"Reforma, apertura, inversión y transferencia de tecnologías"

¿Qué significa el desarrollo nacional? La Historia nos lo enseña cuando la consultamos los diferentes procesos históricos del desarrollo estructural de una nación estudiada. No podemos negar que Grecia tuvo y sostuvo su desarrollo nacional durante un periodo histórico preciso; a este desarrollo lo sucedió el denominado, posteriormente, Imperio Romano no negando las influencias griegas que tendrían sus espacios en aquellos paradigmas de aquella Roma indetenible pero con sus sociedades que expresaban sus profundas diferencias intra-clases y los derechos naturales cuales en sus praxis se mostraban asimétricas. En el desarrollo de ese imperio, por asimetrías en la acumulación, el poder político se vería en la necesidad imperiosa de "entregar tierras" a aquellos sectores que mantenían en el tiempo aquel concepto de "Imperio Romano".

Sería la "tierra" el factor fundamental que impactaría al territorio de lo que denominamos como Europa durante aquel proceso en consecuencia de las expresiones en contradicción que sumió al Imperio romano cuando aquel conjunto conformado por el Poder y la Religión en crecimiento e impacto como ideología en el seno del Poder obligaría a la sociedad como un todo a conformarse en una conjunción de "pasado y presente" para poder estructurar una sociedad donde el poder seguía siendo la "tierra". Es decir, la "tierra" se expresaría como "acumulación originaria" de un futuro sistema socio-económico que denominamos como "capitalismo", claro, únicamente, para aquella geografía continental europea. Pero como "entremés" las realidades del comercio tanto intra-nación como el "comercio internacional" aún y cuando la "tierra" no sería desplazada haría su aparición dos realidades que tendrían sus calificaciones en el proceso de transformación tanto del Poder como de las sociedades continentales y las estructuras nacional-geográficas. La primera de las realidades serían las "Compañía de las Indias Orientales Holandesa" y la "Compañía de las Indias Orientales inglesa" dedicadas, ambas, al comercio internacional de productos de procedencia asiática. La segunda realidad serían las diferentes "ciudad-estados" que se expresaron, particularmente, en la península italiana en aquel exquisito Renacimiento. Ambas realidades, curiosamente, acumularían ganancias gracias a las importaciones y ventas en bolsas improvisadas de productos agrícolas y textiles aún cuando no sustentarían sus poderes fácticos en la "propiedad de la tierra" continental europea. Es decir, la "tierra" ha sido, históricamente, un factor socio-económico y de Poder en el continente europeo.

Cuando analizamos la "tierra" en el continente asiático, por defecto intelectual, nos atrevemos, solamente, mencionar, aquella realidad no desarrollada por Karl Marx denominada, conceptualmente, como "modo de producción asiático". En Asia el tema de la "tierra" ha sido y sigue siendo un factor real de poder social y económico. Por ejemplo, tanto en Japón como en Taiwan la realidad de la "tierra" ha permitido cambios fundamentales en el Estado de cada uno de los países en mención. En Japón durante la "Restauración Meiji" y en Taiwan durante el asentamiento de la República de China en Taiwan cuando su presidente era el General Chiang kaishek. Pero no podemos olvidar las realidades objetivas que la "tierra" ha tenido y sigue teniendo en países como China, Vietnam, Tailandia, India, Bangladesh, Filipinas, solo por mencionar como referencia. Casos diferentes por razones de la expansión del Imperialismo británico son Singapur y Hongkong aunque no descartamos el "valor de la tierra" pero "urbana".

En ese orden de desarrollo debemos informar, por rigor de conocimiento, que durante la "Revolución Cultural" se expresaría un fenómeno muy importante que impactó a las sociedades urbanas y, concretamente, a la intelectualidad china. Ponemos un ejemplo que nos sería comunicado. La sobrina del Primer Ministro y Canciller, Zhou Enlai, sería enviada a una comuna en alguna provincia al sur de Beijing para su re-educación revolucionaria gracias a la decisión de la esposa de Mao Zedong y su "Banda de los 4". Pero es obligante exponer como así nos lo comunicaron que la presencia de "citadinos" en predios campesinos ocasionaría un impacto sicológico en las comunidades comunales campesinas lo que obligaría a Zhou Enlai a enviar equipos de seguridad para preservar la integridad de aquella joven y sus acompañantes. Es decir, sociológicamente, la siquis del campesino no alienado, generalmente, no lo están, tiende a proteger "sus predios", es decir, "su teluridad", como sucedería durante la Colonia en la Región de Los Llanos, a pesar de los diferentes slogans, dictados socio-ideológico-políticos adversos hacia sus mentalidades con las consecuentes intenciones de alienar a esos factores sociales en perfecta comunión con la tierra.

Frente a esa repetida realidad, Deng Xiaoping objetivó aquellos escenarios con la finalidad de "rescatar, resolver y reactivar" a la sociedad campesina china en el marco del lanzamiento de la política de "reforma y apertura". Es decir, la "política de la reforma" significaba la necesidad de cubrir las necesidades básicas familiares en las zonas urbanas de productos provenientes de la producción agrícola del campo; pero Deng Xiaoping conocía el adverso impacto que habían causado las políticas equivocadas en sus praxis de la "comuna campesina" a lo largo y ancho del territorio chino. Es decir, el campesino quien "habría probado" los desajustes producidos por aquellas políticas de "caos y anarquía" tenía que tener un estímulo real y objetivo socio-económico para su reincorporación al trabajo, cultivo y producción agrícola y agro-pecuaria ajena a los paradigmas comunales impuestos. Para ello permitiría en el marco de la "reforma" propuesta por el PCCh la venta directa de los productos del agro a las sociedades urbanas y, al tiempo, permitir "el ahorro" que se transformaría en "acumulación" como estímulo familiar ello sin tener que "discutir sobre la propiedad de la tierra sino de su repartición inteligente y equitativa a nivel familiar".

Los ahorros y la acumulación permitirían al gobierno central las correspondientes inversiones en los sectores industriales cónsonos con el consumo en demanda del campesinado chino. Pero era necesario alcanzar elevar un desarrollo superior en el modelo de la estructura económica marxista en el agro y para ello permitió la instalación de "fabricas locales" de productos de consumo masivo de regular a baja calidad pero de alta demanda nacional e internacional gracias a la oferta internacional de los precios FOB. Es decir, los niveles de acumulación real obtenidos por el Estado chino se verían sustancialmente aumentados gracias a aquel diseño de política estructural de la economía china con, además, sus impactos en la realidad sico-social del campesinado y sectores urbanos chinos. Frente a aquella realidad, el Estado chino se tendría que verse en la necesidad de asumir las consecuencias reales de la praxis de aquella política de "reforma". Una de las consecuencias directas sería el impacto en la "mano de obra campesina" cual por sus características en "ocupación temporal de siembra y cosecha" mantenía un "colchón de oferta de mano de obra" que tenía que se ocupada laboralmente ya que esa mano de obra quedaba "libre y expuesta" a realidades que se podrían tornarse en acciones y actitudes contra-revolucionarias. Es por ello que al tiempo que se desarrollaban las políticas de "reforma" entre el campesinado y el agro era de evidente y demostrable necesidad aprovechar aquella "masa campesina en desocupación temporal" a ser incorporada en industrias y fábricas en aquellas "zonas económicas especiales" dedicadas, fundamentalmente, a la producción industrial para la exportación. Es decir, el gobierno central y provincial chino buscaban un equilibrio entre la relación "masa-costo-oferta-demanda" en revolución socialista con características chinas.

Es evidente que uno de los impactos sociológicos de la política de "reforma" sería y aún lo sigue siendo la migración interna del sector campesino hacia las zonas industriales y urbanas. Por ejemplo, se calculaba que para la década de los años 90 la "población flotante" campesina alcanzaba la modesta cifra de unos 200 millones de personas (probable que las cifras oficiales sean la de unos 150 millones de personas). Uno de los escenarios más curiosos que permitían y aún se pueden observar como base de análisis sociológico con impacto político-económico es cuando, por ejemplo, la durante la "Fiesta de la Primavera" cual significa e implica la fiesta de la reunión familiar la masa humana se traslada a sus lugares de origen provincial. Durante esta fiesta, a título de ejemplo, solamente en la estación central de Beijing se pueden movilizar por tren, diariamente, la cifra de un poco más de "un millón de personas" hacia sus lugares de origen. Es decir, el desarrollo de la política de "reforma" impulsada por Deng Xiaoping ha tenido un importante impacto en toda la sociedad china, por decir, lo simple.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1055 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a197994.htmlCd0NV CAC = Y co = US