Azimut revolucionario

El trabajo está en los barrios

Más allá de adelantar posiciones, medidas o asumir cualquier afrenta política en este lapso de ansias desbocadas pro el tema de la candidatura, prefiero remitirme como lo he venido haciendo desde hace ya varios años al trabajo en las barriadas y a la canalización de esos problemas que tanto les afectan… las aspiraciones y las peleas internas del proceso que en nada benefician a las comunidades se las dejo a quienes necesitan de eso para poder tomar oxígeno político… Yo estoy acostumbrado a trabajarlo, no a que me lo moldeen las pantallas ni los micrófonos de una radio. No quiero decir con eso que no sea importante este aspecto, menos aún cuando el propio presidente ha reclamado que seamos mejores comunicadores pero cuando me toque reforzarlo, lo haré bajo la premisa de conversar sobre las gestiones y diligencias que se adelantan para resolución de problemas, sobre la construcción del nuevo proceso y no perderé mi tiempo ni el de los demás en cuestionar a quienes la gente sabe porque el pueblo es sabio que no están haciendo porque deben para cumplir los objetivos revolucionarios. Hay quienes lamentablemente concentrar sus esfuerzos en destruir para sobresalir, yo prefiero construir para demostrar.

Las últimas elecciones deben ser una referencia concreta del trabajo que cada quien hizo en las distintas parroquias y municipio del estado Lara. La dirigencia cuyo compromiso es formar y organizar a la gente desde sus propias comunidades y garantizar de esta manera el respaldo definitivo para la victoria electoral en el movimiento revolucionario… Quienes cumplieron y quienes no… Cuál es la certera orientación que debe tomar el chavismo en Lara y cual sería su automático proceso degenerativo. Todo eso hay que analizarlo con precisión de relojero.

La definitiva consolidación de las barriadas de Juan de Villegas, la proyección de los trabajos en Unión y en la zona menos urbana de esa parroquia, tratar a tiempo los problemas de comunidades como la de Juárez cuya desatención ameritó un regaño público del comandante en jefe... Hay que recordar que Chávez no puede ser el alcalde de toda Venezuela. Los planes y estrategias para los servicios, la vialidad interna, el abastecimiento alimentario y el reemplazo de ranchos por viviendas dignas en los distintos puntos cardinales del estado creando con ello un estado multipolar donde el crecimiento urbano no se concentre nada más en la capital del municipio capital o en las capitales de los municipios foráneos sino que llegue a sus comunidades aledañas y eso deben entenderlo los ciudadanos de las ciudades. La nueva visión en la construcción del nuevo socialismo debe imponernos tareas urgentes que van desde la redistribución de las riquezas internas hasta la redistribución de los focos de atención.

El trabajo comienza y termina en el barrio, escuchando y constatando las necesidades y reforzando el liderazgo del dirigente de base que se esmera y da la cara directamente en la comunidad para hacer reconocer los grandes esfuerzos que desde arriba se gestan en la búsqueda de una mejor calidad de vida para todos, en medio de la lucha intestina contra la designación mediática y el sabotaje de las grandes corporaciones económicas. Un reconocimiento a ellos que día tras día escoltan y entregan su vida por este proceso.

Hasta la victoria siempre.

prensagobernacion@yahoo.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1432 veces.



Luis Jonás Reyes Flores


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor