 1885, 1896, China 1859, Paraguay 1859, Angola 1860 y otros tantos países para someterlos a sus designios imperiales, cuando invadieron a España, también se apropiaron de la Isla caribeña de Puerto Rico, Cuba tampoco escapó al acecho del Tío Sam, ocupó a las Islas Filipinas, en las que hubo más de un millón de bajas filipinas, allí instaló 24 bases militares con las intenciones de colonizarla, pero la fuerte resistencia de los filipinos, hizo que este lo descolonizara en 1947, se retiró pero dejó un gobierno de lineamientos afines a sus doctrinas imperiales. El siglo XIX fue como el preámbulo para la dominación imperial de los Estados Unidos, pues en el siglo XX, consolidó su hegemonía.

Del libro Imperialismo, Petróleo y Profecías, del autor Manuel Mariña, extraemos las afirmaciones del Senador Beveidg, de Indiana, quien a comienzos del siglo XX 1900, declaró lo siguiente: ‘’Dios nos ha hecho maestros organizadores del mundo para establecer el orden donde reine el caos. Él nos ha dado el espíritu del progreso para vencer las fuerzas de la reacción en la tierra… Si no fuera por fuerzas como éstas, el mundo se vería inmerso en la barbarie y la oscuridad’’. O acaso las declaraciones del Presidente Teodoro Roosevelt en 1904 cuando proclama al mundo la visión que sustenta al mundo del modus operandi del imperio durante todo ese siglo, cuando dijo: Estados Unidos por ser una nación civilizada, tenía todo el derecho de parar todas las desviaciones crónicas que pudieran presentarse en el mundo, así se apoderó de Panamá y fue construido el Canal, que dominaron por casi un siglo. Además Estados Unidos ha contado con fuertes redes de Inteligencia, la CIA que ha jugado y juega el papel preponderante para el dominio, también despliega por el mundo organizaciones que está a su servicio, para ello realizan grandes inversiones, cuando se trata de acometer las acciones para derrumbar regímenes que no se suman a sus directrices, es casi siempre la línea de los presidentes de Estados Unidos, pues hasta el actual, que fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz, no por eso ha dejado de ser belicista, y proferir amenazas de torcer brazos a aquellos Estados que no se sometan al mandato imperial.

Para lograr la PAZ mundial, sin duda que Estados Unidos es país clave, porque debe dejar atrás sus doctrinas de supremacía, de querer someter al mundo bajo un solo gobierno, una sola doctrina, un solo ejército, una religión, por lo que es menester un viraje de por lo menos 180 grados en su tradicional política impostora, de superioridad, de utilización del poder mediático para mentir y trazar guerras psicológicas y mediáticas contra países que no se someten a su pensamiento único.

Es Estados Unidos y su gobierno y su pueblos los que deben practicar la tolerancia, aceptar y someterse al Derecho Internacional, a los acuerdos firmados, a los anhelos de paz de la mayoría de países miembros de la ONU, indispensable es que Estados Unidos adopte posiciones de respeto a la Carta de las Naciones Unidas, y que no se siga arrogando supremacías que provocan e intervienen en contravención de sagrados derechos universales de soberanía e independencia, creemos que los gobiernos de este gran país deberían deponer sus complejos de superioridad que cargan como vieja herencia, que junto con otras potencias que vienen manifestando deseos de dirimir los conflictos, a través del diálogo, de la diplomacia; para que el Coloso del Norte se aparte de las manipulaciones de los seres humanos, como advirtiera el publicista americano Vance Packard, cuando llegó a la conclusión de que George Orwell presentaba como una visión utópica en su novela de 1984, el Estado dictador vigila cada paso de sus ciudadanos, ha dejado de ser una visión. No existe método posible por pérfido que sea, que el sistema imperialista de dominio no emplee, a fin de ‘’penetrar’’ a los seres humanos en todas las esferas de la vida.

Son en sí las desbocadas prácticas por controlar, por dominar, alienar sentimientos humanos, apoyados en sus aliados y través de sus métodos que se emplean en la Industria Cultural, pues ya están descubiertas sus estrategias en el mundo, prueba de esto son las últimas Asambleas de las Naciones Unidas, donde han denunciado a los cuatro vientos los abusos y violaciones por parte de Estados Unidos y algunos de sus aliados: de los derechos humanos, de la Carta de la ONU, del Derecho Internacional, tratados y acuerdos internacionales, lo que ya debería llamar a la reflexión a Estados Unidos y sus fuertes aliados, que también apoyan sus hazañas negativas contra la paz del mundo, para rectificar, para abogar por la paz del mundo y también del planeta, que viene siendo fuertemente herido por la acción desbocada de un desarrollo indiscriminado, dejaría entonces Estados Unidos de ser la manzana de la discordia, porque sobre sus incursiones nefastas se ha escrito mucha historia.

LA CONSECUCIÓN DE LA PAZ MUNDIAL.

Será posible cuando los países del mundo, sus gobiernos y pueblos, sus organizaciones como la ONU, el G-77+China, el Movimiento de los no Alineados logren acuerdos, los Premios Nobel de la paz, los países que han desarrollado tecnologías armamentistas como mecanismo de defensa y competencia para hacerse a supremacías de dominio, los que han firmado acuerdos de no armamentismo, cuando los liderazgos del mundo comprendan la real filosofía de la ciencia política y dejen de mentir, de hacer politiqueo y comprendan el papel filosófico de la democracia como sistema de gobierno del pueblo y para el pueblo como fue concebido por la Grecia de Platón y Aristóteles, y otros grandes hombres de bien y de justicia. De paz como Mahamma Gandhi, Nelson Mandela, Martín Luther King y otros tantos entre políticos destacados, religiosos que no han llegado a los extremos de las pasiones y el fanatismo, pues cuando este subyuga a los seres humanos en altas funciones de gobierno, direcciones de liderazgo, ideológico, político o religioso, cuando la Inteligencia humana como privilegio natural de los seres humanos, se obnubila, entonces actúa la violencia, el odio, la intolerancia, los intereses personales y de grupos en contra de la paz. La consecución de la paz mundial requiere de muchos esfuerzos, de hurgar en la complejidad de la misma para vencer todas las dificultades, siguiendo ciertas recomendaciones y consideraciones que nos permitimos insertar en estas líneas, claro que tomos sobre este importante tema hay, lo elemental y cotidiano aquí tratamos de sintetizarlo.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2687 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: