Solo un sueño la unificación europea

No solo la crisis del euro permite observar que la unificación de Europa es una quimera, la unión política en la Unión Europea nunca cuajo y la crisis esta llevando a una profundización de la división entre estos países. La cumbre europea realizada por estos días para garantizar la supervivencia a largo plazo del euro fue un fracaso.

Un gobierno común para los 17 países de la zona euro incluidos los gastos, las prestaciones, apoyo compartido para bancos y depositantes es toda una utopia cuando la siempre Alemania, esa de las dos guerras mundiales se opone a la unión porque eso conllevaría a la desaparición de su potente banca.

La propuesta de una unión bancaria respaldada por Europa también es aceptada por los países más pequeños y los más débiles porque reduciría la presión por sostener a sus bancos pero los alemanes temen que los burócratas de la Unión Europea gasten el dinero de Ángela Merkel para continuar con los rescates, uno de los motivos por el que los alemanes bloquearon en Vinius, la propuesta de Van Rampuy que propuso entre otros la unión bancaria en el año 2012.

Los federalistas europeos liderados por Rampuy, creen que la zona euro necesitaba imitar algunas funciones del sistema federal de los EEUU, empezando por el presupuesto central que entre otros financiara los bonos por desempleo y ayudara a los países más débiles tal como hace el gobierno federal con los estados desprotegidos o en calamidad.

La unión bancaria propuesta por los federalistas esbozaba una red de contención para los bancos en apuros además de buscar lineamientos para las políticas económicas, por el mes de junio estas propuestas ganaron terreno y Ángela Merkel acordó desplegar la fortaleza financiera colectiva del bloque para salvar a la banca atribulada.

El sistema de EEUU funciona en gran parte  gracias a la movilidad laboral en un 65%, además, los estados mas golpeados reciben mas recursos y pagan menos impuestos, el presupuesto federal esta férreamente controlado capaz de garantizar disciplina presupuestaria para todos los estados de la unión.

Europa carece de movilidad laboral, no tiene tampoco un presupuesto basada en una red de seguridad .para los gastos fiscales, las propuestas para toda Europa no pasan de las medidas austeras y de las promociones del salvataje para los países pequeños, con esas medidas políticas que integración puede haber cuando poderosas culturas de clases hacen mas difícil que los países ubicados en el sur del continente tengan una verdadera propuesta financiera de inversión, producción y empleo.

Ese mismo año, 2012, el Banco Central Europeo allano los miedos de los mercados financieros por la intervención en los mercados de los bonos; mientras tanto los gobiernos aprovecharon el tiempo para tratar de solucionar las fallas del euro, simultáneamente el ministro de economía alemán peleaba para dividir la unión que había aprobado Merkel, por la presión de España, Italia y Francia..

En la cumbre de septiembre en Bruselas, Merkel se echo para atrás manifestando que ella ofreció financiación a pequeña escala no para bonos de desempleo en toda Europa. Merkel se impone en la manipulación financiera, lleva años haciéndolo con la complicidad del flan Frances Ollande.

La división se acentúa porque muchos gobiernos partiendo desde el alemán piensan que cada país debe ser responsable de si mismos sin una unión fiscal ni política ni bancaria.

Hasta hoy, el euro se encuentra con respiración artificial, una mezcla de oxigeno alemán, FMI, BCE y UE, y eso no sirve para practicar una economía política. Para satisfacer empleo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1241 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: