Luciana Genro sobre la detención de Lula Da Silva

Las revelaciones de la Policía Federal y del Ministerio Público Federal son graves y contundentes. Estamos frente a una crisis grave, económica y social, sumada a una situación política en la cual la corrupción y los intereses empresariales son la marca dominante de la política.

La denuncia de Delcídio Amaral (ex presidente de la bancada del PT en el senado y hoy preso), no confirmada pero tampoco desmentida por él, si fuera de hecho real, a lo que hay que agregar las investigaciones de la Policía Federal y el Ministerio Público, indican que es verdad lo que sospechábamos: el envolvimiento y compromiso sin escusas de Lula y Dilma Roussef con las grandes constructoras como Odebretch y Camargo Correa entre otras. Muestran también lo que ya dijimos en el 2003: la cúpula del PT abandonó la izquierda hace años.

Es lamentable que un líder histórico como Lula tenga dejado de ser del pueblo para aliarse con las elites, gobernar con ellas y recibir por eso mismo cuantiosas comisiones y regalos.

Lamento porque el PT, cuando surgió fue una construcción necesaria e independiente. Hay millares de petistas honestos que no merecen esto. Y lamento también porque los actos de la cúpula alrededor de Lula y Dilma dieron de regalo para los reaccionarios como Caiado (líder de los llamados Demócratas de derecha), Aécio (líder del PSDB de Fernando Henrique Cardozo), y otros de los  mismos quilates (también denunciados por corrupción en sus gobiernos como el de São Paulo, Minas Gerais y Goias), con su neoliberalismo contra el pueblo. Apoyados en los medios de comunicación vendidos a esos intereses, usan esos instrumentos para intentar desmoralizar a la izquierda y atacar al pueblo.

Esta derecha sabemos que siempre fue parte de los mismos esquemas que ahora fueron descubiertos por la PF y el MPF quiere el poder para aumentar sus privilegios y aplicar el ajuste antipopular que Dilma ya comenzó. Quieren avanzar en las privatizaciones y en el desmonte de los servicios públicos.

De nuestra parte vemos que nuestra responsabilidad aumenta para construir una izquierda que no tiene miedo de decir su nombre y no se alía con las elites para gobernar contra el pueblo. Estamos construyendo una alternativa que rescata  la izquierda coherente, independiente de la burguesía para que sea un instrumento de lucha para que el pueblo tenga una herramienta que enfrente los ataques a su nivel de vida, a la corrupción de este sistema político podrido. Una izquierda que construya un  campo que se convierta en una alternativa de poder que todavía no existe

(*)Luciana Genro es miembro del Directorio Nacional del PSOL y fue candidata a presidente por el partido.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2438 veces.



luciana Genro

Presidenta de la Fundación Lauro Campos, abogada y política brasileña. Desempeñó los cargos de Diputada Federal (2003-2011) y Diputada Estadual (1995-2002) por el estado de Río Grande do Sul. Candidata a la Presidencia de Brasil por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) en las últimas elecciones.


Visite el perfil de Luciana Genro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luciana Genro

Luciana Genro

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Control Obrero, Cooperativismo y Desarrollo Endógeno



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a223971.htmlCd0NV CAC = Y co = US