UNASUR, más que esperanza, una urgencia

Alí Rodríguez Araque, Secretario General saliente, allanó caminos para la consolidación de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR: 2008), para integrarnos regionalmente, en educación, salud, ambiente, infraestructura, seguridad y democracia.

En palabras del Presidente Nicolás Maduro, no fueron pocas las situaciones que sus doce países miembros han tenido que enfrentar, desde la visión originaria, la de "Unión", como tanto insistió el Comandante Hugo Chávez, copartícipe y fundador de esta iniciativa.

Ahora, desde este 11 de noviembre del 2014, el ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, asume la Secretaría General, con retos que no representan la esperanza en nosotros, los ciudadanos de este mundo, sólo "en el Sur", sino "desde el Sur", dada la urgencia que nos impone el concierto mundial, en la dinámica en la geopolítica.

Tenemos el peligro de un presidente belicista y prepotente, con pena étnica, que intenta sacar a EEUU de la quiebra insostenible (default, suena como con vaselina), para lo cual, promueve, con sus perros de la guerra y sus mercenarios, una guerra en Ucrania, contra Rusia, con las excusas de las nacientes repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, además de la invasión sobre Siria e Irak, para robar sus recursos energéticos, principalmente, el petróleo.

Mientras tanto, el gobierno de EEUU, se alía con Israel en el genocidio contra Palestina, para justificar sus intromisiones y poner a pueblo contra pueblo, en guerras fratricidas, para el beneficio de la economía estadounidense. Esta gran inversión requiere controlar y liquidar toda revolución y progresismo en América Latina y el Caribe, porque desde allí, desde la mayoría de estas naciones está empezando a florecer un nuevo mundo multicéntrico y pluripolar, que para el Departamento de Estado gringo, debe ser liquidado a sangre y fuego, como hicieron con el mártir revolucionario, Salvador Allende, hace cuarenta y un años.

Por otra parte, todos los saben y muy pocos lo reconocen: la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y su Consejo de Seguridad, junto con la Organización de Estados Americanos (OEA), están controlados por el gobierno de EEUU y sus aliados, porque esa fue su inspiración, desde su nacimiento estatutario, para domeñar a las naciones con ese tipo de democracia subalterna, predicada en la moralina estadounidense, tanto como la Unión Europea (UE), cuyos países miembros mantienen quebradas sus economías, razón por la cual, buscan rapazmente, bajo el mando de Barak Obama (aunque lo desprecien, como no lo simula, Ángela Merkel), potenciar la anacrónica Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), con la que aspiran liquidar y desmembrar a Rusia, para luego seguir contra China, dado que los países miembros de los BRICS, representan un obstáculo fundamental, en los planes de la geopolítica unipolar de EEUU.

Así las cosas, es perentorio que la UNASUR, hoy, sin dilatar más tiempo, fortalezca sus lazos internos, se abra al mundo y extienda sus ramas "comme d'arbres, lesquelles étends ses branches por verser l'ombre". Ese mundo multicéntrico y pluripolar, es hoy.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1040 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a194827.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO