De la Izquierda al Centro solo le queda un pasito, para llegar a la Derecha

"Por su obra lo conoceréis" dice la Biblia. El Capitalismo es un modo de producción destructivo, depredador, guerrerista, asesino, explotador, alienador, enajenante, capaz de cualquier infierno. Por ser una  creación humana, el capitalismo, está   condenado a desaparecer. No morirá por vejez, o por  el falso evolucionismo socialdemócrata, morirá   por la acción valiente y organizada de los explotados del mundo.

El sistema capitalista nace en Europa en el   S XVI. El colonialismo europeo sobre Asia, África y América, le dio el impulso vital. A las colonias se les impuso la tarea, de ser productoras dematerias primas y mano de obra baratas, e  importadoras de productos elaborados en las metrópolis. Las colonias,  financiaron el desarrollo del capitalismo central, a expensas de suempobrecimiento.  "No hay países pobres sino empobrecidos".

El  capitalismo, está montado sobre  contradicciones solubles e insolubles.  En las metrópolis, la explotación del naciente proletariado, produjo tensiones sociales.   Inicialmente los trabajadores no comprendían el metabolismo del capital, y señalaban  a las máquinas, como culpables de sus desgracias. Sus luchas, los condujeron a la necesidad de crear la organización política.  El marxismo alumbró el camino de los trabajadores. Señaló, que primero  había que conocer la realidad concreta, para poder transformarla. Esta tarea   transformadora revolucionaria, se la asignó a la clase trabajadora explotada (sin teoría revolucionaria no hay revolución. Lenin). Planteó  la necesidad de   eliminar la propiedad privada, madre de todos los problemas. La eliminación del Estado burgués, que solo defiende los intereses de la burguesía. La desaparición de  la plusvalía, donde se produce la explotación de la fuerza de trabajo.  Eliminación del salario que constituye la cárcel del trabajador. Debelar  el metabolismo del capitalismo es muy complejo, pues está protegido por la acción permanente de la alienación, enajenación e ideologización de los seres humanos. La ideología oculta la realidad y reproduce las condiciones ideales del sistema. Para conquistar estos logros, el camino señalado por Marx fue el de la lucha de clases.

Por estos años (XIX)  en Europa, en el seno de la clase explotada, fueron apareciendo diversas interpretaciones y corrientes políticas,  que querellaban contra  el sistema capitalista.  El anarquismo quería la revolución  ya.  La Socialdemocracia,  proponía un  término medio, una vía reformista, con modalidades graduales, pacíficas, que incorporaran las partes en conflicto, (Verbo y gracia los actuales DIALOGOS EN MIRAFLORES) esto es capital y trabajo. Diálogos  entre capital y trabajo y no lucha de clases. Promueven un  estado de bienestar general.(trampa ilusoria). Usaron categorias ya manifiestas como: dignidad, justicia social, democracia ciudadana, vía pacífica, solidaridad, progreso, desarrollo, civilización, paz social, industrialización, era  puro contrabando ideológico.  Eduardo Bernstein, K Kautsky y Jean Jures, fueron entre otros, los principales protagonistas defensores de la vía pacífica, reformista, conciliadora, parlamentarista, sustentadora del Estado burgués, impulsores del economicismo en el seno de la clase obrera, y el permanente dialogo  con los dueños del capital. Bernstein fue el más aguerrido defensor de esta tesis pérfida conciliadora.  Rosa Luxemburgo, la titánica, la iconoclasta,  la altiva, la gigante revolucionaria, los  tildaba de traidores: "Socialismo o barbarie". Pago con su vida su hidalguía.

Para Bernstein, fundador del Partido Socialdemócrata de Alemania,  Marx estaba obsoleto. Afirmaba este traidor,  que  no había  condicione objetivas y subjetivas para la revolución socialista, había que esperarlas. Opinó, que  el capital no se concentraría, por el contrario, vendría "un capitalismo social" (nos recuerda a la Malinche venezolana).  La depauperización de la clase trabajadora anunciada por Marx, no era cierta, pues para Bernstein la clase trabajadora vivía y viviría mejor, en un "estado de bienestar" general. Para estos socialdemócratas, la vía electoral era importante y única,  para llevar  a la representación popular, a cargos deliberantes, y desde allí, proponer reformas para avanzar lentamente. Incluso, llegó a declararle  la muerte AL MANIFIESTO COMUNISTA.

En 1864, se crea la I Internacional. En 1869, se funda el Partido Socialdemócrata de Alemania. En 1892, el de Polonia, en 1893, el de Rumania, 1894 el de Holanda, en 1893 el  de Argentina en 1898,  el de Rusia y el de Suecia en 1889. Fueron los pioneros.

En los espacios de la socialdemocracia reformista, cabe LA TERCERA VIA  o  EL CENTRO IZQUIERDO. Dirán estos pillos de cuatro suelas: Nada de extremos, ni derechas ni izquierdas, el camino es CENTRO IZQUIERDA.  Esto es, "poner la luces  del carro a la izquierda, pero cruzar a la derecha". En términos nuestros muy criollos: conciliar el capital, con el trabajo. Engañan cuando afirman que  la justicia vendrá luego,  el progreso y el desarrollo es para mañana, la paz laboral,  es el camino a la paz social: el "orden y al progreso", es el camino de la concordia social. Son contrarrevolucionarios, lobos feroces agazapados con ropajes revolucionarios desteñidos. Conciliación y no lucha de clases es la propuesta socialdemócrata.

Si no tuviéramos hoy el pensamiento marxista, ¿cómo  entenderíamos  la profunda crisis estructural  del sistema capitalista? ¿Qué le opondríamos los revolucionarios a este modelo salvaje, que aún nos tiene en "la prehistoria"?. El capitalismo sabe ocultar su ferocidad. Nos muestra su fachada elaborada y reelabora según sus intereses.  Nos esconde su interioridad, donde ocurren las grandes miserias de sus  contradicciones sociales, particularmente en el proceso de la  producción. La clase trabajadora explotada no solo produce bienes para el mercado,  también reproduce su propia vida miserable, y reproduce los valores de la sociedad que lo oprimen.

Como la ideología es "falsa conciencia", la cultura capitalista,  esta penetrada por esta falsa conciencia. El capital no solo controla al mercado, también tiene que controlar a las personas. Certeza la de Samir Amin, cuando dice que "la cultura es el modo de organización de la utilización de los valores de uso".  Es aquí donde ocurre la mayor dinámica social, de las contradicciones de clase. Pero el capitalismo no solo se mueve en los valores de uso, también penetra y en profundidad,  los valores de cambio. Desde estos espacios, anestesia la conciencia social. En el capitalismo, nada escapa a la sospecha de ser ideología o "falsa conciencia".  

El conquistador español creó, una cultura, para liquidar a la existente e imponer la suya dominante. El capitalismo repite la tarea hoy neocolonial. La liberación de los pueblos implica la gigantesca tarea de construir una cultura revolucionaria, irreverente, iconoclasta, insumisa, colectiva, expresión y defensa de los más auténticos sentimientos humanos. "Creo en los poderes creadores del pueblo"( Nazoa).

El marxismo no es una iglesia, no es un dogma, no es un manual, no es una visión cerrada de la historia, no es un catecismo, no es un destino, no es una casualidad,  no es una práctica mecánica, no es una fe, no es infalible, no es una ciencia, no es una repetición de frases o pensamientos.  Los pensadores marxistas no son dioses. Son de carne y hueso como usted y yo.

Por no ser un pensamiento congelado, detenido, endiosado, es que el marxismo ha venido superándose, rejuveneciendo,  con los novedosos aportes de muchos marxistas. Desde la derecha verdadera y desde la derecha que imita a la verdadera, han venido y vendrán ataques descalificadores, pretendiendo acabar con el marxismo. Los peligrosos son los que tenemos adentro que se mimetizan, se disfrazas,  saben fingir. El marxismo es una herramienta teórica y práctica, (las dos son morochas) en permanente rejuvenecimiento. Su  propósito es dotar a la clase trabajadora explotada, de una potente luz que ilumine sus tinieblas y aclare sus confusiones.

Algunos socialdemócratas reformistas, llegan a tal inmoralidad, que se hacen mercenarios. Son peores que algunos corruptos. Hagamos unas  comparaciones y contraposiciones entre la teoría y práctica  marxista y la opuesta  socialdemócrata. ¿Por qué no se inscriben ya en Acción Democrática?

1) "la violencia es la partera de la historia". (Engels). Cada clase tiene intereses particulares que defender.  Para los socialdemócratas,  la  violencia social y política,  es innecesaria, es preferible el dialogo que lleva a la paz laboral y social.  Para conjurar las desigualdades, están las leyes burguesas.  

2) Para los marxistas, no siempre han existido las clases sociales, son ellas el producto del desarrollo histórico  de las contradicciones las sociedades. Para los socialdemócratas,  las diferencias son inevitables y naturales. El marxismo propone la eliminación del Estado burgués, la socialdemocracia propone  su perfeccionamiento. La propiedad es la causa de los mayores males, para los socialdemócratas,  para los socialdemócratas, el trabajo humano crea bienestar social.  Para el marxismo la vía es la revolución, para la socialdemocracia, la evolución.

3) El marxismo es  amor por el prójimo y por la naturaleza. La revolución no saldrá de ninguna institución del Estado burgués. Tampoco saldrá de allí, El Poder Popular. El Estado liberal burgués,  es enemigo histórico de la clase trabajadora. "No podemos  sentarnos en la puerta de nuestras casas a ver pasar el cadáver del imperialismo" (Fidel). Para los reformistas, competir es lo que hace grande a las sociedades. Afirman, que las leyes del mercado, deben ser las leyes de la sociedad. Reducir el Estado y dejarle la economía a la burguesía. Las materias primas se necesitan, hay que extraerlas y punto. Son lacayos de la burguesía.

4) Nacemos  profundamente  humanos, pero el sistema capitalista, nos devora todo este humanismo,  y en su lugar, se va construyendo un ser egoísta, utilitario, pragmático, mezquino, individualista, con enormes dificultades para ser solidario, intolerante, con carencias afectivas,consumistas  patológicos,  desconocedores de su propia esencia humana. Es  la persona ideal para el mercado capitalista.

5) Para  el marxismo la convivencia es el mayor propósito revolucionario. Para los socialdemócratas la competencia es mejor. "El hombre lobo del hombre". 

6) La ética revolucionaria, la moral revolucionaria, es en todo y por todo opuesta a la ética y a la moral burguesa. Los reformistas, argumenta razones de Estado para traición.

7) La política es participación de las personas,  en los asuntos públicos. En  lo público nos, unimos,  en lo privado nos dividimos y enfrentamos. La política para los socialdemócratas  no es tan necesaria. La cuestión del Estado es gerencial, no política. Las transformaciones las harán las ciencias, con sus técnicas, con su producción de bienes materiales y culturales, con su obsolesencia inducida de mercancías y tecnología. Saben que si el capital no revoluciona su ciencia y  su tecnología, perece. Un trabajador despolitizado, dócil, respetuoso  de las normas del mercado, es el ciudadano ideal,  el buen ejemplo para los Socialdemócratas.

8) El marxismo  enseña que la revolución es permanente.  La vía de la lucha de clases es inevitable. El reformismo socialdemócrata, llama a la conciliación, a los acuerdos, a la convivencia  entre opuestos: Capital-Trabajo  

9) La revolución es continental (la patria grande),  y será mundial enseña el marxismo. Los socialdemócratas  afirman: nada de revoluciones continentales. Cada país construirá su realidad. Los gobiernos de los países deben conciliar intereses.

10) El marxismo denuncia y se opone a las inversiones capitalistas,  que explotan, controlan y someten a los pueblos. Es mutilación  de la soberanía. Los socialdemócratas, dicen: bienvenida las inversiones foráneas, ellas generan trabajo, bienestar y riqueza. "LOS BUITRES" DE LONDRES Y NUEVA YORK, PRONTO REVOLOTEARAN SOBRE PDVSA Y OTRAS EMPRESAS ESTRATEGICAS NACIONALES. Que el diablo nos agarre confesados. "Huele a azufre".

Se trata de posturas teóricas y prácticas,  sobre el cómo hacer la revolución. Lo táctico y lo estratégico es el centro del debate. "Aprender  quiere decir unirse a las cosas y sentir la íntima naturaleza de las cosas". Gustavo Pereira.

En más de treinta países, la clase trabajadora ha intenta revoluciones, y allí los reformistas socialdemócratas, desde adentro,  se han encargado de destruirlas. Quien lo dude miren lo que está pasando hoy en Europa y lo que ha pasado en África, América y Asia. "Para venderle el alma al diablo no hace falta sino voluntad reprimida". Gustavo Pereira. Pitiyanquis, "programáticos" "grupo francés" reformistas, traidores, SON LOS MISMOS.

NOS VEREMOS TODOS LOS SABADOS Y DOMINGOS POR ESTE MEDIO.

*HISTORIADOR  Y  PROFESOR UNIVERSITARIO.

jesusm_vivas@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2085 veces.



Jesús M Vivas

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: