(Nuevos Conceptos)

La ideología de la sencillez

Disculpas a Joslen, a El Chino y a mi hermano Alfredo, por acuñar el término que hoy desarrollan, era necesario.

El término ideología de la sencillez es un concepto propio del nuevo modelo ideológico que hoy se encuentran desarrollando algunos compañeros, entre ellos, los nombrados. Conceptos nuevos e innovadores que tratan de enseñarnos una medida de cómo debemos conducirnos hacia la formación y construcción del Socialismo del siglo XXI.

Cómo aglutinar el esfuerzo revolucionario que ha desplegado nuestro compañero Presidente en estructuras paralelas (Misiones) para optimizar la dinámica política, económica y social del país. La Misión Cristo, tímidamente nombrada por nuestro compañero Presidente en algunas de sus alocuciones, será la trinchera para el desarrollo de esa ideología y su praxis revolucionaria.

Entre tanto, a la espera del parto del PSUV (o como se le denomine) se depositan un cúmulo de esperanzas en materia organizacional, así como en el proceso y desarrollo de la nueva ideología que nos permitirá dirimir la batalla en el campo de las ideas. La formación es necesaria y nos permitirá engrandecernos en conciencia, o lo que ha llamado el compañero Fidel Castro, la siembra de la conciencia. Mientras esto ocurre, se ha generalizado un proceso autodidáctico en la sociedad venezolana, ávida y con hambre de formación en su contribución al camino de ese Socialismo que hoy nuestro Presidente denomina del siglo XXI.

Muchos compañeros esgrimen la particularidad del Marxismo-Leninismo como doctrina invariable y que deberá guiarnos en el plano ideológico, sin entender los cambios propios que en materia científica se viven hoy día. El dogmatismo los convierte en autómatas y los hace propensos a mantener un discurso estático en el tiempo, contrario a los principios básicos de la dialéctica. Es difícil, más no imposible, dirimir con estos compañeros, el contexto histórico en que se desarrolla el Marxismo y su posterior aplicación por Lenin. Conceptos que en la época parecían acabados, hoy cambian con el paso del tiempo.

Las aplicaciones propias del desarrollo y la evolución de las sociedades, vislumbran cambios que hacen necesario una revisión total en el campo de las ideas y del desarrollo dialéctico e histórico con bases a modelos pre-establecidos.

El pensamiento universal como fuente para el estudio nos da una perspectiva real, el Marxismo no escapa al estudio. El Marxismo como fuente científica, nos orienta el camino y nos permite entender teorías económicas en el desarrollo de un modelo económico propio, que evidentemente nos permitirá crear distancias entre lo ortodoxo y lo moderno, donde cohabitar con la propiedad privada y las diferentes formas de propiedad propuesta en la Reforma Constitucional, allanen el camino hacia ese modelo de país que consagre la mayor suma de felicidad posible al pueblo venezolano.

El poder popular como motor de la Revolución Bolivariana es el nuevo conductor de este proceso, particularizar a la clase obrera como fuerza única y protagonista propulsora de estos cambios, es un error.

Venezuela hoy es un laboratorio de ideas, renacen conceptos de espiritualidad, de humanismo y de justicia social.

La ideología de la sencillez, como su palabra lo indica, es sencilla de entender, sin una conceptualidad erudita, la comprensión en el pueblo la hace dinámica, nace de ese proceso autodidacta de cómo el pueblo percibe el desarrollo político, social y económico de la Venezuela revolucionaria, se apoya invariablemente en los principios e idearios del Padre de la Patria, Simón Bolívar, de Simón Rodríguez y Zamora (El árbol de las tres raíces). El nuevo modelo social de unidad cívico-militar, la nueva conformación territorial y la incipiente geometría del poder, el desarrollo científico y tecnológico como corriente que propende el bienestar y la soberanía de Venezuela, así como continental. Entendiendo al Marxismo-Leninismo como una corriente humanista, que busca el bienestar social y la mayor suma de felicidad del pueblo, la misma deberá asumirse como fuente ideológica que minará las bases de la Ideología de la Sencillez. El pensamiento Universal para la extracción del conocimiento, la espiritualidad como arma ideológica en el combate de personalismos, la solidaridad, el internacionalismo y la integración latinoamericana, así como la nueva Constitución Bolivariana como enlace entre el desarrollo teórico y pragmático de su aplicación, son las bases que enriquecerán nuestro nuevo modelo ideológico.

La ideología de la sencillez como instrumento teórico, garantizará la victoria en la vecina batalla que libraremos en el campo de las ideas, la siembra de conciencia nos aproximará hacia ese Socialismo que hoy hemos denominado Socialismo del Siglo XXI.

Todos a desarrollar, de manera conjunta, las bases y premisas de nuestra Ideología, la Ideología de la Sencillez Bolivariana.

Patria, Socialismo o Muerte…
Venceremos

http://chamosaurio.blogspot.com/
chamosaurio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3496 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a42878.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO