“Marx era un concienzudo matemático”

En numerosas oportunidades he resaltado la importancia de las ciencias naturales y las matemáticas para la formación política de los revolucionarios. He llamado la atención sobre la peligrosa tendencia entre nuestros educadores, administradores y políticos a restarle importancia a los contenidos, en especial las ciencias, promovida por la dominante tendencia postmoderna. Desde esta perspectiva la enseñanza de contenidos en la escuela no es importante, basta desarrollar la inteligencia o competencias, lo cual viene acompañado del rechazo a la búsqueda de la verdad, la cual es una empresa vana según los postmodernistas. Estas perspectivas han calado muy hondo entre nuestros educadores, al punto que incluso profesores de ciencias y matemáticas cuestionan esas ciencias y su enseñanza aferrándose al postmodernismo y al “metodologísmo”. La situación es tan grave, que incluso en la recientemente fallida reforma curricular prácticamente se diluyó la enseñanza de las ciencias en la escuela en un conjunto de contendidos sin organización clara, tendencia en la que se ha avanzado en la práctica con el método de proyecto. Dedicaré otro artículo a este tema. Siguiendo con el asunto que nos ocupa ahora, tenemos que los fundadores del socialismo científico tenían bien claro que sin las ciencias naturales y las matemáticas no era posible comprender correctamente la realidad y prepararse para transformarla del lado de los trabajadores y en defensa de toda la humanidad. A este respecto dice Engels:

“Marx y yo fuimos, por cierto, casi los únicos que salvamos la dialéctica consciente de la filosofía idealista alemana para traerla a la concepción materialista de la naturaleza y de la historia. Más para enfocar a la par, dialéctica y materialísticamente, la naturaleza, hay que conocer las matemáticas y las ciencias naturales. (…)” (énfasis nuestro) (p. 12)

Más claro imposible. Por ello asombra ver que poco se cultiva el estudio de las ciencias naturales y las matemáticas entre los revolucionarios y revolucionarias. Incluso entre aquellos que dirigen partidos revolucionarios y entre intelectuales simpatizantes de las luchas de la clase trabajadora se observa poco interés por las ciencias naturales y las matemáticas, incluso muestran cierto desprecio hacia ellas. Insisto, el postmodernismo ha jugado un papel muy importante en la promoción de esa actitud en contra de las ciencias y las matemáticas. Una consecuencia de esta actitud es que en los programas de formación política de organizaciones revolucionarias uno nunca encuentra un curso de matemáticas o de ciencias. Lo cual, como ya dije, es una muestra de la poca importancia que se le da al tema.

Marx y Engels le dedicaron un tiempo y esfuerzo considerable al estudio de las ciencias y las matemáticas. Ellos reconocían su importancia para una interpretación correcta de la realidad. En particular Marx reconoció la importancia de las matemáticas y se dedicó a estudiarlas, aún en momentos en que su salud se debilitaba, con seriedad. Él consideraba que con las matemáticas podría modelar aquellos fenómenos de su interés para develar el comportamiento del capitalismo. Al estudiarlas matemáticas avanzadas de su época se encontró que éstas eran tratadas de manera “mística” en los textos que tuvo a su alcance. Se dedicó entonces a escribir sus propias interpretaciones de los límites y las derivadas, como dice Paulus Gerdes (1983), quitándoles el velo de misterio.

Marx escribió sus notas de matemáticas en 1881. Esas notas permanecieron por muchos años sin ver la luz pública en manos de los soviéticos por razones que no conocemos. Una selección de los manuscritos matemáticos de Marx fueron publicados por primera vez en ruso en 1933. Una edición en ruso más completa con comentarios de varios matemáticos apareció en 1968. Una versión en inglés completa de los Manuscritos Matemáticos de Marx fue publicada cincuenta años después, de esa primera edición, en 1983, esta versión pueden consultarla en y/o bajarla del sitio: http://trotsky.org/archive/marx/works/1881/mathematical-manuscripts/index.htm. Existe una traducción al español y/o al gallego, esta información no la tengo precisa, de estos manuscritos. Varios destacados matemáticos han escritos comentarios sobre la obra matemática de Marx, entre ellos D. J. Struik (1948) y H. C. Kennedy (1977). Como vemos no es nuevo el interés estudiar las ideas matemáticas de Marx. Curioso es que entre los revolucionarios venezolanos estos manuscritos sean desconocidos o se les preste muy poca atención. Por un lado, esto se debe a la poca difusión de esos manuscritos y a lo poco accesible de la única versión en español y/o gallego que se conoce de ellos. Por el otro lado está la incomprensible falta de interés de los revolucionarios nativos por las ciencias y las matemáticas. Creo que es necesario revertir esa tendencia y asumir el estudio de la obra científica de los fundadores del socialismo científico y profundizar en el estudio de la ciencia y las matemáticas actuales.

La invitación es pues a estudiar ciencias y matemáticas. La invitación es que incluyamos cursos de ciencias y matemáticas en los programas de formación política. Que resistamos el ataque del postmodernismo en contra de las ciencias y las matemáticas, por estar al servicio de la clase dominante, por no estar del lado de las luchas de los trabajadores. La invitación en a los profesores de ciencias y matemáticas para que colaboremos activamente en la elaboración del nuevo currículo para la formación ciudadana de manera tal que las disciplinas necesarias par ala construcción del socialismo, para el estudio dialéctico y materialista de la naturaleza, no queden fuera de la escuela. Ignorando o rechazando las ciencias y las matemáticas la revolución no llegará muy lejos. Sigamos el ejemplo de Marx, quien se dedicó seriamente al estudio de las matemáticas y las ciencias, incluso como recurso terapéutico para aliviar el sufrimiento de las enfermedades.



Referencias



Engels, F. (1975): Anti Dühring. México: Ediciones de Cultura Popular.

Gerdes, P. (1983). Karl Marx: Vamos arrancar a veu misterioso a matematica. Maputo, Mozambique: Universidad Eduardo Mondlane

Kennedy, H. C. (1977). Karl Marx and the Foundations of Differential Calculus. Historia Mathematica, 4, 303-318

Struik, D. J. (1948). Marx and Mathematics. Science and Society, 12, 181-196.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5653 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a63589.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO